Pasen y vean

“Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad”. La frase, extraída de tantos villancicos populares, tiene mayor sentido en este lunes 24 de diciembre de 2007. Hoy es Nochebuena y en las calles se aprecia la gran actividad que genera la celebración, tanto es el aspecto comercial del regalo como en el comercio de la alimentación. Los grandes centros comerciales y otras tiendas abrieron sus puertas en el animado domingo para poder atender las necesidades de una ciudad que ya flota en unos 65.000 habitantes, incluidas las pedanías cercanas. Se notó ayer mucho trasiego mientras en el Casco Antiguo la poca presencia de turistas le daba un aire de cierta soledad. La gente va y viene, pasa y pasea.

José Vicente Avila, 2007

A esta Navidad 2007 parece que le falta colorido en la calle, animación musical de grupos espontáneos cantando villancicos como antaño. La ruta de los belenes es muy interesante, empezando por la extraordinaria puesta en escena del Belén de la Diputación, que un año más ha presentado la Asociación de Belenistas. O siguiendo por el detallista Belén colocado en los locales de la Venerable Hermandad de la Virgen de la Amargura con San Juan, en el rincón de la Esperanza, frente a la parroquia de El Salvador. Los cofrades de la Amargura han puesto todo su espíritu creativo navideño para ofrecer un Belén vivo con sus peces de colores en el río (bien vale aquí el villancico de “pero mira, como beben…”), con los cambios de luces que nos muestran al ángel anunciador en la noche de los tiempos y desaparece con la luz diurna, y tantos pequeños detalles que enriquecen la muestra belenística. O el escaparate de la floristería “Las Camelias” de la calle de las Torres, con el Belén de la Cuenca Antigua, incluido el puente de San Pablo de Piedra. Un belén que, aunque ya es clásico, cada año sorprende. Belenes para ver y comprobar el esfuerzo de tantas personas, que este año también ponen su acento en Jábaga, donde el alcalde Chamón ha conseguido las figuras de gran tamaño, amén de los sonidos del villancico en las voces del Coro Alonso Lobo.

El villancico, además, tiene en Cuenca muchos ejemplos de creatividad. En esta ciudad, que es uno de los mejores muestrarios del christma navideño, el villancico cobra una gran dimensión a través de tantos maestros de capilla de la Catedral como en los versos de Federico Muelas en su libro “Ángeles albriciadores”. La Escuela Normal de Magisterio presentó en la Navidad de 1970 un librito de la investigadora Gloria Martínez y del organista Miguel Martínez Millán, sobre “El Villancico y la Navidad en la Catedral de Cuenca”, en el que se da cuenta del importante papel que tenía en las vísperas de la Navidad el maestro de capilla para solemnizar la celebración: “La gente acudía a estas fiestas con gran regocijo, hasta tan punto que a finales del siglo XVIII se originó un gran desorden en la iglesia durante esta fiesta, a causa de tanta música, danza y alegría”, escriben los autores. De estos albores y alborotos en alguna misa de Gallo conquense de la época salio “la marimorena”, con el protagonismo de una tal María Moreno. Los tiempos dejaron la “marimorena” para solaz de las letrillas del villancico, y en los últimos años, amén de las misas del Gallo en las diferentes parroquias, se ha sumado el paraje de “San Julián El Tranquilo” para la anual celebración, en una de las noches más frías del año, pero de gran calor familiar.

Se anuncian “Misterios navideños” de todo el mundo en el Museo de la Semana Santa y el Centro de Artesanía de la Iglesia de Santa Cruz viste sus mejores galas en estos días para ser visitado. Lo contemplamos en su soledad lleno de obras hechas a mano. Cuántas ciudades quisieran contar con un Espacio como el de Santa Cruz. Pasen y vean.

“Oro, incienso y mirra” es el título de la exposición de la Galería Jamete, que cierra el X aniversario con una muestra colectiva de gran colorido, como un desfile de las más variadas técnicas artísticas. Todas juntas, en el pequeño espacio, forman ese otro “belén” del arte más vanguardista, de la creatividad más variopinta. Pasen y vean la obra más actual de Jesús Patiño, Jesús Ocaña, Celia Guillén, Eduardo Marco, Anna Schölss, Juana Abad, Lira, Eva Guzmán, Eva Gastell, Julio García, Pepe Barambio, Bemocae, Santi Torralba, Rosa Jerez, Arturo Herraiz, Sam Worcinski, Luis Castillo, Arturo Pérez, Rubén Navarro, Guillermo Codes, Jesús Lozano, El Manchas, Miguel Ángel Ortega, Jesús Ortega, Maite Castillejo, Víctor Santesmases, Chema Alvareda y Humberto Mateo. “Oro, incienso y mirra” de los magos del universal arte conquense en la Jamete. Feliz Navidad.

EL DIA, 24 de diciembre de 2007 – (Crónicas de Bota y Borceguí)

Deja un comentario