Tico Medina en 1973: “Cuenca tiene un gran estilo y lo que nosotros llamamos “tirón”. Es única en el mundo”

TICO197 tra

Tico Medina es un entrañable periodista y escritor granadino ((Piñar/Granada/ 11-09-1934), muy relacionado con Cuenca a lo largo de su dilatada trayectoria, gracias sobre todo a su amistad con el escritor conquense Raúl Torres, que supo atraer a Cuenca a Escolástico Medina García, más conocido por el diminutivo de Tico y su primer apellido Medina. En su juventud destacó en el desaparecido “Pueblo”, junto a Yale, y en su amplia carrera periodística resaltan la presentación de más de veinte programas de televisión, miles de artículos, guiones, reportajes y un sinfín de premios en su haber. Su mochila de escritor tiene parada y fonda en Cuenca, donde pronunció los pregones de las fiestas de San Julián de los años 1975 y 1994, y hasta en 2011, ya era hora, hizo el pregón de la Semana Santa. Ha ganado el Premio Ciudad de Cuenca, el “Alonso de Ojeda” y alguna otra mención, aunque uno de sus primeros premios en esta ciudad, poco conocido, fue el “Áspid de Oro” en diciembre de 1973.

El Premio “Áspid de Oro” lo patrocinaba el inquieto farmacéutico conquense Antonio Benítez, que tenía su “botica literaria” en la Farmacia de San Felipe, en la calle Andrés de Cabrera. Un personaje muy de Cuenca, de sus cosas y de sus gentes, que luchaba por fomentar la cultura de nuestra ciudad. Amigo también de Raúl Torres y de Antonio Virtudes, entre otros, Benítez estaba al tanto de la inquietud literaria de Cuenca y por eso creó ese Premio, dotado de 25.000 pesetas de las de entonces, que se fallaba en los últimos días de diciembre. Con Benítez mantuve una gran amista, animándome a escribir, e incluso me llamó para ofrecer algunas conferencias taurinas, siendo él responsable de la parcela estatal de los pensionistas en Cuenca.

En 1973, el Premio “Áspid de Oro” era para Tico Medina, ganado para la “causa de Cuenca”. Fue mi primera entrevista con él, telefónica, aunque más adelante tendría el placer de conocerle en una entrega de premios en la Diputación. Cuando ganó el Premio Tico Medina, que entonces tenía 39 años, con el artículo “Carta a una boticaria”, me decía que “es un premio importante que se hace en Cuenca, una ciudad a la que tanto quiero. Tenía ganas de conseguir el “Áspid” porque es un galardón muy bonito, que tiene latido y vivencia al tratarse del dolor ajeno”.

"Diario de Cuenca", 18 de diciembre 1973.
“Diario de Cuenca”, 18 de diciembre 1973.

Ese año había ganado Tico varios premios y solía visitar Cuenca con frecuencia: “¡Si voy muy a menudo! Lo que pasa es que muchas veces no digo nada. Suelo ir por Cuenca una vez al mes. Tengo muchos amigos y sus gentes son comprensivas y extraordinarias. Me siento muy a gusto en Cuenca”.

Al hilo de esas palabras le preguntábamos cómo un granadino ha llegado a enamorarse de Cuenca, siendo una ciudad que como se suele decir no es para ciegos: “Quizá porque tiene cosas muy parecidas a Granada o porque Granada se parece a Cuenca. Tiene un gran estilo y lo que nosotros llamamos “tirón”. Cuenca es única en el mundo”, decía Tico Medina en aquel diciembre de 1973.

“TODO ES POSIBLE EN DOMINGO”

Pocos meses después, en marzo de 1974, volvía a entrevistar a Tico Medina, que por esas calendas presentaba el programa “ómnibus” de TVE “Todo es posible en domingo”, junto a Marisa Medina, Kiko Ledgard y Juan Antonio Fernández Abajo.

"Diario de Cuenca", 27 de marzo 1974
“Diario de Cuenca”, 27 de marzo 1974

 

De aquella entrevista, realizada sobre ese programa novedoso de TVE de la primavera de 1974, Tico Medina nos decía que el Premio Áspid lo iba a recibir el Viernes de Dolores, aunque también quería estar en Cuenca en Viernes Santo, como algunos años lo hizo como un turbo más junto a Raúl Torres, Antonio Benítez y otros amigos.

Al menos, cuatro décadas después, en 2011, el Tico Medina, enamorado siempre de Cuenca, con 77 años, hizo el Pregón de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, que fue como la excepción literaria que confirma la regla de lo que ocurre en los últimos años en el foro de San Miguel.

 

 

Deja un comentario