Andrés Moya López, el alcalde ginecólogo, murió con las botas puestas

Entregó una placa minutos antes de su fallecimiento.
Entregó una placa minutos antes de su fallecimiento.

Andrés Moya López (1933-2017) ha fallecido este sábado 13 de mayo casi ejerciendo de “alcalde emérito”, pues acababa de entregar una placa a la familia del guitarrista conquense internacional Ismael Barambio (fallecido el 12 de mayo de 2015) con ocasión de la colocación de una placa similar en uno de los más bellos rincones de San Miguel, con vistas a la Hoz del Júcar, ahora conocido como “Mirador del Músico Ismael Barambio”. Tras descorrerse la cortinilla que inauguraba la placa y las palabras emocionadas del alcalde, Ángel Mariscal Estrada, éste reclamó la presencia de Andrés Moya para que fuese él quien entregase la placa a la familia, a lo que accedió gustosamente.

Andrés Moya, junto a los hjos de Ismael Barambio. Foto Josevi.
Andrés Moya, junto a los hjos de Ismael Barambio. Foto Josevi.

Una vez finalizado el acto, y ya en la despedida, saludé a Andrés Moya, con quien mantenía una cordial relación, pues mi madre trabajó con él en la Maternidad provincial en la que ejerció como ginecólogo. Le dije que me alegraba verlo en un lugar como San Miguel, zona en la que él había participado como alcalde en su embellecimiento, y me dijo que “mientras el cuerpo aguante iré a todos estos actos, y máxime lo que representaba Ismael y lo que hizo por Cuenca”. Palabras que no dejan de ser un testimonio de cómo sentía a Cuenca y cómo tomaba el pulso de la ciudad.

Al coger la placa envuelta en una caja de madera dijo, "tened cuidado que pesa". Foto: Josevi.
Al coger la placa, envuelta en una caja de madera, dijo Andrés Moya, “tened cuidado que pesa”. Foto: Josevi.

Esta misma semana había coincidido con Andrés Moya en tres ocasiones: en la inauguración de la Feria del Libro, acompañándole en su salida del Parque, manifestándome entonces su puesta en marcha con Pedro Cerrillo, siendo el alcalde; en la presentación de la revista “Contrebia” en el Centro Cultural Aguirre, donde Moya López nos comentó a José Luis Muñoz y a mí que había que revitalizar la figura del arquitecto Fernando Alcántara, y su obra rehabilitación de las Casas Colgadas, y de la construcción de otros espacios singulares de Cuenca como el Kiosko de la música del Parque de San Julián y la plaza de toros de 1927, y cion su presencia ) en el descubrimiento de la placa y Mirador de Ismael Barambio.

Tercer mandato de alcalde en 1987. Gaceta Conquense.
Tercer mandato de alcalde en 1987. Gaceta Conquense.

Andrés Moya tenía a Cuenca en su cabeza. Era un enamorado de la ciudad que paseaba cuando podía y asistía a la mayoría de actos culturales o similares. Sentía y amaba a Cuenca, ciudad en la que estuvo quince años como alcalde en distintas legislaturas.

La primera fue entre 1967 y 1974, siete años, en la que además fue procurador en Cortes en su cargo de alcalde. La segunda, ya en la democracia, entre 1979 y 1983, como miembro de UCD, tras haber sido senador en la legislatura constituyente de 1977, hasta que cesó en 1979 para  presentarse a la alcaldía. La tercera legislatura como alcalde fue entre 1987 y 1991.

Moya 1987
Andrés Moya en 1987. Foto: José Luis Pinós.

Como médico ginecólogo, además de sus primeros pasos en la Maternidad Provincial, realizó su trabajo en la Residencia – Hospital “Virgen de la Luz” de Cuenca. Por la calle se paraba para saludar a tanta gente que había nacido casi entre sus manos.

