Cincuenta aniversario de la Coronación canónica de la Virgen del Sagrario

sagra

Imagen ligada a la Reconquista de Cuenca, pues Alfonso VIII la llevaba en el arzón de su caballo, que ha estado expuesta en el Altar Mayor en los días de San Mateo

 La coronación tuvo lugar el 26 de junio de 1966, en un acto multitudinario celebrado en la Plaza Mayor

José Vicente AVILA (Las Noticias de Cuenca, 25 septiembre al 1 de octubre)

A las anunciadas conmemoraciones del próximo año 2016, como son el Cincuentenario de la creación del Museo de Arte Abstracto en las Casas Colgadas; del veinte aniversario de la Declaración de Cuenca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y del cuarto centenario de la Procesión “Camino del Calvario”, se une otra efemérides que merece la pena tener en cuenta, como lo es el Cincuenta Aniversario de la Coronación Canónica de  la Virgen del Sagrario, Patrona de la Catedral de Cuenca y símbolo de la Reconquista de Cuenca junto a San Mateo.

Precisamente durante los actos cívico-religiosos de la entrega y devolución del Pendón Real al Ayuntamiento y Cabildo Catedralicio, respectivamente, la imagen de la Virgen del Sagrario ha ocupado un lugar preferente en el Altar Mayor, en el lado de la Epístola, y la talla de San Mateo en el lado del Evangelio. Durante el año, la Virgen del Sagrario ocupa su lugar en el retablo de la Capilla del mismo nombre.

La imagen de la Virgen del Sagrario está ligada a la Reconquista de Cuenca por el Rey Alfonso VIII del 21 de septiembre de 1177. Cuentan las crónicas que “según tradición indiscutida, el Rey Alfonso entró en la ciudad de Cuenca llevando junto a sí y sobre el arzón de la cabalgadura que montaba una imagen de la Virgen del Sagrario. (…) Entre la corte de personalidades que le acompañaban lo hacía el arcediano de Toledo, Julián, que sería el segundo obispo de la diócesis de Cuenca. La imagen que Alfonso VIII puso mirando a la mezquita y a las murallas, situándola en la cumbre del cerro de San Cristóbal, tenía casi tres cuartas de altura y estaba toda ella cubierta de chapería de plata. (…). Desde 1957 preside la vida de la ciudad una imagen del Corazón de Jesús.

Virgen del Sagrario en el altar mayor. (Josevi)
Virgen del Sagrario en el altar mayor. (Josevi)

Hasta el año 1654, Nuestra Señora del Sagrario se veneraba en la Capilla “Honda”, dedicada al Sagrado Corazón de Jesús. La imagen actual es de varillaje o devanaderas; sólo es de talla la cabeza, las manos y el Niño, habiéndosele dado esta forma cuando se verificó su traslado a la capilla nueva.

CORONACIÓN: 26 DE JUNIO DE 1966

El prelado Inocencio Rodríguez Díez, a la sazón obispo de Cuenca, solicitó la coronación canónica de la Virgen del Sagrario el 15 de marzo de 1965, concediendo la gracia solicitada el Papa Pablo VI, el 5 de abril de 1966. En el Documento Pontificio se decía: “… Encomendamos al Obispo de Cuenca que, en el día por él elegido, imponga a la imagen de la Santísima Virgen Ntra. Sra. del Sagrario, una corona de oro con el ceremonial y fórmulas prescritas…”.

La Virgen del Sagrario fue coronada el 26 de junio de 1966, en un acto multitudinario celebrado en la Plaza Mayor, precedido de una misa solemne en la Catedral, con motivo de las Bodas de Oro sacerdotales del entonces obispo de Cuenca, Inocencio Rodríguez. Ese 26 de junio Cuenca vivió una jornada para la historia, aunque con una coronación sencilla, muy distinta a las vividas por la ciudad con las de la Virgen de la Luz en 1950, y con la Virgen de las Angustias en 1957

La corona que le impuso a la Virgen del Sagrario, el Nuncio Antonio Riberi, era obra de uno de los hermanos plateros Becerril, y perteneciente al tesoro de la Catedral, al igual que la del Niño. El prelado Inocencio Rodríguez asistió al Nuncio en la ceremonia, junto al arzobispo de Madrid, doctor Morcillo, y el arzobispo de Sion y vicario general castrense, Muñoyerro, así como el obispo auxiliar de Toledo, prelado Granados.

Escribía el recordado periodista Martín Álvarez Chirveches, que “el Nuncio difícilmente colocó la regia corona mariana sobre la antiquísima escultura de la imagen y la Plaza Mayor y las gradas del templo catedralicio explotaron en aplausos entusiastas mientras el vuelo fugaz de algunas palomas lanzadas también espontáneamente ponían rúbrica de sencillez en un acto que debió resultar gratísimo ante los ojos de la Madre de Dios”. Los padrinos de la coronación fueron el gobernador civil, Miguel Ángel Alonso Samaniego y su esposa, Montserrat Borrás.

Aunque de momento no se ha previsto una fecha para la celebración del acontecimiento en 2016, el Cabildo ya ha sido informado. Igualmente se vería con agrado que la conmemoración se tuviese en cuenta en la celebración de los actos de la Recreación Histórica y de San Mateo del próximo año, que al ser bisiesto comenzará el domingo 18.

PROCESIÓN CATEDRALICIA

La Virgen del Sagrario es Patrona de la Santa Iglesia Catedral Basílica de Cuenca y su fiesta se celebra el 26 de septiembre, la fecha de su consagración, como colofón de un Quinario. Este sábado por tanto, a las seis de la tarde, saldrá en procesión por el interior de la Catedral y a continuación se celebrará la misa en su capilla.

 

 

Deja un comentario