Jornada para la historia en la ermita de San Isidro de Arriba

Vidriera de Zapata.
Vidriera de Zapata.

Qué mejor momento para bendecir las nuevas vidrieras de la ermita de San Isidro Labrador de Cuenca (Vulgo de Arriba) que en el día de la festividad del Patrón. Por lo tanto, este domingo ha sido un tanto más especial de lo habitual. Muchos han sido los fieles que se han acercado hasta la ermita para asistir a la misa en honor del Patrón, a la posterior procesión y, cómo no, a la bendición de las dos vidrieras, en cuya financiación ha participado la Diputación Provincial.

Actos a los que tampoco han querido faltar el vicepresidente de la Diputación y primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de la capital, Julián Huete; el diputado provincial de Fomento, Javier Parrilla; la concejal de Cultura, Marta Segarra; el portavoz y concejal de Hacienda, José Ángel Gómez Buendía; el concejal del PSOE, José Ignacio Benito; la viuda de Miguel Zapata, María Begoña Vallé Yturriaga López, y las hijas de Bonifacio Alfonso Gómez, Cristina e Ivon.

VertiHueteVidrieraweb tra

Julián Huete ha llamado la atención sobre la mejora acometida en la ermita, que se ha visto engrandecida por las dos vidrieras que se han inaugurado tras la Eucaristía oficiada por Francisco Medina, párroco de Santiago y San Pedro y rector de la ermita de San Isidro.

Vidrieras emplomadas sobre planchas de vidrio soplado, pintadas a mano con esmaltes y amarillo de plata, y elaboradas sobre dos obras de los artistas Bonifacio y Miguel Zapata. La de este último se ha colocado en el ventanal más próximo al Evangelio y representa el cartel anunciador de la Semana Santa de Cuenca de 2006. En cuanto a la de Bonifacio, indicar que se titula Las dos caras del espejo y se ha instalado en la ventana del Coro.

Vidriera de Bonifacio.
Vidriera de Bonifacio.

Dos joyas que, sin duda, este domingo han brillado con luz propia y con las que la Hermandad de San Isidro Labrador (Vulgo de Arriba) se ha querido unir a esta efeméride tan especial para Cuenca como es el XX Aniversario de su declaración como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

El secretario de la Hermandad de San Isidro, José Vicente Ávila, manifestó ante los presentes en la iglesia, antes de la bendición, que la cofradía se sumaba a las efemérides de Cuenca 2016 XX Aniversario de la Declaración de Cuenca como Ciudad Patrimonio de la Humanidad; del Cincuentenario del Museo de Arte Abstracto; de los 400 años de la Procesión “Camino del Calvario” y de manera especial por la celebración del Año Santo de la Misericordia, rezándose precisamente la Oración del Año Santo por todos los fieles. En San Isidro, recordó el secretario, reposan, en la paz eterna, muchos protagonistas de estos distintos aniversarios.

Palabras del secretario
Palabras del secretario. De espaldas, la viuda de Zapata.

Terminó el secretario el gradeciendo la colaboración para el patrocinio de las vidrieras a organismos, entidades y particulares: Excma. Diputación Provincial de Cuenca, Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, María Begoña Vallé Yturriaga López, viuda de Zapata. Fundación Globalcaja Cuenca. Museo de Arte Abstracto de Cuenca (Fundación Juan March). Venerable Hermandad de Jesús Amarrado a la Columna. Bar La Ponderosa de Cuenca. Sigue abierta la lista de futuros colaboradores para sufragar las vidrieras.

Las hijas de Bonifacio con los directivos.
Las hijas de Bonifacio con los directivos.

Tras la misa y bendición de las vidrieras, los muchos presentes han acompañado a las imágenes de Santa María de la Cabeza y San Isidro Labrador, que han sido portadas a hombros, en su habitual recorrido procesional por el barrio del Castillo y donde no han faltado los sones de la Banda Municipal de Música de Cuenca.

Al llegar el cortejo a la Cruz de la Era, tuvo lugar la bendición de campos por parte del sacerdote Fernando León Cordente, que presidio la procesión.

El cortejo por el Camino de San Isidro. Saul Valverde.
El cortejo por el Camino de San Isidro. Saul Valverde.

Excelente e histórica jornada festiva la vivida este domingo 15 de mayo por la tarde en la ermita de San Isidro Labrador de Arriba,  a la que ha contribuido, y mucho, el buen tiempo reinante y la gran asistencia de fieles desde primeras horas de la tarde.

 

Deja un comentario