Al Conquense se le escapó el ascenso por fallar dos goles cantados

U.B. CONQUENSE, 1 (TOBOSO); U.D. MUTILVERA, 1 (JAVI ÁLVAREZ)

Cuando se perdona se paga, y más en una eliminatoria final en la que se juega el ascenso. El sábado 25 de junio era el día del retorno a Segunda B por parte de la U.B. Conquense, el día del «enganche», pues la ilusión de los casi 3.500 aficionados que se dieron cita en La Fuensanta podía servir para nutrir la nómina de socios del club blanquinegro, en su 70 cumpleaños de historia. Se tuvo el ascenso en la mano con el 1-0, para haber hecho en un par de ocasiones claras el 2-0, sobre todo en la segunda de Gerica, solo ante el portero navarro, pero en lugar de definir resolviendo, quiso adornarse con una vaselina que le salió fallida. Craso error y gol del navarro Mutilvera a posteriori, que parcecía encomendarse al rito de «A San Fermín venimos…» Los aficionados de Mutilvera-Pamplona cantaron antes de empezar aquello de «No te vayas de Navarra» y los nuestros sólo cantaron un gol y  dos cantados…. ¡¡¡uyyyy!, pues ya José Luis Perales había cantado por la noche, animando a la gente a ir al partido.

«Qué decepción. Todo estaba preparado para que la U.B. Conquense celebrara ante su público el regreso a Segunda División B, un año después de abandonar la categoría de bronce del fútbol español. Con la mejor entrada de la temporada, 3.400 personas, La Fuensanta era el escenario propicio para poner la firma a una temporada sensacional del conjunto balompédico, bajo la dirección de Manu Calleja. El invitado a la fiesta era el navarro U.D. Mutilvera, equipo que se presentaba con las credenciales de haber eliminado a la Gimnástica Torrelavega y al Zamora en las eliminatorias previas a esta final. En la ida, 0-0. Bastaba con ganar, aun sufriendo, para llenar de felicidad a la familia balompédica. El 1-1 final impidió esa fiesta. El no ascenso ha provocado una tremenda decepción y sólo el tiempo nos dirá sus efectos.

Un remate a puerta entre los tres palos, un gol. Ese es el bagaje del conjunto navarro en esta eliminatoria, en más de 180 minutos. Suficiente para empatar a domicilio y hacer valer el valor doble de los goles. La Balompédica no ha sido muy superior a su rival, pero sí ha creado más ocasiones, pero la falta de acierto le ha condenado una temporada más en Tercera. Ayer, sin ir más lejos, tuvo las suficientes y claras ocasiones como para haber resuelto el partido, y la eliminatoria, con solvencia y sin sufrimiento.

Cuando a los 17 minutos el canterano Toboso marcaba el 1-0 a la salida de un córner y de perfecto cabezazo, pareció que el ascenso estaba encaminado. Pero todo empezó a torcerse siete minutos después cuando Gérica ganaba la línea de fondo y daba el pase de la ‘muerte’ a Zapata que con toda la portería para él, mandaba el balón por encima del larguero. Hubo más acercamientos peligrosos en el área visitante, pero o no se remataba o la defensa los despejaba. Al descanso, el ascenso estaba en el bolsillo blanquinegro, pero quedaba la segunda parte y el convencimiento de que habría que sufrir.

FALTA DE TINO, EMPATE Y DECEPCIÓN

El inicio de la segunda parte ofreció a un Mutilvera con ganas de marcar. Dani, a los siete minutos, pudo hacerlo pero su disparo se marchó por encima de la portería de Camacho. Era el primer aviso. En el minuto 57 llegó una de las jugadas claves del partido y de la eliminatoria. Gérica robó el balón a la línea defensiva visitante y encaró al portero Edu con metros por medio. Se plantó ante el cancerbero, escoltado por dos compañeros más, lo que daba más peligro a la jugada, pero el bueno de Gérica decidió rematar de vaselina, el balón se quedó corto y terminó ingenuamente en las manos de Edu. El 2-0 habría sentenciado el encuentro, pero no llegó y sí lo hizo el empate del Mutilvera, en el minuto 67, obra del central Javi al cabecear en el segundo palo a la salida de un córner. Curioso, los dos tantos del partido fueron ejecutados por dos defensas, de cabeza tras saque desde la esquina y casi en el mismo minuto de cada tiempo.

Quedaban más de 20 minutos para el final de la eliminatoria, la Balompédica se volcó con más corazón que cabeza y eso permitió contraataques peligrosos del rival, aunque todos terminaron sin remate. Para colmo, la delantera blanquinegra no supo gestionar el fuera de juego en sus claros ataques, sobre todo en una jugada personal de Samba que tras driblar a dos rivales le dejó el balón a placer a Zapata, que le acompañaba, para que marcara a placer, pero Zapata no calculó bien y cuando recibió el esférico, el asistente levantó el banderín por fuera de juego. En fin, son esas cosas, esos detalles, que te hacen estar en la gloria o en el infierno.

El equipo de Manu Calleja lo intentó hasta el último segundo de los cinco minutos de añadido, metiendo balones en el área visitante, pero no encontró el remate de la gloria. Así terminó la temporada para la Balompédica, con un ascenso que se fue por primera vez a Mutilva ante la alegría de los 50 aficionados que se dieron cita por primera vez en Cuenca.

Tras el pitido final, llegó el contraste. Alegría visitante por un lado y desolación local por otro. Jugadores balompédicos derrumbados sobre el césped, otros agachados tapándose la cara con la camiseta para ocultar sus lágrimas, otros mirando al cielo buscando una causa para tanta decepción. Tuvieron que ser otros compañeros más serenos o los chicos de la Escuela los que les abrazaran, los que les dieran ánimos, si es que había lugar para el consuelo. Es la dureza del deporte, pero todos sabíamos que tras el partido de ayer, uno de los dos equipos terminaría desolado, lo que pasa es que había tanta ilusión en el ascenso blanquinegro, que la decepción fue más grande.

LA FICHA

U.B. Conquense: Camacho; Heredia (Tajamata, min. 88), Pablo Coscolín, Toboso, Gasca, Mozo, Carrasco (Álvaro, min. 69), Vicky, Gérica (Dani Fernández, min. 71), Zapata y Samba.

U.D. Mutilvera: Edu de Prados; Artaso (Iván Martínez, min. 88), Javi Álvarez, Albisu, Yasin, Juanlu Cisneros, Dani (Mikel Borja, min. 77), Moreira (Eneko Baquedano, min. 71), Adrián, Andoni Ibero y Eztieder.

Árbitro: Lou Ballano, asistido por Sánchez Espilez y Monterrubio Torres (Comité Aragón). Amonestó, por parte local, a Carrasco, Pablo Coscolín, Álvaro y Zapata. Por parte visitante a Juanlu Cisneros, Moreira, Eneko Baquedano, Eztieder y al segundo entrenador Mikunda.

Goles: 1-0. Minuto 17: Toboso a la salida de un córner. 1-1. Minuto 67: Javi Álvarez, también a la salida de un córner.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vuelta de la final por el ascenso a Segunda División B, disputado en la tarde del sábado 25 de junio en La Fuensanta. Gran  entrada, con toda la zona cubierta abarrotada con 3.400 personas, 60 de ellos aficionados del Mutilvera. Palco repleto de autoridades políticas y deportivas, entre ellas el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, y el presidente de la Federación Territorial de Fútbol, Antonio Escribano, además del presidente del Conquense. Mucho ambiente y presencia numerosa de jóvenes y niños de ambos sexos.

www.ubconquense.es

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.