Antonio Odriozola: “El primer libro impreso en Cuenca fue en 1528”

 

Odri tra

EL QUE FUERA EXPERTO MUNDIAL EN INCUNABLES PRONUNCIÓ UNA CONFERENCIA EL 19 DE ABRIL DE 1975, EN LA CASA DE CULTURA, SOBRE “LA INICIACIÓN DE LA IMPRENTA EN ESPAÑA Y PRIMERAS ACTIVIDADES IMPRESORIAS RELACIONADAS CON CUENCA”

En estas fechas en las que los libros cobran protagonismo por la celebración de su Día y de la Feria del Libro, queremos recuperar la presencia en Cuenca el 19 de abril de 1975 del erudito y experto en libros incunables, Antonio Odriozola, un vasco que ejercía de gallego y español, que pronunció en esa fecha una conferencia en la Casa de Cultura bajo el título “La iniciación de la imprenta en España y primeras actividades impresorias relacionadas con Cuenca”, en la que dio a conocer que la primera imprenta que funcionó en la provincia fue en Huete, y que había descubierto que el primer libro impreso en Cuenca fue en 1528, pues los datos que se conocían hasta entonces eran de 1530. Antonio Odriozola, que era bibliotecario de la Misión Biológica de Galicia, falleció en 1987, atropellado por un autobús, y el Museo de Pontevedra adquirió su Biblioteca y archivo. El Ayuntamiento de Pontevedra le dedicó una calle, el Paseo Antonio Odriozola, a este pontevedrés de adopción.

Recuerdo a Antonio Odriozola en la Casa de Cultura, hablando primero con el director Fidel Cardete, pues ambos tenían casi la misma alta estatura, y después en la interesante conferencia que pronunció, eso sí, ante veintidós personas, aquel sábado 19 de abril de 1975. Durante la entrevista se mostró muy amable, con respuestas largas y didácticas, pues a mí de manera particular me interesaba conocer los orígenes de la imprenta en España y de la figura de Gutenberg, pues se citaba hacia 1472 la impresión de los primeros libros en nuestro país.

Antonio Odriozola. www.pontevedresespara el mundo
Antonio Odriozola. www.pontevedresesparaelmundo.

Antonio Odriozola señalaba que lo más importante era investigar cuáles fueron los primeros libros impresos en España sin tener que discernir cuáles fueron los primeros o segundos o las ciudades donde se imprimieron. A mí me interesaba conocer cuáles fueron las primeras actividades impresorias en Cuenca (palabra por cierto incluida en el título de la conferencia) y así se explicaba el erudito bibliófilo:

“Me ha parecido interesante tratar en Cuenca de cuáles fueron los primeros contactos con la Imprenta. He tenido el gusto de exponer lo que es la primera imprenta que funcionó en la provincia, que fue en Huete, con unas impresiones de un valor impresorio y artístico realmente extraordinario. Se puede decir que la imprenta se estableció en Huete como un elemento auxiliar de la presencia allí del famoso jurista Alfonso Díaz de Montalvo…”

Sobre la ciudad de Cuenca, Antonio Odriozola comentaba que “he tenido la satisfacción de señalar en mi conferencia el descubrimiento de un libro impreso en Cuenca en 1528, lo cual quiere decir que es el primer que se hizo aquí, pues los primeros que se citaban de Cuenca corresponden a 1530”.

Odriozola Pietas apuntaba que apenas conocía Cuenca, y que aprovecharía la ocasión para darse un buen paseo al día siguiente, que era domingo, aunque recordaba que había estado en Cuenca en otra ocasión para investigar sobre la presencia de libros litúrgicos referentes a la Diócesis y que había encontrado todo todo de colaboración, tanto en la Catedral como en el Obispado, Seminario y Biblioteca Pública.

Diario de Cuenca, 22-04-1975
Diario de Cuenca, 22-04-1975

Sobre aquellas investigaciones señalaba que la diócesis de Cuenca ocupaba un puesto muy honroso, tras haber estudiado seis impresiones litúrgicas. Sobre la evolución de la imprenta y posteriormente las artes gráficas, Odriozola entendía la comercialización de los libros, aunque aún quedaban entonces (década de los 70) imprentas provincianas en las que se imprimían pequeñas tiradas con artesanía y primor.

La entrevista fue publicada en la página 2 de “Diario de Cuenca” del 22 de abril de 1975, en la sección Usted Dirá

 

BREVE BIOGRAFIA DE ANTONIO ODRIOZOLA

Antonio Odriozola Pietas (Guipúzcoa, 1911 / Pontevedra, 1987) fue un destacado bibliógrafo, investigador y erudito, trabajando como bibliotecario de la Misión Biológica de Galicia hasta su jubilación. Todo un experto mundial en libros incunables, publicó centenares de artículos y pronunció numerosas conferencias en diversas ciudades de España. Estudió Derecho en tres facultades (Madrid, Valladolid y Santiago) pero la incorporación a filas en 1936 retrasó su licenciatura hasta 1940, aunque nunca ejerció. Al cumplir 25 años era un reputado conocedor de los libros vascos y de hecho su gigantesca biblioteca sobre el tema (adquirida por la Caja de Vitoria) es uno de los legados más importantes del mundo en historia y bibliografía de su cultura de origen.

Incluye obras de incalculable valor de los siglos XV y XVI (el nacimiento de la imprenta). Su erudición en el tema era tal que sus amigos recuerdan que lo visitaba Norton, el autor de la monumental “Printing in Spain in the XVI century”, lo cual, como recordaba Amando Ordás, ex director de la Misión Biológica de Galicia, “dice del prestigio internacional de Odriozola en este campo; no hay que olvidar que Antonio fue Premio Nacional de Investigación Humanística por sus trabajos sobre Juan Parix, un discípulo de Gutenberg que fue el artífice del primer libro impreso en España: el Sinodal de Aguilafuente, de 1472”.

Fue presidente de la Sociedade de Bibliófilos Galegos, miembro del Instituto Padre Sarmiento, correspondiente de la Real Academia de Historia y de la de Bellas Artes de San Fernando. (Datos extraídos de El Faro de Vigo y www.pontevedresesparaelmundo).

 

Deja un comentario