«Misa de 12» dominical en la Catedral y Poética de la Libertad

La Exposiciòn “La Poética de la Libertad”, que tiene como marco excepcional la Catedral de Cuenca, se puede visitar en horario ininterrumpido de diez de la mañana hasta las 21 horas, lo que incide también en el horario de las misas dominicales, que se ofician, bien en la restaurada Capilla del Espíritu Santo o en la Capilla Honda. Este domingo 7 de agosto, minutos antes de la «misa de doce» en la Catedral, decenas de fieles se agolpan en la puerta. El encargado de la entrada pregunta a los visitantes si van a ver la Exposición o «a misa de doce«. “Si van a misa esperen que a las doce menos cinco viene una señora y les acompaña a la Capilla del Espíritu Santo». Casi no es necesaria la guía, pues los fieles saben donde van…

La Catedral refulge de luz y color con su estrenada super-iluminación, además de por las vidrieras, cada día más alabadas por los visitantes. «Filtros de luz» las llamó el prelado Guerra Campos cuando hace veinte años arreciaba la polémica, bastante en contra, por su instalación. El arte no riñe, convive. Los fieles van llegando a la Capilla del Espíritu Santo por la puerta que da al patio de la Limosna. Lugares ambos recuperados tras muchos años cerrados por falta de «limosna».

La Capilla del Espíritu Santo sólo se abría tres días al año en la fiesta de Pentecostes. Estaba deteriorada y sin luz. Más de tres lustros ha estado cerrada y ahora luce sus mejores galas, gracias a la intervención del Consorcio Ciudad de Cuenca y a ayudas como las que dejó en vida Domingo Casas Ubiedo, verdadero enamorado de la Catedral. En fechas próximas se colocarán estandartes en este joyel catedralicio donde reposan restos de los Hurtado de Mendoza, según ha hecho público el director del primer templo conquense. La del Espíritu Santo es la capilla del verano, y ya la de todo el año.

Oficia Miguel Ángel Albares. (Josevi)
Oficia Miguel Ángel Albares. (Josevi)

Oficia la misa el director de la Catedral, Miguel Ángel Albares, que tiene mucho que ver en las mejoras que en los últimos años está teniendo el tempo conquense, que hace más de un siglo fue noticia por el hundimiento de la Torre del Giraldo y ahora es más conocida en todo el mundo por la Exposición de la Poética de la Libertad, con esos nombres en letras amarillas rojas y azules que conforman el diseño del cartel de la magna exposición, que creo yo es el acontecimiento del siglo en Cuenca, puesto que solamente llevamos 16 años, y su presupuesto es de un millón y medio de euros: Wei Wei y sus 81 días de encarcelamiento vigilado, Miguel de Cervantes y su encierro en Argel (año cervantino sin duda, propiciado por la Junta de Comunidades), y los informalistas Martín Chirino, Francisco Ferreras, Luis Feito y Rafael Canogar, a los que se han unido en el último momento (fuera del programa de mano), los nombres de Zóbel, Saura y Torner, además de Millares, aunque echaba de menos a Gerardo Rueda, al menos presente en las vidrieras del coro.

IMG_20160807_122940

El padre Albares viste casulla verde del tiempo ordinario, que es la más utilizada. La blanca paloma figura en el altar y en el cuadro central del retablo la Venida  del Espíritu Santo. En la lectura del Evangelio, de San Lucas, Miguel Ángel Albares comienza relataon la escritura: «En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino. Vended vuestros bienes y dad limosna; haceos talegas que no se echen a perder, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro allí estará también vuestro corazón. Tened ceñida la cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame. Dichosos los criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; os aseguro que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y los irá sirviendo. Y, si llega entrada la noche o de madrugada y los encuentra así, dichosos ellos. Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, no le dejaría abrir un boquete. Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre…

La Capilla del Espíritu Santo, una joya recuperada. (Josevi)
La Capilla del Espíritu Santo, una joya recuperada. (Josevi)

Con el tesoro que ahora encierra la Catedral, aumentado con la Exposición para la Historia, las alarmas están preparadas por si llega “el ladrón” y no pueda hacer boquetes… En eso pensamos mientras Albares, en su plática, incide en ese comportamiento de fidelidad, porque “a quien mucho se le confió mas se le exigirá».

Esta Capilla, separada del resto de capillas de la Catedral, es otro de los motivos para visitar el templo. “Capilla secuestrada”, llegó a escribir Federico Muelas, el insuperable cronista de Cuenca, cuando apenas abría sus puertas en su oscura soledad y abandono.

Hoy es motivo de orgullo para el visitante conquense y de admiración para el foráneo. La mano de Albares se ha hecho notar, y del propio Cabildo y deán.

En el retorno a la puerta de salida, por la zona que no es itinerario de la Exposición de Wei Wei y Cervantes, los fieles se fijan en la reluciente y refulgente cúpula de la Capilla del Sagrario, recién restaurada y abierta el mismo día de la Exposición.

Virgen con Niño, una de las más antiguas de la Catedral, que durante 50 años estuvo cedida en la iglesia románica de Arcas.
Virgen con Niño, una de las más antiguas de la Catedral, que durante 50 años estuvo cedida en la iglesia románica de Arcas.

Y la presencia, en una de las columnas, frente a las laudas, de una antigua Virgen con Niño, que hace medio siglo fue cedida a la iglesia de Arcas, conocida como la Virgen de la Higa. Otro feliz hallazgo para el visitante, pues es una de las tallas más antiguas del templo y con la vela encedida permanentemente invita a la oración y reflexión entre toda la belleza expositiva que ofrece nuestra Catedral.

Y muy cerca, el paso de la Santa Cena, en su temporal ubicación, que ya conoce casi todos los espacios de la Catedral. Otra ocasión para contemplar el voluminoso “paso” de Octavio Vicent desde otra perspectiva, junto a la capilla del santo conquense, natural de Belmonte, San Juan del Castillo.

A la una de la tarde dominical se celebra otra misa, esta vez en la Capilla Honda, con el mismo y obligado protocolo, que los fieles saben cumplir.

Debido a la Exposiciòn, las celebraciones anuales en los Altares de Santa Ana (26 de julio) y Virgen de las Nieves (5 de agosto), con Votos incluidos, y presencia municipal, se han celebrado este año en la referida Capilla del Espíritu Santo.

La misa diaria de Coro, del Cabildo catedralicio, a la que se puede asistir, tiene lugar a las nueve de la mañana en la Capilla Honda, la del Corazón de Jesús, fuera del horario de la Exposición, que es desde las diez de la mañana hasta las nueve de la noche.

La celebración de bodas mantiene su vigencia, y en estos casos, la Catedral queda cerrada para el sacramento del matrimonio.

Otro día hablaremos de la Exposición, así con mayúsculas.

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.