La púrpura de la rosa

El invierno y la Navidad están a la vuelta de la esquina, pero la Navidad y el invierno se dejan notar en el ambiente en estos días de diciembre de preparativos para lo que ha de venir. El fin de semana, tras el largo puente festivo de visitas multitudinarias, se presenta más que tranquilo y frío. Del bullicio del domingo pasado en el Casco Antiguo pasamos a una mañana casi fantasmal en la Plaza Mayor, con sus entrañas levantadas. El día gris de niebla le daba ese aire de ciudad solitaria, casi ausente de visitantes y vehículos. Es cosa circunstancial, ya se sabe, pero sería peligroso no buscar las soluciones adecuadas al tráfico (y aparcamiento) en la parte alta, que haberlas haylas. Buen reto para ese Plan de Dinamización Turística que se acaba de aprobar. Ahora, a esperar los resultados sin tener que utilizar la señal de prohibido el paso.

Entre el ambiente brumoso, de niebla que se asoma al helado Júcar, San Miguel se perfila con accesos renovados; caminos de piedra conducen hasta las Angustias y el Recreo Peral, que pronto serán inaugurados; el trabajo de los obreros continúa para dejar el lugar tan pintoresco como accesible. Notas musicales se escuchan en la quietud del domingo. Música de otro siglo ante la llegada del nuevo milenio. ¿Qué suena en San Miguel, en esa antigua iglesia que fue sede de los comienzos de la Música Religiosa con directores dirigiendo al calor de una estufa?

GRABACION DE LA ÓPERA «LA PÚRPURA DE LA ROSA» EN SAN MIGUEL

En la antigua iglesia de San Miguel -sala de conciertos- se graba en estos días una ópera barroca; se trata de una adaptación de la obra de Calderón de la Barca, “La púrpura de la rosa”, que ha tenido numerosos éxitos a nivel internacional. Ayer domingo se daban los últimos toques a la grabación digital que desde el pasado día 10 ha venido realizando el grupo Elyma, dirigido por Gabriel Garrido; la marca francesa K-617 se encarga de llevar a cabo esta grabación en una iglesia como la de San Miguel, cuya acústica ha impresionado a los responsables de la grabación del disco.

Eduardo Egüez, un argentino que reside en Italia, se muestra encantado del trabajo que se ha llevado a cabo en San Miguel, pese al frío de los primeros días, mitigado por las estufas eléctricas que se han instalado. Música barroca con instrumentos de la época calderoniana se ha escuchado estos días en San Miguel con cantantes italianos y una acreditada orquesta. Eduardo nos habla de que ya se han grabado más de 20 discos por este grupo, que sobre todo en verano tiene una gran actividad, con obras sobre todo de Monteverdi.

La magia de Cuenca ha podido más que el frío y los responsables de la grabación de esta ópera de “La púrpura de la rosa” se marcharán encantados de la ciudad y de la acogida que han tenido para poder llevar a cabo este trabajo, que en algunos días se alargó hasta las cuatro de la mañana. Cuenca pone por tanto su huella de siglos en este disco que en el nuevo siglo se distribuirá por toda Europa. Brindamos por el éxito en “La Repos” con Eduardo, Adrián Navarro y Óscar Pinar, que sigue dándole “pinceladas” a su conferencia sobre los pintores de Cuenca. Un gol por toda la escuadra de la Academia consiguió Óscar. Valga el símil para el discurso de entrada en la RACAL.

LA REMOZADA CARA DEL RESTAURANTE “SAN NICOLÁS”

Un domingo de agosto, en concreto el día 8, viajábamos desde Cuenca a Madrid para ver a la Balompédica en pretemporada en Móstoles. La salida mañanera nos sorprendió con una explosión seguida de incendio en el restaurante San Nicolás. El panorama era desolador, como la cara que ese día tenía Adolfo Castillejo y su familia. Tres meses después, las obras de restauración en San Nicolás han dejado un local que fue convento y cuartel militar en un bien montado restaurante, que sólo con verlo ya es una pieza de museo, en la que las obras de artistas conquenses brillan con luz propia. Enhorabuena y suerte porque así también se trabaja por el turismo.

Trabajo que no puede quedar en saco roto en el Casco con los problemas cotidianos que se deben solucionar entre todos. ¿Para qué fecha el aparcamiento en la calle de San Pedro en lo que era depósito del agua? Cuando el paso por la ciudad es obligado los aparcamientos también son necesarios.

El domingo se nos fue con una victoria del Conquense necesitado de triunfos ante el Calahorra de la milenaria ciudad riojana. El último partido del 99 en La Fuensanta. El gol se cantaba en el Estadio a la misma hora que concluía el final de “La púrpura de la rosa” en San Miguel.

José Vicente ÁVILA

“El Día Deportivo”, 13 de diciembre de 1999

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.