Pregón de San Mateo, por Juan Carlos Aguilar Arias

–AL FINAL, RELACIÓN DE LOS PREGONEROS DESDE 1984–

Juan Carlos Aguilar Arias, director de la Banda de Música de Cuenca, fue el encargado de pronunciar el Pregón de las Fiestas de San Mateo de 2018, desde el Balcón del Ayuntamiento, tras la presentación del pregonero, por parte de Diego Valera, que lo hizo el año pasado. Amenizado con música desde el inicio, con el pasodoble “Peña El Mandil”, obra del propio Juan Carlos Aguilar, interpretado como sorpresa por parte de sus compañeros músicos. Este es el Pregón de Aguilar Arias:

“¡Conquenses! ¡Vecinas y vecinos de Cuenca! ¡Gentes de otros lugares y visitantes! Con la venia de Sus Majestades el rey Alfonso VIII y la reina Leonor, con la bendición del Cabildo y con el permiso de la Corporación Municipal con D. Ángel Mariscal como alcalde:

¡Muy buenas tardes!

Ha pasado ya un año desde que mi amigo Diego Valera nos leyera su entrañable, emotivo y fenomenal pregón. Hoy, 365 días después, soy yo el que tiene el honor de estar en este privilegiado balcón de Cuenca para pregonar a los cuatro vientos nuestra fiesta más popular con la finalidad de honrar al apóstol y evangelista San Mateo.

Foto de Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.
Foto de Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.

Comprometida, honrosa y complicada tarea la de ser pregonero cuando se es consciente de la responsabilidad que el hecho entraña y mucho más teniendo en cuenta la autoridad, personalidad, oficio y conocimientos de las personas que, hasta el día de hoy, me habéis precedido.

Permitidme numeroso auditorio que, en primer lugar, os muestre mi agradecimiento por vuestra presencia, esperando y deseando que las palabras que salgan de mi voz sean las más acertadas para los que hayáis venido a escucharme por gusto o, simplemente, por curiosidad.

Es labor del pregonero enlazar la historia con el tiempo y, por ese motivo, es obligado que os recuerde el porqué del que hoy nos encontremos aquí reunidos: un año más, conmemoramos la conquista de la ciudad de Cuenca a los musulmanes por parte de las tropas cristianas comandadas por el Rey Alfonso VIII, Rey de Castilla. Y ese hecho histórico tuvo lugar el 21 de septiembre del año 1177, tras un largo asedio de nueve meses, iniciado el 6 de enero, de ahí la estrella de los Magos en nuestro Escudo.

Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.
Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.

Y como os digo, se lo debemos al rey Alfonso VIII aquí representado, por lo que, cual multicolor y grandioso orfeón popular de Cuenca que me parecéis, desde aquí os pido que coreéis todos al unísno conmigo:

¡QUE SALUDE ALFONSO VIII!, ¡QUE SALUDE ALFONSO VIII!…

Y también coread:

¡QUE SALUDE LEONOR!, ¡QUE SALUDE LEONOR!…

Muchos ya me conocíais, otros no. Tan sólo quiero que veáis en mi un músico conquense o un conquense músico, ferviente amante defensor de todas nuestras fiestas y tradiciones, pero también un sufridor de todo lo malo e injusto que le sucede a esta ciudad en la que vivimos.

Estas fiestas me han dado grandísimos e inolvidables momentos, afortunadamente la mayoría agradables aunque, como mis más íntimos saben, mi padre, también conquense, apasionado de esta y de otras fiestas, quiso el destino que falleciera un 21 de septiembre, fecha que coincide en el calendario con la onomástica del apóstol San Mateo.

Vayan estas palabras en recuerdo de aquéllos que un día nos dejaron y que supieron participar y disfrutar de la fiesta de la vaquilla y también para todos los que dedicaron su trabajo, colaboración y esfuerzo para que esta fiesta se haya convertido en lo que hoy en día es.

Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.
Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.

