I Jornadas de los Aficionados del Toro Villa de Iniesta

Iniesta rezuma sabor taurino, quizá por esa cercanía a Albacete donde el mundo del toro cobra gran protagonismo. Quizá sea una de las poblaciones que debería tener, entre sus variados viñedos, la figura del toro de Osborne que se alza airosa en tantas zonas de nuestro país. Es la tierra de Manuel Jiménez “Chicuelo II”, el torero conquense de mayor proyección de la provincia, que fue número uno del escalafón en la temporada de 1955, con éxitos importantes en Las Ventas, la primera plaza del mundo. En Iniesta existe, desde hace tiempo, una Peña Taurina que organiza incluso los festejos de feria, con más de 800 socios, y desde hace unos meses se ha creado la Asociación Cultural Taurina “Aficionados de Toro Villa de Iniesta”, que cuenta ya con 230 asociados y que acaba de celebrar sus I Jornadas Culturales, en torno a la figura de Chicuelo II, con ocasión del cincuentenario de su muerte, ocurrida el 21 de enero de 1960, en accidente de aviación en Jamaica, cuando hacía “las Américas” y se disponía a preparar su temporada en España.

De gran éxito se pueden calificar estas jornadas que ha llevado a cabo el equipo directivo que encabeza Miguel Ángel Pardo, con un excelente grupo de colaboradores. Se habló largo y tendido, durante más de dos horas, de Chicuelo II en el Auditorio Municipal de Iniesta, con una mesa repleta de oradores.

EMBAJADA TAURINA EN EL AUDITORIO INIESTENSE

Miguel Ángel Pardo dio la bienvenida a la amplia embajada y agradeció al numeroso público su asistencia. El crítico taurino albaceteño, Pedro Belmonte, coordinó la jornada iniciada con la proyección de un DVD sobre la figura del torero iniestense, y con imágenes cedidas por la familia. Allí estaban su hermano Ángel, y dos de sus hermanas, además de su sobrino Ricardo Sevilla. Tanto Ángel como Ricardo evocaron recuerdos familiares.

Pedro Ortiz, amigo personal de Chicuelo II, emocionó a la concurrencia con recuerdos a modo de anécdota. José Gómez Cabañero, que es asesor de la plaza de Albacete, y que tuvo peña taurina en Cuenca, habló de la gran dedicación de Manuel Jiménez a su profesión. Predicó con el ejemplo. Terminó emocionado cuando recordó lo que le dijo Chicuelo: “Cabañero, este año (por 1960) vas a torear conmigo más de 25 corridas).

CHICUELO II Y CUENCA

José Vicente Ávila, crítico de EL DÍA, señaló que el seudónimo de “Chicuelito” era para homenajear al torero de Iniesta, apuntando luego la relación que tuvo Manuel Jiménez con Cuenca y sus destacadas actuaciones, como la de su triunfal debut en 1954 y la corrida de la coronación en la que por única vez en la historia se dio cita el trío del valor: Chicuelo II, Litri y Chamaco. Y cómo no, la última corrida en 1959, junto a Ordóñez y Pepe Cáceres, que presenció en Cuenca Ernest Hemingway, que hablaría de Chicuelo II en su novela “Verano sangriento”. Incidió igualmente en el único festejo que Manuel toreó en Iniesta y destacó lo que pensaba el torero muerto en accidente: “Nací en Cuenca y me crié en Albacete. Quiero igual a las dos provincias”.

Rafael de la Viña y los toreros iniestenses, José Antonio Iniesta y José Manuel Prieto, hablaron igualmente del gran paisano, así como el novillero Valiente. El alcalde de Iniesta, Teodomiro Risueño, se congratuló del acto celebrado y de contar en la localidad con dos peñas, anunciando su interés en seguir mejorando la plaza de toros, que es una de las más antiguas de la provincia, y que apoyará la creación de un Museo, así como que se pueda llevar a cabo la erección de un monumento a Chicuelo II “con ayuda de todos”.

La familia de Chicuelo II recibió una placa de recuerdo y un cuadro, obra de la joven pintora iniestense

La Banda “Agrupación Musical Iniestense” puso el broche a la jornada con la interpretación de los pasodobles “Tercio de quites” y “Nerva”, tras lo cual se sirvió un vino de honor de la Manchuela.

ALGUNAS NOTAS SOBRE CHICUELO II EN LA PRENSA DE SU ÉPOCA

En la revista Dígame, el cronista Ricardo García “K-Hito” escribía: “La fiesta andaba alicaída, pero la fiesta no muere. Ya está aquí el Deseado, el taquillero, el que llena las plazas. Si el toreo estaba de perfil y Manolo Vázquez lo puso de frente, y Pedrés, de espaldas, “Chicuelo II” lo ha puesto patas arriba. Otro Litri con el aglutinante del valor y características diferentes”.  El día 17 los toros fueron de su amigo el ganadero albaceteño Samuel Flores y le cortó las dos orejas a “Recoba”, que fue el mejor toro de la feria, dando la vuelta al ruedo. En una de las crónicas de la revista “El Ruedo” destacamos esta frase: “El corazón de Chicuelo II está, como las Casas Colgadas, jugando siempre con el peligro, asomado al abismo. ¡Bien templado está el corazón de este menudo torero, bien templado!”.

CHICUELITO (El Día Taurino, 22 de abril 2010

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.