4 de junio de 1999: Parroquia de Santiago y San Pedro de Cuenca

Una de las iglesias más antiguas de Cuenca es la de San Pedro, que data de la época de la Reconquista de Cuenca, con sus diferentes remodelaciones interiores a lo largo de los siglos y sobre todo de su torre que tiene forma de tiara pontificia en su remate, en honor de San Pedro, finalizada entre finales del siglo XVII y comienzos del XVIII. La última remodelación de la octogonal iglesia se produjo entre los años 1995 y 1999, con actuación de la Escuela Taller Ciudad de Cuenca, con un presupuesto de 351.656,380 millones de pesetas, financiados por el INEM, de los cuales 71 millones corrieron a cargo del Ayuntamiento de Cuenca.

PARROQUIA DE SANTIAGO: DE LA CATEDRAL A LA IGLESIA DE SAN PEDRO

Durante cuatro años se llevaron a cabo los trabajos de restauración de esta antigua iglesia, que fue reinaugurada como parroquia el sábado 6 de junio de 1999. Al efecto, el entonces obispo de Cuenca, Ramón del Hoyo, emitió un Decreto por el cual la iglesia de San Pedro pasaba a denominarse Parroquia de Santiago y San Pedro, manteniendo la antigüedad santiaguista.

La cúpula de la torre de San Pedro, sin teja. / MC
La cúpula de la torre de la igesia de San Pedro, sin teja. 1997 / MC

Cabe recordar que la parroquia de Santiago, que era una de las más antiguas de Cuenca con esa denominación, estaba situada en la capilla de Santiago Apóstol de la Santa Iglesia Catedral de Cuenca, acogiendo el perímetro del Casco Antiguo hasta la parroquia de El Salvador, que acoge otras zonas de la ciudad alta y baja.

La misa de la reinauguración y bendición de la iglesia y desde ese momento parroquia de Santiago y San Pedro la ofició monseñor Ramón del Hoyo, concelebrando con varios sacerdotes, entre ellos el entonces párroco Gerardo Meneses.

Obras de la Escuela-Taller. / Josevi.
Obras de la Escuela-Taller. / Josevi.

En las diferentes capillas fueron colocadas las imágenes del Cristo del Largo Padecer y el “paso” de San Pedro Apóstol, que durante cuatro años estuvieron en la Catedral. El Cristo de los Almendrones, que estuvo en el Convento y el Santísimo Cristo de la Vera Cruz y los “pasos” de La Negación y El Bautismo, así como el Ecce-Homo de San Miguel.

En el altar mayor se colocó una escultura de San Pedro realizada por el sacerdote Francisco Medina, siguiendo un boceto de Marco Pérez.

Curiosamente, pocos años después, en 2003, Francisco Medina Hernández fue designado como párroco de Santiago y San Pedro, además de rector de las ermitas de las Angustias y de San Isidro Labrador y de la iglesia de San Nicolás. Por tanto, 19 años se han cumplido de la “nueva” parroquia de Santiago y San Pedro y quince se cumplen en este 2018 de su actual párroco, Francisco Medina.

 

 

 

Deja un comentario