Ildefonso Tamayo: “Cuenca es como un paraíso de una geografía caprichosa única”

 

DSC09050

Idelfonso Tamayo es un actor cubano al que tuve la suerte de conocer en Cuenca en julio de 2010, con ocasión de una Exposición de Arte Africano que tuvo como escenario la antigua iglesia de San Miguel, pues durante bastantes meses el arte africano pudo admirarse temporalmente en el amplio edificio existente en la Plaza Mayor, en el que por cierto en los últimos años no han salido iniciativas culturales como la citada muestra de Arte Africano, la Casa Gris con objetos de la Fundación Antonio Pérez y la Casa Palacio, con obras de Goya y aparatos relacionados con las creaciones de Leonardo da Vinci. Con suma amabilidad nos atendió este gran actor que es Idelfonso Tamayo, muy sensible además a la hora de ofrecer una visión sobre Cuenca y definirla como paraíso de una geografía caprichosa única. Una amena entrevista, sin duda, teniendo como marco la Hoz del Júcar.

 Su acento cubano y su torrente de voz identifican a Idelfonso Tamayo, actor cubano de una veintena de películas y series de televisión, que se encuentra en Cuenca formando equipo con su amigo Juan José Martín Andreu, que ha traído a nuestra ciudad el arte africano. Doscientas piezas se muestran en San Miguel, amén de la Exposición que desde hace un año existe en la Plaza Mayor.

Ildefonso Tamayo

 

-¿Cómo conoció Cuenca?

-La primera vez que vine a Cuenca fue en año 2000 cuando el Ayuntamiento de Cuenca programó en el Teatro Auditorio una obra de teatro que estaba haciendo con un actor argentino llamado Mario Bedoya y la protagonista era Amparo Rivelles. A esta obra le valió un “Pulittzer”  de oro en Estados Unidos, a Morgan Fritman y Jessica Tunner. Nosotros tuvimos el privilegio de hacerla en Cuenca y aquí estuve de doce a quince días. En aquellas fechas me dio la impresión de que estaba en un lugar que no tenía nada que ver con otra geografía que había visto. Pero aparte de la geografía que es caprichosa, por primera vez en los cincuenta y tantos años que tenía vi las Casas Colgadas, y no me daba una explicación de eso, como tampoco me daba una explicación de cómo era posible que esas casas que estaban pendiendo de la nada casi, cuando otras están en su cimiento cerrado; además de su geografía me sorprendió la amabilidad de su gente, pues parece que aquí el tiempo no pasa, que nadie tiene estrés; vamos que tengo la impresión de que estoy en una gran casa que se llama Cuenca.

Tamayo mira a la Hoz del Júcar desde San Miguel y añade:

-Hay veces que uno le tira flores a las cosas, pero en este caso no es que le esté tirando flores, sino que quiero ser justo con aquellos habitantes que me recibieron. Para mí Cuenca fue como un paraíso y de hecho hoy día me doy cuenta de que no estaba equivocado, porque ahora mismo estoy sentado en el Paraíso.

DSC09049

 

Diez años después, en San Miguel, con la exposición de arte africano, ¿qué sentimientos afloran en este paraíso?

-A mí lo que me impresiona de Cuenca es que estoy como con una familia, la cual parece que la he conocido siempre; la gente es muy llana y tiene un gran corazón. De esta exposición en Cuenca puedo decir que ha venido al lugar donde los brazos se han abierto al corazón. Es que vengo de Madrid o de Barcelona y en Cuenca disfruto.

-De Cuba a España para hacer cine, televisión… y se quedó.

-Vine para hacer una serie sobre una película que había hecho en Cuba, titulada “Maité”, que había tenido mucho éxito. Mi vida cambió porque tengo otra concepción del mundo, y sobre todo de España, que en verdad es la madre patria.

un_rey_en_la_habana_0001_620px

-Incluso con Mikel Garmendia hizo pareja cómica.

-¡Cómo no! Garmendia era uno de mis actores predilectos y le recordaré siempre. He trabajado con Cayetana Guillén Cuervo, Juan Luis Galiardo. En Almería grabé una película con Alfredo Landa, que se titula “El árbol del penitente”; he hecho películas con Elsa Pataki y Willy Toledo: hice “El oro de Moscú” con Concha Velasco, Antonio Resines y Santiago Segura; “Un rey en La Habana” y una de las últimas películas que hizo José Luis López Vázquez que se titula “Cuba libre”, que la disfruté mucho. De él tengo un gran recuerdo. Con Karra Elejalde hice “Torapia”, que es una locura deliciosa.

¿Qué relación tiene con Andreu en la Exposición de Arte Africano?

-Juan José Andreu es aquel hombre que ha llevado con él un sueño maravilloso y que Cuenca, como los brazos de una madre, se ha abierto para acunar lo que en mi vida tengo entendido como la mejor muestra africana que he visto. Andreu ha sido muy bien acogido en Cuenca y creo que ahora mismo estamos en un momento dulce para hacer crecer el arte africano con las bondades maravillosas que tienen esta ciudad y sus autoridades. Cuenca, que es capital de la cultura del corazón humano, nos ha recibido y nosotros queremos quedarnos para trabajar por esta ciudad.

José Vicente ÁVILA

(Entrevista publicada el 5 de julio de 2010 en “El Día de Cuenca”, pag. 11).

 

 

 

 

1 comentario en “Ildefonso Tamayo: “Cuenca es como un paraíso de una geografía caprichosa única”

  1. Idelfonso, tremendo actor, lastima que en cuba no se disfrutó como quisieramos haberlo hecho, pero bueno Dios lo bendiga, se abrio paso en otras tierras creo que se lo merecía, y el esta contento con su experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.