Archivo de la categoría: 2010

Navidad 2010

El frío ha sido protagonista en los días de Nochebuena y Navidad, con un hielo general y aire helado que cortaba la respiración, aunque el sol haya querido salir a intentar calentar el gélido ambiente. Navidad sin nieve, pero con viento congelado, si bien las gargantas de 300 valientes han desafiado el “matacabras” serrano para cantar villancicos de madrugada en San Julián “El Tranquilo”, tras asistir a la misa del Gallo. Muchos bemoles y no sólo para cantar…

Seguir leyendo Navidad 2010

Ordenación

¿Y usted cuándo cantó misa, don José María?, le preguntarán dentro de unos años al misacantano Chema, recién ordenado. Y éste responderá: “El 19 de diciembre de 2010, para mas señas, el día en que el AVE llegó por primera vez a Cuenca con viajeros”. Las fechas se miden por acontecimientos, y la llegada de la alta velocidad a Cuenca forma parte ya de la historia de la ciudad. Acontecimiento para coleccionistas. Como también es un acontecimiento familiar que un hijo sea ordenado sacerdote. De niño me explicaron que los sacerdotes se casaban con Dios, cuando en una ocasión acudí al entonces Seminario de San Pablo para atarle las manos a un seminarista, al que iba a ordenar sacerdote el obispo Inocencio Rodríguez  junto a otra media docena de curillas, en aquel Seminario de Paúles que hoy es Parador de Turismo de los mejores de España. Seguir leyendo Ordenación

Bondad personificada

Eduardo de la Rica Luis era la bondad personificada, el poeta de la divina sencillez. No le gustaban los protagonismos que le podían llevar a la fama por sus dotes literarias. Conocí a Eduardo de la Rica como funcionario en su despacho de la Delegación de Hacienda, en mi etapa juvenil en la Imprenta de la Diputación cuando le llevaba el Boletín Oficial de la Provincia, que hojeaba despaciosamente como si fuese a encontrar algún verso entre los edictos….

Seguir leyendo Bondad personificada

Rehielo general

La nieve, el frío y el rehielo con sol de mediodía, han cobrado protagonismo en estos primeros días de diciembre, en esta Cuenca que ya luce galas navideñas con su colorista iluminación de las dos calles céntricas y el gigantesco Belén napolitano instalado en la Diputación, este año arropado en los nevados jardines con la  espectacular exposición fotográfica “Imágenes de un siglo de España” de la agencia Efe. Con este tiempo invernal de un otoño que cuenta el final de sus días para dar paso al invierno estacional,  con la Navidad, la lotería y este año el AVE, la ciudad de Cuenca vive el “puente” o “acueducto” festivo de la Constitución y la Inmaculada, con menos visitantes que otros años. Quizá el sector hostelero esté casi al cien por cien, pero en el Casco Histórico no estamos notando el gentío de otras ocasiones, que llenaba calles y plazoletas.

Seguir leyendo Rehielo general

Zapato veloz

“Grande y bello ha de ser el porvenir de Cuenca, cuando la rápida y directa comunicación entre Madrid y Valencia, haga la presentación de Cuenca al resto de la Península en general, y a los habitantes de Madrid en particular. Los productos conquenses tendrán fácil traslación a los mercados, esta ciudad será al mismo tiempo que refugio de amantes del arte y del pasado, que harán un alto en la vida de la capital para acogerse al encanto de la ciudad añosa, una admirable estación de placer donde acudirán a instalarse durante los rigores estivales cuantos huyan de los secos ardores madrileños y de los calores húmedos de la riente ciudad mediterránea”. Estas palabras del escritor y periodista Pedro de Répide, cronista oficial de Madrid, pronunciadas en Cuenca en septiembre de 1911, cobran plena actualidad con la inminente llegada del tren de alta velocidad Madrid-Valencia, y sobre todo tras los discursos que pudimos escuchar el pasado martes, 25 de noviembre, con ocasión de la presentación de la Estación “Fernando Zóbel”, construida en un año, que causó un gran impacto en quienes la visitaron.

