3-1. Triunfo reivindicativo del Conquense para despedir la temporada

José Luis Pinós / Las Noticias

Tras el 3-0 del pasado domingo en Peralada, todos éramos conscientes de que la eliminatoria se había puesto más que difícil. Conforme fueron pasando los días, la familia balompédica fue recuperando la moral y llenándose de ilusión. Entonces apareció el clásico ‘sí se puede, sí se puede’. Los niños de la E.F.B. UB Conquense (qué maravilloso vídeo realizaron en la previa), la plantilla de la Balompédico, los aficionados, los socios… todos se sumaron al proyecto de una remontada que necesitaba tanta dosis de acierto en tu fútbol como mala suerte en el rival.

Nos imaginamos al técnico José Manuel Poyatos y su cuerpo técnico, trabajando toda la semana, preparando el partido, qué hacer y qué no hacer. Valorando situaciones en caso de marcar, en caso de que te marquen, analizando los tiempos del partido. Seguro que tuvo en cuenta muchas cosas, las imaginables y las que no, pero también seguro que no pensó en que a los 40 segundos, tras el lanzamiento de una falta en el medio del campo, Clotet se haría con el balón en el segundo palo y por bajo pondría el 0-1. Ahí se acabó la eliminatoria. El Conquense necesitaba cinco goles para pasarla.

Conquense-Peralada, por vez primera en La Fuensanta. / Josevi
Conquense-Peralada, por vez primera en La Fuensanta. / Josevi

Lo peor para la Balompédica es que se quedaron sin plan y nos encontramos a un equipo que de repente llegaba tarde a todos los balones y con una defensa por la que entraban como por el pasillo de su casa los delanteros gerundenses. En el ecuador del primer tiempo Alex Ruiz había evitado tres goles con sus intervenciones. El 0-1 parecía insuficiente para los méritos del conjunto visitante.

A pesar de todo, en el minuto 43, Manu Monteagudo pudo empatar pero su disparo potente desde el corazón del área fue rechazado por el meta visitante. Con el 0-1 y la sensación de impotencia llegamos al descanso.

REACCIÓN PARA GANAR EL PARTIDO

Tras el paso por los vestuarios, Poyatos aplicó el plan previsto en un principio, en el que no entraba ir perdiendo, y salieron al campo Alonso y Héctor. El equipo cambió por completo. Tanto que marcó tres goles, Vicky vio como Gianni, que reaparecía, el sacaba un lanzamiento que iba a su escuadra superior derecha y como Gérica estrellaba el balón en el larguero al saque de otra falta. Además, la defensa visitante pasó apuros en varias jugadas para evitar el gol. Incluso estuvo a punto de meterse un tanto, al despejar un córner.

Gérica, autor del primer gol. / Las Noticias
Gérica, autor del primer gol. / Las Noticias

Todo esto porque la Balompédica echó mano de su corazón, de su coraje, de su genio competitivo, de no bajar los brazos, de querer despedirse de la afición como mejor pudiera, de dejar sobre el césped la última gota de sudor que en esta tarde calurosa era un sudor generoso.

En el minuto 51 Gérica empataba el partido con un magnífico disparo cruzado desde la frontal. Era el primer remate a puerta de la segunda parte y fue como el aviso de que el partido iba a cambiar. En el minuto 54, el jugador visitante Víctor Alonso veía una clara tarjeta amarilla. Un minuto después, en un salto, el mismo jugador golpeaba con el codo a un rival en un salto. Clara tarjeta que el colegiado pasó por alto ante las protestas de los balompédicos. El Peralada se había salvado de jugar con uno menos casi 40 minutos. Ahí estuvo media eliminatoria porque en esos momentos el Conquense, sin ser un vendaval, creaba claras ocasiones de marcar, que es lo que importa.

Así, del saque de esa falta, Vicky vio como Gianni hacía la parada del partido y cuatro minutos después, min. 60, Fran Simón rubricaba una excelente jugada de Alonso por la banda derecha para rematar de manera inapelable al fondo de la red desde la frontal del área. El partido se iba ganando, aunque nadie hablaba de la eliminatoria.

La afición respondió pese al 3-0 de la ida.
La afición respondió pese al 3-0 de la ida.

De ahí al final del encuentro vimos a un Conquense que arriesgó buscando más goles y a un Peralada que a la contra era peligroso aunque Alex Ruiz no tuvo que detener remate alguno. Gérica, minuto 74, estrellaba el balón en el larguero al saque de una falta directa. Quién sabe si el 3-1 hubiera llegado a falta de 15 minutos, la ilusión por la eliminatoria habría renacido.

El caso es que, el Peralada sufrió lo suyo pero hay que entender que jugaba con el margen de que el rival necesitaba tres goles más. Uno de ellos llegó en el minuto 91 tras una gran jugada personal de Álvaro, qué gran segundo tiempo el suyo, y con ello se acabó el partido.

