Archivo de la categoría: El Tin-Tan de Mangana

Silencio nocturno de siglos en el Casco Antiguo

 

Quienes vivimos en el Casco Antiguo notamos en esta primera semana de octubre una paz y una quietud fuera de lo normal, entre el horario vespertino y nocturno, debido al silencio que se respira y se percibe. Ni un ruido. No se escucha ni el reloj de Mangana porque lleva mudo demasiados meses y en paro. Parece que se ha parado el tiempo en la Cuenca Alta en las horas de la noche en la que ni siquiera se escucha el maullar de los gatos, porque ya parece que no quedan desde que murió Goñi, que los pintaba en los tejados. Bux coloca algunos gatos en sus piezas de barro bañado en el Moscas. Si fuese verano se escucharían los grillos y el bla, bla, bla de las terrazas. No se oye ni el ulular del viento, pues ha llovido en la tarde y el aire está calmado. ¿A qué se debe este silencio en el Casco, que nos traslada a cien años atrás cuando no había coches y sólo se escuchaban los rebuznos de los borricos que se asomaban a los rascacielos de San Martín para que Pío Baroja se rascase la cabeza y escribiese que había visto a un asno en el ventanal del quinto piso? Parece un silencio de siglos. Seguir leyendo Silencio nocturno de siglos en el Casco Antiguo

El calendario auna tradiciones

Las tradiciones coinciden en una sola fecha, en este último domingo de junio, día 29, festividad de San Pedro, que antaño era festivo. Era como el inicio de las fiestas del verano, con sus meriendas y romerías, pues luego en julio también venían como “día de rojo encarnado”  como festivo, pero sin fiesta de guardar, el día 18, con su paga extraordinaria, y el día 25, fiesta de Santiago Apóstol, “patrón de las Españas”, nos decían a los mozalbetes. Luego llegaba la Virgen de Agosto, a mitad de mes, y tras los cuatro días de rojo en el calendario se celebraban las fiestas de San Julián, que por entonces eran a primeros de septiembre, y luego la vaquilla de San Mateo, con su fiesta grande el día 21, con la Vaquilla, los mozos corriendo con sus monos de trabajo y un “judas” de trapo al que embestía la vaca enmaromada. Los chiquillos llamábamos soga a la maroma. Seguir leyendo El calendario auna tradiciones

El burro de Rochano (o el burro que vio Baroja asomado en la quinta planta)

Fernando Rochano y su Platero.

No sabemos si el borrico que ayer recorría el Casco Antiguo de Cuenca, llevado por Fernando “El Rochano”, con un ramal, causó mayor perplejidad a los vecinos y turistas que el burro que vio Pío Baroja asomado a la quinta plaza de los rascacielos de San Martín, en sus paseos por la ciudad que descubrió y en la que estuvo dos semanas, pues como bien escribía Carlos de la Rica en la revista Cuenca, “don Pío no es un casual y visitante, a Cuenca llega por escribir un relato; recorre la ciudad y penetra en sus portales, se monta –como se debe—escenarios de excepción en los rellanos de las escaleras, al vuelo de los extraños, rarísimos, esperpénticos portales, donde no se sabe qué admirar más, si la extravagante arquitectura o su intenso esoterismo”. Seguir leyendo El burro de Rochano (o el burro que vio Baroja asomado en la quinta planta)

Sinfonia del bravo rumor del Júcar

Júcar y Huécar se juntan en el Remedio, y Cuenca en medio”, recitaba Pedro de Lorenzo en uno de sus cantos a la ciudad en la serie televisiva de “Los ríos”. La sinfonía del agua se hace realidad en estos últimos días del invierno, antesala de la incipiente primavera que se percibe en los primeros días de marzo. Días de relente madrugador y de sol de mediodía. Días para ver correr el agua de nuestros ríos, escuchar su sinfonía por el Paseo más directo que nos lleva casi a tocar sus agua, el Paseo del Júcar, descendiendo por las escalinatas de acceso desde el Puente de la Trinidad. Seguir leyendo Sinfonia del bravo rumor del Júcar

Cambio de mes, que no del tiempo

La Plaza Mayor el sábado 1 de marzo a media mañana. Lluvia y frío.

