La Feria de San Julián-1973 tuvo gran eco en el primer semanario taurino del mundo

Hace 45 años tomaba la alternativa “El Estudiante” (que ha sido el profesor de “El Gallo”) de manos de PaquirriSe celebraron los Festivales de España en el Parque y el Campeonato de España de Patinaje Artístico y Danz en El Sargal – Olona pregonó las Fiestas, de las que fue Reina María Araceli Segarra, y en el Real de la Feria no faltó el “Teatro Chino” de Manolita Chen

cabeza José Vicente ÁVILA / Las Noticias de Cuenca

Cuarenta y cinco años separan la Feria y Fiestas de San Julián de 1973 con la de este año 2018, aunque entre todo ese tiempo hay un lazo de unión a modo de capote y muleta: la alternativa de un torero local. En 1973, Luis Algara “El Estudiante” y en 2018 la tomará Aitor Darío “El Gallo”, alumno de aquel “Estudiante” que con el paso del tiempo ha sido su profesor. Hay que resaltar que en 1976, tres años después, tomó la alternativa en Cuenca un torero de la provincia, Vicente Montes, natural de Aliaguilla, precisamente con Luis Algara como testigo.

En esencia, que la plaza de Cuenca suma seis alternativas desde su apertura en 1927. En 1932, el mejicano Luciano Contreras, que no estaba anunciado; en 1944, fuera de feria, en octubre, el motillano Amador Ruiz Toledo. La de Luis Algara en 1973 y Montes, 1976; la alternativa de Espada en 2015 y la de “El Gallo” este 18 de agosto, abriendo la feria.

De la Feria y Fiestas sanjulianeras de 1973, sobre todo del ciclo taurino, se hizo gran eco la revista “El Ruedo” (el primer semanario del mundo, se leía en la mancheta), que se distribuía en España, Francia y la América taurina. En aquellas calendas era director de “El Ruedo” el periodista de Puebla de Almenara, Carlos Briones, y redactor-jefe, otro ilustre conquense: Jesús Sotos. Ambos habían pasado por “Ofensiva” y Sotos regresó luego en la etapa de “Diario de Cuenca”. Ese año de 1973 quien esto suscribe estaba haciendo la “mili” en Madrid y pudo hacer alguna colaboración en la revista gracias a mis paisanos y amigos periodistas, amén de conseguir un inesperado permiso de un mes en agosto (ya había tenido el mes correspondiente en abril) y así pude escribir las crónicas taurinas para “Diario de Cuenca” con esa alternativa de “El Estudiante”. (Desde Madrid, entre alguna guardia y aprovechando el “permiso pernocta”, enviaba crónicas semanales para “Diario de Cuenca” en la sección por mí creada “De Cibeles a Carretería).

Feria 1973En la Feria de San Julián de 1973 fue proclamada Reina de las Fiestas María Araceli Guijarro Segarra, pronunciando el Pregón José María Olona de Armenteras, a la sazón director de Radio Nacional de España en Cuenca. El Pregón se había establecido dos años antes, en 1971, siendo el primer pregonero Juan Ignacio Bermejo Gironés, un conquense de añeja estirpe, que entonces ocupaba nada menos que el cargo de secretario general del Ayuntamiento de Barcelona.

EXPLANADA DE SÁNCHEZ VERA

El ferial se instalaba en aquellos años en la denominada Explanada de Sánchez Vera, en la que en la zona más cercana al hotel Torremangana se había construido la primera fase del Parque de Los Moralejos. En la explana se montaron dos grandes espectáculos como el Cirkus Kron, con su festival universal de circo en el que figuraban los pingüinos más inteligentes de la TV americana, focas de Alaska y nada menos que 100 artistas mundiales y 75 vehículos motorizados, destacando el más joven domador ruso Ocañy Wanoff, los payasos hermanos Suárez y la familia Arriola con los trapecistas que doblaron a Tony Curtis en la película “Trapecio”. Actuó tres días con tres sesiones diarias.

"Diario de Cuenca" 1973
“Diario de Cuenca” 1973

No muy lejos del circo se instalaba el Teatro Chino de Manolita Chen, que ofrecía nada menos que tres funciones diarias, a las 8,15 de la tarde, a las diez y media y a las 12,45 de la noche, siendo ésta la función más “picante” y lleno absoluto, con mayoría de público masculino.

“Manolita Chen”, que realmente se llamaba Manuel Fernández Pérez (oriunda de El Picazo, donde pasó su niñez con sus abuelos), ofrecía un elenco de 50 artistas internacionales y “30 simpáticas señoritas”, que enseñaban en la sesión de la primera hora de la madrugada los descarados escotes y el “pompis” entre lentejuelas y gasas, en ese “espectáculo arrevistado franco-español”. Manolita fue capaz de saltar en “su” Cuenca algunas barreras de la censura, eso sí, de madrugada, entre mayoría de público de boinas y puros.

En el Parque de San Julián se celebraron los nocturnos Festivales de España con obras dramáticas y bailes, mientras que en el de Santa Ana tenían lugar las verbenas y a mediodía el concurso de esculturas en la arena.

CAMPEONATO DE ESPAÑA DE PATINAJE ARTÍSTICO Y DANZA

Punto y aparte para los XXVIII Campeonatos de España de Patinaje Artístico y Danza celebrados en el Polideportivo “El Sargal”, rebosante de público en las distintas jornadas, del 23 al 26 de agosto, por la novedad de ver en la pista a los mejores patinadores de España. El cartel fue obra de Alfonso Cabañas y en la ceremonia inaugural desfilaron los 70 participantes, tras la interpretación del himno nacional y enseguida, ante la sensación del público poco acostumbrado a esta competición, fueron cayendo las primeras medallas de oro, plata y bronce en las diferentes categorías.