La eliminatoria se perdió en Peralada. El 3-0 era y fue determinante. Y por si había esperanzas, el 0-1 a los 40 segundos acabó con todo, incluso con una afición molesta con el juego de su equipo en la primera parte y que terminó aplaudiendo a una plantilla que ha dado de sí todo lo que tenía y que ha respondido por encima de sus posibilidades gracias al trabajo diario durante once meses. Qué más se les puede exigir. Nada. El Conquense ha perdido en su camino al retorno a Segunda B, pero no se podrá decir que con la plantilla tan modesta económicamente no ha superado con creces lo que en el pasado mes de agosto se le pedía.

Enhorabuena al C.F. Peralada que en el cómputo de la eliminatoria ha merecido pasarla. Ahora, nos serviría de consuelo a los balompédicos el que consiguiera el ascenso a Segunda B. Nos habría eliminado un campeón.

FINAL DE LA TEMPORADA

Así termina nuestra última crónica de la temporada de la U.B. Conquense. Ha sido una mezcla informativa de lo que pasó en el partido y también la obligatoria reflexión de lo que ha hecho esta plantilla, para que no quede duda de su trabajo, entrega y profesionalidad por un objetivo que en agosto empezó con la permanencia, en noviembre con clasificarse entre los cuatro primeros y en mayo luchando por la primera plaza y terminando segundos. Y con gente de esta tierra y otros, qué grandes, con el corazón en esta tierra. Feliz verano.

LA FICHA

U.B. Conquense: Alex Ruiz, Tomás, Javi Soria, Adrián Sillas, Fran Simón, Monteagudo (Héctor, min. 46), Vicky (Coscolín, min. 80), Gérica, Álvaro, Corrales (Alonso, min. 46) y Tajamata.

C.F. Peralada: Gianni; Vallho, Estellés (Víctor Alonso, min. 46), Marc Carbó, Forgas, Corominas, Boniquet (Álamo, min. 69), Clotet (Higón, min. 59), Carbonell, Traoré y Chele.
Árbitro: Alcaraz Bernal, asistido por Isla Florez y Pérez Pardo (Comité de Murcia). Por parte local, amonestó a Fran Simón, Héctor, Coscolín, Tajamata y Javi Soria, a este finalizado el partido. Por parte visitante a Corominas y Víctor Alonso.

Goles: 0-1. Minuto 1: Clotet de tiro cruzado. 1-1. Minuto 51: Gérica desde la frontal. 2-1. Minuto 60: Fran Simón de disparo colocado. 3-1. Minuto 91: Álvaro de remate junto al palo izquierdo de Gianni.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la vuelta de las semifinales de la fase de ascenso a Segunda B, disputado en la tarde de este domingo en La Fuensanta. Tarde de bochorno, aunque estuvo tiempo nublada, terreno de juego en irregulares condiciones y unas 2.000 personas. El Peralada, visitante inédito en La Fuensanta, vistió totalmente de color fucsia. Pasa la eliminatoria el C.F. Peralada que en la ida ganó 3-0 por el cómputo global de 3-4.

CARAS CONOCIDAS Y ALGUNOS AFICIONADOS POCO COMPRENSIVOS

Pese al 3-0 de la ida, los aficionados dieron una amplia respuesta al llamamiento del club para intentar dar la remontada, en el “más difícil todavía”, pues para más inri, el Conquense tenía las importantes bajas de sus dos delanteros natos: Nacho Martínez y Adighibe. Si a ello le añadimos que sin cumplirse el minuto de juego el Peralada puso el 0-1 (0-4 en ese momento en la eliminatoria), el objetivo se ponía prácticamente imposible para el equipo blanquinegro, que tenía que marcar cinco goles.

Jugando a remolque, el Conquense acusó ese zarpazo inicial y como queda reflejado en la crónica, en la primera mitad el guardameta balompédico fue el mejor de su equipo. En la segunda parte, los tres goles, un balón al larguero y un tremendo paradón del guardameta gerundense, que en la primera parte ya evitó el empate, hablan de la reacción blanquinegra.

En la tribuna pudimos saludar a Jaime López Sendino, que ha entrenado al Conquense durante tres etapas; a José Luis Sepúlveda, exjugador y exentrenador balompédico, que dirige al Pedroñeras en las últimas temporadas; a Javi Gómez, a quien le queda una temporada más en el Toledo. Y a muchas otras caras conocidas. Con el 3-1 el equipo al menos cerró la temporada con mucha dignidad, porque no hay más cera que la que arde y lo hizo hasta que la llama aguantó.

Por ello nos pareció poco respetuoso y ético para el equipo que algunos aficionados gritasen y pitasen a los jugadores durante la primera parte, tras caerles la losa del primer gol. No es justo tratar así al equipo por parte de algunos que se llaman significados aficionados.-J. V.

 

 

 

 

Deja un comentario