Febrerillo el loco, un día peor que otro, se fue con “cara de Semana Santa y hechos de carnaval”, que decía la madre de mi buen amigo Juan, cuando no le gustaba el comportamiento de algún sujeto de poco fiar. Se fue febrero con frío, aguanieve y ventarrón, como dándole más alas al largo invierno, pues por la Candelaria no ploró y por tanto la primavera meteorológica aún no asoma en lontananza en los primeros días de marzo, que enlazó con febrero con lluvias buenas para el campo, y viento molesto, que estropearon el fin de semana, largo para los andaluces que festejaron su Día el viernes 28, último día de febrero. Seguir leyendo Cambio de mes, que no del tiempo

Las últimas milhojas de Lerma

Las milhojas de Lerma eran su seña de identidad. Foto: Josevi

LA CONFITERÍA Y PASTELERÍA «LERMA» HA CERRADO TRAS 87 AÑOS DE HISTORIA

“Tortas de la Candelaria por encargo”. Así rezaba un cartelito de la Confitería y Pastelería Lerma, Casa fundada en 1927, y situada en la calle de Fray Luis de León, más conocida como calle del Agua, en el último día de apertura al público. Este domingo 2 de febrero de 2014, día de la Candelaria,  la confitería  abría por última vez sus puertas, tras 87 años de historia. Por mor de una enfermedad, los responsables de la pastelería echaban el cierre en las últimas horas de la tarde de un domingo frío, sin plorar agua pese a ser la Candelaria. En los expositores ya no quedaban milhojas, famosas de Lerma, ni mojicones, agotados en las primeras horas de la tardes. Con el cierre de la pastelería Lerma se acaba un ciclo histórico de un lugar dulce y entrañable de Cuenca. Seguir leyendo Las últimas milhojas de Lerma

La cuesta de enero termina en San Julián «El Tranquilo»

Ermita de San Julián «El Tranquilo». Los madrugadores realizan los preparativos.

“Por San Julián de enero se hiela el agua en el puchero”, reza el aforismo popular, y este martes 28 de enero de 2014 el refrán ha estado vigente porque el frío con amenaza de fina lluvia y nevada en el horizonte, se ha dejado notar, aunque ello no ha sido óbice para que las gentes de Cuenca hayan celebrado a San Julián a su manera, con visitas desde primeras horas a la armita de “El Tranquilo”, donde durante toda la jornada, hasta mediada la tarde, miles de personas han pasado –subido—por allí. Los 9.000 panecillos preparados se agotaron en pocas horas. Seguir leyendo La cuesta de enero termina en San Julián «El Tranquilo»

Feliz 2014 y… manos a la obra

Feliz Año 2014 desde la Plaza Mayor de Cuenca con su Catedral, Ayuntamiento y sus fachadas de vivos colores. Foto: Herminio Tribaldos.

Con estas imágenes de Cuenca, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, damos la bienvenida al Nuevo Año 2014, con el deseo de que se cumplan los mejores deseos de cada uno, pero que sobre todo sea el año que acabe con la crisis que venimos padeciendo desde hace más de un lustro. Son tiempos de una solidaridad que nunca debe faltar y de aunar esfuerzos entre todos. El 2014 llega para Cuenca con la esperanza de que se dejen a un lado los enfrentamientos políticos y remar en la misma dirección, pues la ciudad y la provincia quieren lograr sus obejtivos de dinamización y progreso  para salir de la atonía actual y de poder frenar su despoblamiento. Trabajo, trabajo y trabajo son los tres pilares más importantes de cara a su futuro. Seguir leyendo Feliz 2014 y… manos a la obra

Frío entre pucheros

“Hace un frío que pela”. La frase se repite una y otra vez en el último fin de semana de noviembre, porque el próximo será a caballo de dos meses, entre el sábado 30 de San Andrés y el domingo 1 de diciembre. Hace frío, porque como ya comentamos en anterior artículo el invierno se ha adelantado en un mes. Los termómetros han llegado al bajo cero y el frío nocturno se deja notar con ese aire del “matacabras” serrano que hiela los huesos. La bajada de las temperaturas hace que también baje el número de visitantes, aunque aun se dejan ver grupos de turistas bien abrigados atendiendo las explicaciones de los guías. Seguir leyendo Frío entre pucheros

Anuales gachas de Santa Cecilia en la Hoz de los Barambio

La festividad de Santa Cecilia vuelve a reunir, en la huerta de “los Barambio” de la Hoz del Huécar, bajo el recuerdo perenne del músico Ismael Martínez Barambio, a músicos y gentes de la intelectualidad, incluidos políticos, artistas, empresarios, emprendedores y amigos, sobre todo amigos, de la familia Martínez Barambio. Arturo, en nombre de la saga familiar, recibe cada 22 de noviembre en esa casa-huerta de la Hoz a decenas de personas que van a compartir las “gachas de Santa Cecilia” en este 22 de noviembre de 2013, viernes y fresquito, con temperatura de cero grados en la madrugada y casi el mediodía, con el sol escondido entre las rocas como si también tuviera frío. Seguir leyendo Anuales gachas de Santa Cecilia en la Hoz de los Barambio