Cada uno de vosotros viviréis estos cuatro días de fiesta a vuestra manera: los más valientes pondréis a prueba vuestra pericia y condición física corriendo delante de las astas de las reses, otros corriendo detrás, unos cerca de un portal donde esconderse o bajo una reja a la que encaramarse; otros tras la barrera como simples espectadores en su tendido y seguro estoy de que pasarán estos días y más de uno no habrá visto vaca alguna. Diferentes maneras de vivir, sentir y disfrutar la fiesta.

Este pregonero, desde el año 1980, siempre ha vivido estas fiestas como músico de la Banda, primeramente tocando mi clarinete y en la actualidad empuñando y moviendo la batuta al son de nuestros genuinos pasodobles.

Sabed que, desde tiempos inmemoriales y mucho antes de que las tropas de Alfonso VIII entrasen en la ciudad por la puerta de San Juan, el ser humano siempre hizo uso de la música para sus celebraciones y festejos porque fiesta y música han de ir unidas.

Hace tan sólo unos minutos hemos podido disfrutar del divertido, vistoso y animado desfile que habéis realizado las peñas con bailes, cánticos festivos y jocosos al son de las alegres melodías interpretadas por las charangas.

Recuerdo aquellas primeras peñas que en los años 80 desfilaban animando las tardes de vaquilla y muy especialmente a la Peña “Korynto” con su charanga traída de tierras alcarreñas y a la Peña “Pelusa” cuya charanga  estaba formada por músicos conquenses componentes de la Banda de Música de Cuenca como Millán, José Ortega, el “Gotera”, “Quino”, “Piti”, Torijano, Julián y Matías Aguirre, Aniceto, Angelete, Hergueta “el sillero”, “Piti” hijo y Fernando “Forrajeras”, Juliete y un servidor como clarinetes.

Tardes de juerga, merienda y baile donde interpretábamos, entre otras piezas, los éxitos del momento que no eran otros más que “El baile de los Pajaritos” de María Jesús y su acordeón o el “Baile de los Patitos”. Acordaos: “Que viene mama pato…¡pachín!”

Desaparecidas aquellas peñas, fueron recogiendo el testigo otras como “Los enemigos del agua” y su charanga con el conquense Miguel Lozano, siempre bien guiados por Armando Martorell. Animadas mañanas disfrutando de pasodobles y marchas moras entre botellín y botellín.

Mención aparte merece el incombustible D. Herminio con su dulzaina y su potente voz de tenor lírico, siempre acompañado de sus chiquetes: “Poli”, Aurelio, Ramón, José Luis, Germán y Enrique “El chompa” que, aunque ya disfrutan de su jubilación, siguen estando en edad de merecer y que, allá por donde van, lo mismo nos deleitan con una “Campanera” que con una cantiga medieval.

Y ahora, para vosotros selecto público, porque os lo merecéis: ¡La Amapola!

Según programa oficial de la fiesta, a la finalización de este acto y en tardes sucesivas, la Banda de Música de Cuenca ofrecerá una selección de pasodobles anterior a la suelta de vaquillas.

Aunque la interpretación de pasodobles bajo los arcos de este ayuntamiento data del año 1976, la relación de la Banda de Música con las fiestas mateas viene de mucho tiempo atrás.

JV Cani Pinos
Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.

Según información facilitada por mi admirado amigo José Vicente Ávila, que es una enciclopedia humana y lo sabe todo de esta ciudad, las crónicas hablan de que ya en el año 1898 “un selecto público que había presenciado la vaca desde los balcones del Ayuntamiento bailaba en los salones consistoriales bajo los acordes de la Banda Municipal de Música dirigida por el maestro Arturo García Agúndez y que fue fundada en 1895. Toda una sesión de música más que extraordinaria”.

O esta otra crónica publicada en el año 1925 donde se dice que “la Banda Municipal ejecutó un variado concierto en los intermedios de la vaquilla, siendo muy aplaudida”.