Una de las patinadoras que causó sensación fue Ascensión “Cionín” Villagra, de la Federación Montañesa, que con 17 años se proclamaba campeona de España, y que tanto en 1974 como en 1975 fue subcampeona del Mundo de patinaje artístico.

Otros nombres que destacaron por sus triunfos fueron los de María Victoria Duró, José Ángel Duró, Federico Gil, Mercedes Viota y Diego Ramírez, entre otros, resaltando en general los éxitos de las Federaciones Catalana y Montañesa. Cuenca vivió un acontecimiento deportivo especial.

En fútbol, el Rayo Vallecano de Bordons, Potele, Chufi, Gallego y Tirapu le ganó al Conquense el IV Trofeo de San Julián y esa temporada 73-74, la plantilla de la Balompédica fue toda de jugadores cedidos por el Rayo, con el entrenador Güemes, destacando el delantero Guzmán, que fue con la Selección Española al Mundial de Argentina de 1978. Fue el primer jugador de la Balompédica en ir a un Mundial, aunque no llegó a jugar, si bien fue dos veces internacional, que conste en acta blanquinegra.

No podía faltar el Concurso Hípico con Mayor Iglesias, Valenzuela, Cabanas, Jiménez Reigada y las crónicas de Antonio de Conca, así como el III Trofeo Luis Ocaña, que ganó Francisco J. Cedena, con un recorrido de 75 kilómetros, o lo que es lo mismo, seis vueltas a la Ruta Pintoresca o Turística, quedando tercero el conquense Julián Jiménez, aunque el héroe ciclista de la jornada fue López del Álamo. Un mes antes, Luis Ocaña había ganado el Tour de Francia.

Mangas ganó el Gran Premio del Ayuntamiento de Tiro de Pichón y no faltaron los bolos, la subida al Peñote, disputando los hermanos Julián y Mariano Requena la final del I Trofeo de Tenis en el Club Serranía.

Doble página en la revista "El Ruedo".
Doble página en la revista “El Ruedo”.

ALTERNATIVA Y TERNA CONQUENSE

Y ya en el tema taurino, el plato fuerte de la feria, cuatro “acontecimientos” (tres corridas y “El Bombero Torero”) y una desencajonada por delante con la lidia de dos becerros por parte de “Dorito” y Joselito de Jaén. El cartel estrella era la alternativa de Luis Algara “El Estudiante”, acartelado nada menos que con Francisco Rivera “Paquirri” y Julio Robles (ambos, padrino y testigo, fallecidos años más tarde). Pese a la presencia de tres toreros conquenses en los carteles, no faltó la polémica al no incluir el empresario Sanz Casanova al diestro Curro Fuentes, que había llenado la plaza el año anterior. (No hubo arreglo económico y con ello se privó de ver junto en Cuenca a los dos paisanos, que sí habían actuado de novilleros).

Se celebró la corrida de la alternativa el jueves 23 de agosto de 1973. La plaza casi se llenó para la ocasión, adornada con banderas nacionales y colgaduras y estrenando atuendo los mulilleros y areneros para la histórica ocasión. La tarde fue soleada, aunque no faltó la lluvia, sobre todo en el último de la tarde.

ruedo 2“Paquirri” (de caña y oro), obtuvo los máximos trofeos: cuatro orejas y dos rabos, brindando su primer toro al toricantano. Julio Robles (azul y oro), fue aplaudido y cortó una oreja. El nuevo matador, Luis Algara “El Estudiante” (celeste y oro), dos orejas en el primero de la tarde, “Caminante”, de Galache, y vuelta al ruedo en el sexto. El Estudiante, brindó el toro de la alternativa al público y el segundo a su padre Luis y a su abuelo, Avelino Leal “El Chino”.

Toreó el día 26 de nuevo formando por vez primera de un cartel netamente conquense: Jesús Sánchez Jiménez, Bienvenido Luján y Luis Algara “El Estudiante”. Por delante actuó el rejoneador Manuel de Córdoba, que escuchó los tres avisos. Sánchez Jiménez tuvo una grave cogida al banderillear a su primero, con una cornada de nueve centímetros en el muslo izquierdo. Bienvenido Luján, el torero de Mira, cortó dos orejas y tres Luis Algara “El Estudiante”.

Paquirri y Robles junto a Luis Algara. El Ruedo.
Paquirri y Robles junto a Luis Algara. El Ruedo.

El 24 de agosto el gran triunfador de la tarde fue Pedro Moya (apellido de su madre conquense) “El Niño de la Capea”, que dio un recital de arte y cortó dos orejas y rabo en su presentación en Cuenca; Dámaso González obtuvo dos apéndices y el valenciano Julián García cortó dos orejas. La plaza registró más de media entrada y se lidiaron toros de Sepúlveda. Con la Reina de las Fiestas, Araceli Guijarro, se encontraba la Reina de la Provincia, María Vicenta Villar Saudes.

En suma, una feria que como bien titulaba “El Ruedo” en su “Cuenca en fiestas”, había tenido la alternativa feliz de El Estudiante y la faena “para la historia” de El Niño de la Capea. Pero la “faena” para la afición, la hizo el empresario Francisco Sanz Casanova al dejar fuera de los carteles al parrillano Curro Fuentes, que torearía el día 25 de agosto en Belmonte con José María Manzanares y El Estudiante. Pero ésta es otra historia.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario