El homenaje a Jacinto Benavente de los maestros de Cuenca

SE CELEBRÓ EL 7 DE ENERO DE 1931 EN EL DESAPARECIDO TEATRO “CERVANTES”

Cuenca no solo recuerda a Jacinto Benavente, premio Nobel de Literatura de 1922, con una calle junto al Paseo de San Antonio, lindando con la de Álvaro de Luna, sino que también supo darle el puntual homenaje en la distancia. Fue el 7 de enero de 1931 y lo organizó la revista “Magister”, en nombre de los maestros de la provincia de Cuenca. El acto resultó todo un éxito, pues se llenó el Teatro Cervantes, que se encontraba en el lugar donde hoy está situado el deteriorado edificio de los “sindicatos”; un edificio, el del viejo Teatro Cervantes, que fue derribado cuando alcanzaba solera, en esos años en los que la Corporación municipal de turno utilizó la piqueta para destruir en lugar de buscar la solución de la rehabilitación para edificios señeros. Y el Teatro Cervantes lo era con su historia de cine, comedia y arte de Talía.

401

Aunque el homenaje a Jacinto Benavente fue un éxito, la revista “Magister”, que daba paso a la información  del periódico “La Opinión”, y a un suelto en ABC, lanzaba algún cañamón a quienes habían hecho mutis por el foro: “Lo que sí queremos subrayar, porque esto interesa a los maestros, es que el Teatro se vio muy concurrido; que personas ajenas por completo al campo de la enseñanza nos ayudaron material y moralmente con un desinterés digno de todo encomio, y, por qué no decirlo, que otras en cambio, obligadas a prestar su ayuda por el cargo que desempeñan y porque, aunque no lo quieran, son maestros como los demás, y nada más que eso, se comportaron de manera a nuestro entender poco digna; que seis pesetas, cuando se disfruta de un sueldo de diez u once mil, es bien poca cosa en la economía y mucho para juzgar el espíritu de clase en cada uno de nosotros”.

El Día de Cuenca, 31 de enero de 2011.
El Día de Cuenca, 31 de enero de 2011.

El periódico “La Opinión” recogía que “anoche, y con el Teatro Cervantes rebosante de público, tuvo lugar el acto de homenaje que los maestros de la provincia de Cuenca rindieron al insigne literato. El director de la Compañía que con tanto éxito ha venido actuando en este coliseo, señor de Orduña, leyó las cuartillas en que el culto archivero municipal y profesor de la Sección de Letras de este Instituto Nacional, D. Cándido Pérez Gasión, hacía la ofrenda del homenaje”.

“El Magisterio Español, menguado de bolsa y ahito de hidalguía y nobles ideales como los Infanzones de Castilla, como el bueno de Alonso Quijano, como los fanfarrones y valientes soldados de los tercios flamencos, no podía olvidar que, al margen de las aulas escolares, un hombre, un compañero prodigioso, mago de la inteligencia y artífice de la pluma, cultivaba el alma de las multitudes con las bellezas de su escena y que, como ellos, guiaba en la cotidiana labor de las inteligencias a la verdad, las voluntades y los sentimientos del amor, poniendo en sus enseñanzas tal encanto, tan fuerte sugestión, que muy lerdo o muy necio el alumno tenía que rendir su conciencia a tan hondas sugerencias”.

405

ACTORES ACTUANTES

Después, el “veterano” aficionado conquense, Desiderio Lozano, leyó “Los intereses creados”, tras lo cual se representó la comedia “El nido ajeno”, en la que las actrices Blanca Erbeya, Elena Montserrat y Felicidad Lázaro, lucieron sus dotes teatrales junto al primer actor, Juan de Orduña, y los actores aficionados conquenses Martínez y Martí, revelándose este último también como cantante. Otro actor, De la Riva, recitó el monólogo “Un cuento inmoral”.

(En la imagen de la revista “Magister”, los actuantes en el homenaje).

DON JUAN GIMÉNEZ DE AGUILAR HABLÓ DE DON JACINTO BENAVENTE

Los maestros pidieron también la colaboración del cronista de Cuenca, Juan Giménez de Aguilar, para el homenaje a Benavente, de quien destacamos estos párrafos: “Abandonemos el tinglado y los polichinelas de la antigua farsa y salgamos de este paso resbaladizo e inevitable para buscar los horizontes y meridianos en que don Jacinto suele situar sus admirables comedias; que es como buscar el camino que el hombre bueno, de exquisita sensibilidad y talento extraordinario sigue para tocar el corazón de los niños grandes y corregir imperfecciones de las sociedades humanas”.

D. Jacinto Benavente.
D. Jacinto Benavente.

“Para ello el Maestro –nunca más justificada esta palabra- convirtió en escuela aconfesional el escenario, y ofrece una admirable colección de textos de sana doctrina, para quien trate de seguir en el mundo una serie de imperfecciones”.

CALLE EN CUENCA Y PELÍCULA “SEÑORA AMA”

El dramaturgo y Premio Nobel de Literatura de 1922, Jacinto Benavente, tiene una calle en Cuenca, como hemos referido al comienzo, que comunica el Paseo de San Antonio con la calle Álvaro de Luna. Según recoge José Luis Muñoz en el recomendado libro “Diccionario de andar por casa”, el Ayuntamiento de Cuenca acordó dar el nombre de esa calle por acuerdo municipal del 29 de noviembre de 1950.

Cuenca aún pondría su paisaje en 1954 para el rodaje de la película “Señora ama”, basada en el texto de Jacinto Benavente. Dolores del Río y José Suárez fueron los principales protagonistas de ese largometraje, pernoctando ambos los días de rodaje en nuestra ciudad en la Posada de San José, que acababa de abrir Fidel García Berlanga, hermano de Luis García Berlanga. (Años más tarde se encargaría de regentar la Posada, Ángeles Gasset, quedando cerrada en la década de los 70, hasta que en 1983, tras el traspaso con Fidel García, fue reinaugurada por Jennifer Morter y Antonio Cortinas, consiguiendo que se convierta en uno de los establecimientos hosteleros  más solicitados por el turismo).

 

Deja un comentario