Descanse en paz Andrés Moya López, que además de alcalde y ginecólogo, ejerció de conquense y amante de Cuenca, sus cosas y sus gentes, hasta el último momento. Murió con las botas puestas en la calle de Pilares, muy cerca del Ayuntamiento en el que tantos años estuvo como primer edil. Los servicios de asistencia del 112 realizaron todo el esfuerzo posible, y entre ellos la concejal y cirujano Elsa Jiménez, que había estado en el acto de homenaje, por salvarle la vida. Gran profesionalidad de todo el equipo presente.

El último adiós de Andrés Moya será ante la imagen del Santísimo Cristo de la Agonía, hermandad a la que pertenecía, en la parroquia de El Salvador, pues el domingo 14 de mayo es “la fiesta del Cristo”. Vaya para la familia de Andrés Moya López el más sincero pésame. Se nos ha ido un Conquense de Pro.

José Vicente AVILA

Recepción a la U.B. Conquense por su ascenso a Tercera en 1980. En la imagen, Luis Hernansaiz, Ramón, el presidente José López, Hortelano, Ortiz, Caparrós, Félix y el alcalde Andrés Moya. Foto: José Luis Pinós.
Recepción a la U.B. Conquense por su ascenso a Tercera en 1980. En la imagen, Luis Hernansaiz; Ramón, el presidente José López; Hortelano, Ortiz, Caparrós, Félix y el alcalde Andrés Moya. Foto: José Luis Pinós.

DECRETO DE DECLARACIÓN DE LUTO OFICIAL POR LA MUERTE DE ANDRÉS MOYA LÓPEZ

El Ayuntamiento de Cuenca informa en su página web:

“Hoy, de forma repentina se ha producido el fallecimiento de Don Andrés Moya López, que fue Alcalde de nuestra ciudad, el primer alcalde de Cuenca en la etapa democrática durante sus dos primeros mandatos.

Su muerte se ha producido haciendo lo que a él más le apasionaba, tal como vivió y al servicio de Cuenca, a la que tanto ha amado, defendido y por la que trabajó hasta el final. Desde su responsabilidad política y profesional, la medicina, ha luchado por el progreso, el bienestar y contra los sufrimientos de los conquenses, y lo ha hecho desde la cercanía y con elegancia. Y prueba de ello, su buena relación con todos los gobiernos municipales, acudiendo a actos, foros y a las sesiones del Consejo Social, máximo órgano de participación ciudadana, en los que opinaba con sensatez y buen criterio.

Hoy ha querido estar con el Ayuntamiento en un acto de homenaje, reconocimiento y generosidad hacia otro hijo predilecto de la Ciudad. Y ha entregado una placa como alcalde. Y hablando de Cuenca, a escasos metros del que siempre ha sido su Ayuntamiento, feliz y sin darse cuenta, nos ha dejado.

Pregón de José Luis Lucas Aledón en San Miguel en 1980, con asistencia del alcalde, Andrés Moya. Foto José Luis Pinós.
Pregón de José Luis Lucas Aledón en San Miguel en 1980, con asistencia del alcalde, Andrés Moya. Foto José Luis Pinós.

Por ello es de honor y de justicia que el Ayuntamiento de Cuenca, y yo como su representante actual, con aquellos que como el alcalde D. Andrés Moya han presidido la institución, decrete tres días de luto en la ciudad, incluido hoy, que servirán para su recuerdo pero no bastan, en ningún modo, para agradecer su entrega por los conquenses. Durante el luto, la bandera de Cuenca de la balconada ondeará a media asta y las de interior con crespón negro en la moharra. Se suspenden todos los actos públicos oficiales organizados por el Ayuntamiento en los que presida o participe un edil durante los tres días del luto oficial. Convocándose a la Junta de Portavoces para emitir un comunicado oficial. Descansa en paz, maestro, amigo y compañero

bandera a media asta                     Firmado, el alcalde de Cuenca, Ángel Luis Mariscal Estrada.

Quiero agradecer a los cinco agentes de policía local que desde el minuto cero, en el que fueron requeridos, han participado en las maniobras de reanimación junto a tres médicos y tres auxiliares de la UVI móvil. También a la patrulla de la policía local que con las luces de emergencia encendidas ha escoltado al coche fúnebre hasta el tanatorio Alameda. Muchas gracias a todos”. 

 

Deja un comentario