La feria taurina de “Carcelero”, Luque, Castella y Noelia

La Feria Taurina de San Julián 2011, organizada por Maximino Pérez, ha tenido el brillo de tres protagonistas, Daniel Luque con su faena que dio paso al polémico indulto, Sebastián Castella con sus dos rotundas faenas y la exitosa alternativa de Noelia Mota. Pero también ha tenido la nota más que negativa del fiasco de la corrida de La Quinta, del encaste Santa Coloma, que arrastró en su pésimo juego a los lidiadores Enrique Ponce, El Juli y El Cid, que con este hierro formaban el cartel estrella que quedó estrellado. Ya se sabe aquello de los toros y los melones. El resumen de la feria quedó así:

JAVIER CONDE CORTÓ LA OREJA QUE PERDIERON MORANTE Y PERERA
Sábado, 20 de agosto 2011. Tres cuartos de entrada. Toros de Sánchez Arjona, bien presentados pero faltos de fuerza. Peso: Raptado, 562, Sabedor, 523, Yuntero, 580, Decorado, 524, Querellado, 509 y Zalamero, 565.
Javier Conde (verde botella y azabache), Silencio y Oreja. (Aviso).
Morante de la Puebla (rosa y oro), aplausos y saludos.
Miguel Ángel Perera (rosa palo y oro), ovacionado en los dos.
Única oreja de la tarde para Javier Conde, pues Morante y Perera no anduvieron finos con los aceros.
DANIEL LUQUE INDULTÓ A “CARCELERO” TRAS UNA GRAN FAENA
Domingo, 21 de agosto. Tres cuartos de entrada. Toros de José Vázquez, desiguales de presentación y juego. Tercero y cuarto, pitados; segundo aplaudido, sexto indultado. Peso: Medialuna, 537, Bordador, Lanzapúas. 454, Inquieto, 539, Alpino, 520 y Carcelero, 544.
Manuel Díaz “El Cordobés” (verde botella y oro), oreja y silencio.
César Jiménez (azul y oro), saludos (aviso) y saludos.
Daniel Luque (verde manzana y oro), silencio y dos orejas y rabo simbólicos.
El sexto toro, número 21, nacido en  julio de 2007, fue indultado por Daniel Luque tras una lección de toreo al natural. No era toro para indulto teniendo en cuenta todos los tercios de la lidia, pero la faena de Luque fue todo un compendio del arte de Cúchares. César Jiménez, que vino en el AVE, herido de la noche anterior en Málaga, perdió la puerta grande por la espada.
EL PETARDAZO DE “LA QUINTA”
Lunes, 22 de agosto. Tres cuartos largos de entrada. Toros de La Quinta, desiguales de presentación, infumables. Peso: Azulejo, 446,Sevillano, 498, Dinerito, 514, Cotorrito, 524, Malasnoches, 503 y Llavero, 464.  Tres pitados en el arrastre. Sólo se emplearon con el caballo.
Enrique Ponce (purísima y oro), división de opiniones y pitos.
Julián López “El Juli” (verde botella y oro), palmas y saludos.
Manuel Jesús “El Cid”, palmas y saludos.
Nada destacable en un festejo en el que sólo saludó El Cid. El cuarto toro hizo de toro “Ratón” persiguiendo a los banderilleros, monosabios y al picador. Ponce pasó un auténtico calvario para quitárselo de encima. Fue la “Quinta angustia”. Los aficionados salieron más que enfadados.
LA GRAN TARDE DE SEBASTIÁN CASTELLA
Martes, 23 de agosto. Casi lleno. Toros de Miranda y Moreno, bien presentados, nobles y  con clase, dieron excelente juego. Peso: Esparramadón, 570, Carretas, 525, Mermón, 450,  Navachicón, 495, Reychico, 496, Orquilla, 574. Segundo, tercero y sexto, aplaudidos.
Rivera Paquirri (tabaco y oro), oreja y oreja.
David Fandila “El Fandi” (burdeos y oro), oreja y oreja.
Sebastián Castella (lila y oro), dos orejas y dos orejas.
Gran tarde de Sebastián Castella, con dos faenas rotundas de temple y mando, culminadas con sendas estocadas. La variedad de Paquirri y El Fandi completaron un festejo triunfal en el que el granadino puso cuatro pares en el quinto. Los tres a hombros por la puerta grande y el público contento.
LA ALTERNATIVA DE NOELIA CON HERMOSO Y VENTURA
Miércoles, 24 de agosto. Corrida de rejones. Casi lleno. Toros de Soto de la Fuente, desiguales de presencia y juego. Discretos, con trazas de mansedumbre, sobre todo el primero.
Noelia Mota, que tomó  la alternativa recibiendo el rejón de manos de Hermoso de Mendoza, y con Diego Ventura de testigo, una oreja con petición de otra en su primero y dos orejas y rabo en el sexto. (Brindó su primer toro, “Lotero”, de 480 kilos, a su hermano Óscar).
Pablo Hermoso de Mendoza, una oreja en el segundo y otro apéndice en el cuarto.
Diego Ventura, una oreja en el tercero y otra con petición en el quinto.
Noelia Mota salió por la puerta grande junto a Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura, en el mejor cartel que podía soñar. Se le notaron sus comienzos, pero puede progresar porque tiene genio, ilusión y ganas de llegar lejos. El triunfo queda un poco caramelizado por el error del presidente con los pañuelos. Salir por la puerta grande con una oreja más que sus padrinos de alternativa ya era un buen doctorado. Hacía 34 años que no se cortaba un rabo en la plaza de Cuenca y fue el rejoneador Moura quien lo consiguió en 1977, con la excepción de los dos indultos.

CHICUELITO

Deja un comentario