También recogen las distintas crónicas la participación de la Banda de Música a lo largo de los años en el solemne acto de traslado y devolución del Pendón Real, hecho que, como sabéis, se realiza cada 20 y 21 de septiembre.

En aquel año de 1976 la interpretación de pasodobles fue solamente los días 18 y 19 de septiembre y se pudieron escuchar pasodobles de los compositores conquenses Rufino Martínez y Julián Aguirre dedicados a toreros y a personajes conquenses como Luis Algara “El Estudiante”, “Dorito”, Luis Alfonso Garcés, “Curro Fuentes”, “Peña Taurina Conquense” o “Galenito”.

Costumbre esta de los pasodobles que, poco a poco, se ha ido arraigando gracias al trabajo, a la preparación y a la ilusión de todos y cada uno de los componentes que pertenecieron a esta Banda de Música y también de los que ahora pertenecen, así como al trabajo de los maestros D. Lucio Navarro, D. Aníbal Carricoba y D. Aurelio Fernández-Cabrera, directores que me antecedieron en el cargo y que, en su día estuvieron, bajo estos arcos.

Pasado y presente de la historia de la Banda de Música y de la propia ciudad. Desde aquí mi más sincero homenaje y reconocimiento a todos ellos.

 Músicos conquenses que trabajaron y siguen trabajando en pro y por la fiesta de San Mateo. Compositores conquenses que, a los ya citados, se unen José López Calvo y su hermano Julián, Óscar Contreras, Luis Vicente, José Mencías, José Ángel Lerma y un modesto servidor que hemos tenido el gusto y la necesidad de dedicar nuestras composiciones a personajes o peñas conquenses y de ahí han surgido títulos como “El Curi”, “El Empresario”, “Chicuelito”, “Ojo de Perdiz”, “Peñas Mateas”, “El Arenero”, “Raspaná la Vaca”, “Marchoso” (del maestro Nicolás Cabañas), “Peña El Mandil” o “Clarines de Gloria” (dedicado a Arturo Martínez Barambio “por ser mi amigo y por buena gente” como dice la letra de Carlos Fernández).

Pasodobles con pedigrí y con auténtico genoma conquense que, combinados con otros títulos clásicos como “Gallito”, “España Cañí y Cañón”, “El Cordobés” o “Nerva”, hacen que en unos casos el público se anime y comience a bailar y en otros tan sólo a disfrutar de la escucha de tan animadas piezas.

Finalizan los pasodobles. Toque de clarines, chupinazo, suelta de vaquillas, carreras, patatas asadas, sardinas saladas, trago de vino, toro de fuego, cena y… más música.

Por las estrechas calles de este casco ascenderá cual titán hasta esta Plaza Mayor un camión de grandes dimensiones y de cuyas entrañas aparecerá un impresionante escenario repleto de focos de colores, cañones láser, luces led y equipo de sonido con miles de wattios para dar comienzo a la popular verbena donde se podrá escuchar todo tipo y género de música.

El pregonero recibió de manos del alcalde una placa realizada por Rubén Navarro. Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.
El pregonero recibió de manos del alcalde una placa realizada por Rubén Navarro. Foto Saúl García. / Las Noticias de Cuenca.

Qué recuerdos también de aquellas verbenas con sabor añejo de los años 80 y 90 en la Plaza de Ronda donde escuchábamos los valses, cumbias, mambos, rumbas y cha-cha-chás de Javi “el mañanero”, Josemi y los hermanos Félix y Pepe Lerma

Música y más música. Que no pare la música. Disfrutad y abusad de la música.

Falta ya muy poco para que este pregonero termine de leeros su pregón.

El metrónomo que marca el ritmo de nuestros corazones ya se va accelerando, y en pocos segundos pasará de andante a presto.