Seguir leyendo Zapato veloz

Natalia Mateo

Estos días en los que Cuenca será escenario del Festival Mujeres en Dirección, en su quinta edición, el nombre de una actriz conquense, como Natalia Mateo, brilla con luz propia en el panorama del cine español, que se va renovando con el relevo generacional, aunque ya se sabe que para los actores y actrices la edad no cuenta, y bien cerca tenemos aún el recuerdo de Manuel Aleixandre, con tantos registros de personajes secundarios, que era todo un actor consagrado, o el recuerdo que será imperecedero del director Luis García-Berlanga, capaz de haber logrado con su cine que en el habla popular se resuma como frase habitual, ante un hecho pintoresco de la vida cotidiana, que “esto es de Berlanga”. No abunda en la lista de conquenses que saltaron a la fama como escritores, poetas, cantantes, músicos, compositores, en fin, del arte de la creatividad, el número de actores o actrices de cine y televisión. Seguir leyendo Natalia Mateo

Convencional esperanza

No cabe duda de que el tren forma parte de la vida diaria de una ciudad como Cuenca que, para más inri, quedó dividida por un mal desarrollo urbanístico al que en su tiempo no se buscaron las soluciones adecuadas para que la línea de ferrocarril interrumpiese lo menos posible la circulación de vehículos, problema que se aminoró, claro, cuando se suprimieron varios servicios de trenes, pues época hubo, y no tan lejana, en la que Cuenca llegó a tener entre 16 y 17 servicios diarios entre talgos, ferrobuses y ómnibus, todos ellos con parada, y con los talgos llegando a Madrid, Valencia, Castellón y Barcelona, hace “sólo” treinta y cinco años. Seguir leyendo Convencional esperanza

Colas para el Arte

El pasado 31 de octubre pude visitar el Museo del Prado durante dos horas, que no son nada para todo lo que se puede ver en una de las mejores pinacotecas del mundo. Dos horas para poder ver las salas del Greco, Murillo, Velázquez (con el cuadro de los santos ermitaños San Antonio y San Pablo, cuyo paisaje nos recuerda a la Hoz del Huécar), Goya, Ribera, Tiziano, Rembrandt, y de manera especial la Exposición “Pasión por Renoir” que llevaba pocos días inaugurada. Las largas colas que rodeaban al Museo, desde el Jardín Botánico hasta el edificio de Jerónimos, nos hicieron denotar la paciente espera de quienes están acostumbrados a permanecer algunas horas en fila para poder contemplar aquello que le atrae.

Seguir leyendo Colas para el Arte

Presentes siempre

“Este no es un cementerio como los demás. Te entierran aquí y te diviertes”. Creí no haber oído bien, pero la señora Antonia repitió:”Y te diviertes”. Estábamos en la ermita de San Isidro Labrador, que se encuentra a un kilómetro aproximadamente del Castillo, en la parte más alta de Cuenca, tomando la carretera que va al pueblo de Buenache, sobre un cerro que domina la hoz del Júcar y la ciudad encastillada. La visión, desde aquí, es soberbia. Sigue siendo bellísimo este paisaje a pesar del desgaste retórico que ha sufrido en manos de modernos cantores de Cuenca, como Federico Muelas, con frases tales como:”Alocada, la ciudad que dos ríos ciñen, trepa, se empina, pretende para huir del brillante cerco una imposible fuga vertical. Sus casas son como hiedra pegada a la roca. La imagen hace el milagro: la ciudad, alzada de puntillas, al reflejarse en el río queda montada al aire”. Seguir leyendo Presentes siempre

Brillo otoñal

El soleado fin de semana de frío amanecer ofrece la bella estampa otoñal de Cuenca con la diversidad colorista del paisaje en sus Hoces del Júcar y del Huécar, en una arrebatadora tonalidad de verde dorado y amarillo-oro viejo esplendoroso de las hojas que muestran todo su esplendor natural antes de la caída, para terminar como juguete del viento delante de un escoba. En el otoño, la pasión por el paisaje se desborda en una explosión de luz y color. Deslumbra Cuenca estos días otoñales. Seguir leyendo Brillo otoñal