El Diccionario ilustrado de la Joyería de Teresa Jiménez Priego

EntregaEsculturaTomasBuxWeb

Con un Salón de Plenos abarrotado de público, la Diputación Provincial de Cuenca ha rendido un sincero y sentido homenaje a la conquense, profesora y escritora natural de Caracenilla, Teresa Jiménez Priego, con la presentación de su último libro “Diccionario Ilustrado de la Joyería” y la entrega de una escultura del ceramista conquense Tomás Bux como reconocimiento a su excelente trayectoria investigadora y pedagógica, informa dipucuenca.es. Un acto celebrado en la tarde del 30 del abril cumplido, que evocaba los primeros “mayos” conquenses.

Un sentido y sincero homenaje al que no ha querido faltar el presidente de la institución provincial, Benjamín Prieto, quien, acompañado del diputado de Cultura, Francisco Javier Doménech, ha subrayado de la homenajeada su entrega, entusiasmo y pasión con la que afronta cualquiera de sus trabajos, como, por ejemplo, este Diccionario Ilustrado de la Joyería, al que ha dedicado nada más y nada menos que una cuarta parte de su vida.

Fran Domenech, Teresa Jiménez, Benjamín Prieto y Paz Risueño.
Fran Domenech, Teresa Jiménez, Benjamín Prieto y Paz Risueño.

No es de extrañar, en consecuencia, que Prieto no haya dudado en felicitar a Teresa Jiménez por su extensa, intensa y prolífica trayectoria investigadora, que ha hecho posible que el patrimonio ocupe un lugar destacado en el ámbito de la cultura, coincidiendo, por lo tanto, con la importancia que le otorga esta Diputación como elemento dinamizador del turismo y vertebrador del territorio.

La homenajeada, visiblemente emocionada, ha agradecido públicamente tanto este reconocimiento de la Diputación, consciente de lo difícil que es ser profeta en su tierra, como la presentación de su último libro en Cuenca, dándole visibilidad entre los conquenses, sus paisanos, lo que, para ella, cobra especial relevancia. Se daba la circunstancia de que Teresa cumple años el dia 1 de mayo.

Jiménez Priego ha hecho hincapié, del mismo modo, en el hecho de que este libro es el resultado directo “de trabajo, trabajo y más trabajo”. Y es que, en su opinión, al igual que dijera Einstein, la genialidad es el resultado de un 1 por ciento de inteligencia y un 99% de trabajo”. Una plena dedicación a esta investigación que ha supuesto a la autora recorrer numerosos museos y bibliotecas de toda Europa durante más de veinte años, desde París hasta Moscú, pero, según ha dicho, ha merecido la pena, porque el resultado ha sido “un libro de joyería único en el mundo”.

PublicoPresentacionLibroTeresaJimenezWeb

Un total de 4.314 términos del mundo de la joyería ordenados alfabéticamente, siendo definidos cada uno o dando, incluso, su equivalencia en otras lenguas y complementados con 9.000 fotografías, así como diseños y croquis conforman las 2.100 páginas en tres tomos de este Diccionario Ilustrado de la Joyería de Teresa Jiménez, en el que también se recogen multitud de joyeros de distintos periodos históricos, las joyas de los distintos territorios geográficos y las joyas de artistas universales, abarcando la historia de las joyas, desde la prehistoria hasta nuestros días.

Una obra muy completa que la hace de obligada consulta para todos aquellos interesados en el apasionante mundo de la joyería. Y es que, por si fuera poco el mencionado contenido, en este libro también se recopilan los nombres de las piedras preciosas y sus tallas, así como información sobre las piedras preciosas históricas y la definición de técnicas, herramientas u oficios de este arte.

La presentación de la escritora, que también  es autora del libro “Fausto”, corrió a cargo de Paz Risueño, que fue delegada de Cultura de la Junta en la década de los noventa, quien trazó la amplia tan interesante como poco conocida biografía de Teresa Jiménez. Respecto a Fausto Culebras, la autora Jiménez Priego señaló que para ella había sido todo un reto escribir del escultor de Gascueña, que cuenta con densa obra muy repartida, fallecido en 1959 en Cuenca del Ecuador, cuando montaba la gran escultura de Alonso de Ojeda. Señaló Teresa que los restos de Fausto ya habían regresado a su tierra natal.

Ángel Corpa cantó una especie de himno o canción dedicada a Cuenca.
Ángel Corpa cantó una especie de himno o canción dedicada a Cuenca.

RECITAL DE ÁNGEL CORPA

Y a la altura de tan magnífico libro ha estado, como no, el colofón a este acto, que no ha sido otro que la actuación del también conquense, en este caso natural de Barajas de Melo, Ángel Corpa, artista, compositor y fundador del mítico grupo Jarcha, que, por cierto, se ha mostrado encantado de poder tocar en su tierra, a la que, según ha dicho, está siempre dispuesto a visitar, porque, tal y como ha confesado, “venir a Cuenca, siempre es una fiesta”.

Corpa ha realizado un pequeño concierto-recital, en el que ha ido desgranando desde poemas de Miguel Hernández, Joan Manuel Serrat o Pablo Neruda hasta clásicos de Jarcha como “La copla que está es mi boca” o “Andaluces de Jaén”, pasando por algunas de sus últimas composiciones, como son “Hablemos” o “Cuenca”, que ha querido estrenar en la Diputación, además de cantar la poesía de Miguel de Cervantes.

Su especial himno a Cuenca bien podría titularlo este juglar de la música y de la poesía, nacido en Barajas de Melo, como “Cuenca reencontrada”. Así se lo sugerí y espero que tome nota.

Foto de familia con la autora.
Foto de familia con la autora.

Una tarde muy especial, por lo tanto, la vivida hoy en la Diputación, donde se ha rendido un merecido homenaje a la conquense Teresa Jiménez Priego y que, según ha subrayado Prieto, debe de marcar un comienzo para difundir y dar a conocer la extensa y prolífica obra de esta investigadora y, sobre todo, incansable trabajadora. Tras la foto de grupo, en el amplio salón de la Diputación, donde se muestra una exposición pictórica, se sirvió por parte de “Casa Venancio” una limonada con sabor “juanista” de Huete, acompañada de deliciosas rosquillas fritas de Caracenilla.

 

Deja un comentario