Permitid a este pregonero que, antes de terminar, tenga unas palabras de agradecimiento para todas las personas y colectivos que hacen posible que esta fiesta transcurra con total normalidad como es costumbre:

A las Peñas, verdaderas protagonistas y artífices de que esta fiesta popular haya ido creciendo en calidad y en participación, a la Asociación de Peñas Mateas, a su Junta Directiva, a Miguel Romero y al grupo Conca por las actividades que organizan en torno a esta fiesta, a los ganaderos, al personal de traslado y cuidado de las reses, al personal de cuadras, a los incansables maromeros (auténticos héroes), a los servicios municipales y no municipales de obras, protocolo, luz, agua, limpieza…, a las fuerzas de seguridad, bomberos y Protección Civil, al equipo médico y a Cruz Roja… y, cómo no, a mi querida Banda de Música. Gracias a todos ellos y perdón por si alguno me dejé en el olvido.

Es deseo de este pregonero el que vivamos unas fiestas sin incidentes. Sin accidentes por asta de vaca para lo cual pido a San Mateo que le diga a su colega San Fermín que le preste el capotillo por si es necesario realizar algún quite.

Y sin accidentes por culpa de la ingesta y abuso de alcohol en sus diferentes manifestaciones: vino, zurra, cerveza, calimocho, chupito o cualquier combinado con bebidas espirituosas.

Es deseo también de este pregonero el que vivamos unas fiestas desde la igualdad y el respeto. Igualdad entre hombres y mujeres y el respeto de ellos hacia ellas y de ellas hacia ellos, teniendo en cuenta que un “no es no y tolerancia cero”.

También respeto y no maltrato a las reses y respeto a nuestro entorno, Patrimonio de la Humanidad.

Y ahora sí que ha llegado el momento que todas y todos estáis esperando.

Aunque en tiempos pasados era costumbre comenzar los pregones con el toque de una pita, saltándome aquella norma y haciendo sonar esta, regalo de la peña “El Mandil”, os digo:

¡Conquenses! ¡Vecinas y vecinos de Cuenca! ¡Gentes de otros lugares y visitantes!

Gritad todos conmigo:

¡VIVA SAN MATEO!

¡VIVA CUENCA!”

Juan Carlos Aguilar Arias

Pregonero San Mateo 2018

LOS PREGONEROS DE LA FIESTA POPULAR DE SAN MATEO

Relación de los pregoneros de San Mateo desde 1984 a 2018:

1984: José Luis Lucas Aledón.

1985: Raúl del Pozo Page.

1986: Pedro Eduardo Pérez Jiménez.

1987: Antonio Requena Carrillo.

1988: Luis Calvo Cortijo. (·)

1989: José Vicente Avila Martínez “Chicuelito”.

1990: José Luis Lucas Aledón.

1991: Antonio de Conca. (Antonio Moreno Martínez).

1992: Fernando Saiz Martínez.

1993: Nicolás Mateo Sahuquillo.

1994: Fermín Asensio “Jamú”.

1995: Francisco Alarcón Díaz.

1996: Juan Ignacio Monserrat Puig.

1997: José María Abellán López.

1998: Heliodoro Cordente Martínez “Dorito”.

1999: Miguel Romero Saiz.

2000: Manuel Plaza Pérez.

2001:  Rafael Torres Muelas.

2002: Pedro Romero Sequí.

2003: Julián Recuenco Pérez.

2004: Raquel Malo García.

2005: Rubén Palomino Guevara.

2006: Luis Ángel Martínez Domingo.

2007: Amador Jiménez Torrijos.

2008: Óscar Contreras Lorente.

2009: Armando Martorell Montero.

2010: Arturo Martínez Barambio.

2011: Pedro Manuel Moraleja Obispo.

2012: Joaquín Caparrós Camino.

2013: Herminio Carrillo Sánchez.

2014: Maribel Gil Culebradas.

2015: Maximino Pérez Vara.

2016: Luis Algara “El Estudiante.

2007. Diego Valera Campos.

2018. Juan Carlos Aguilar Arias.

(“) Estaba anunciado Dionisio Segovia, que comunicó su indisposición dos días antes.

 

 

Deja un comentario