Añejos sonidos de Bandas de Música militares en la Semana Santa de Cuenca

José Vicente ÁVILA (*)

Academia Infantería de Toledo. Foto Josevi
Academia Infantería de Toledo. Foto Josevi

La música es parte consustancial en los desfiles de la Semana Santa, con su ritmo lento que se acompaña y se acompasa a golpe de tambor, de manera muy especial en Cuenca, donde su orografía por un lado y la forma de portar los “pasos” a hombros por otro, hacen necesario esos sonidos, que ahora nos parecen añejos en lo que respecta a las bandas militares que pasaron por Cuenca, para poder soportar mucho mejor el peso de las andas y el paso del rítmico caminar. Los banceros agradecen la interpretación de las marchas nazarenas, de manera muy especial en la cuesta arriba, porque se ayudan con la música para mover los hombros bajo el banzo y golpear las horquillas en el empedrado, al unísono, y en las curvas, donde la maniobra se hace muy necesaria con el paso adelante y hacia atrás.

Las marchas de procesión (la música interpretada en este caso por bandas militares) compuestas preferentemente para  la Semana Santa, tienen origen hacia el último cuarto del siglo XIX, pues ya en 1875 se publicó el Decreto de regulación de las bandas militares, y en los primeros años del siglo XX se inició la creación de bandas de trompetas y tambores, tanto para desfiles y actos militares como para los cortejos nazarenos, que precisaban ese tipo de acompañamiento.

Sonidos cofrades que tienen mucho que ver con los propios de marchas militares, muy acompasados para esos desfiles de homenajes a los caídos, jura de bandera, revista de tropas, etc. Muchos autores de marchas han sido y lo son músicos militares y el ejemplo más cercano lo tenemos en Cuenca con el gran músico (militar) y compositor José López Calvo, que llegó a dirigir la “Banda del Rey”, y con ella desfiló el Jueves Santo de 1983, en la procesión de “Paz y Caridad”.

Para entrar en detalle en este trabajo (siempre abierto a engrosas el número de agrupaciones de esta índole que por Cuenca pasaron), sobre la participación de bandas de música militares en la Semana Santa de Cuenca, es necesario reflejar primero que la Banda de Música de Cuenca, que lo fue con carácter municipal en su fundación de diciembre de 1895, tuvo su primer desfile de Semana Santa en 1897, y durante esos finales del siglo XIX y el primer cuarto del siglo XX, compartió las procesiones conquenses con la Banda Provincial, luego desaparecida. Honor por tanto para la Banda de Música de Cuenca, integrada por “nazarenos de gorra de plato” en frase acertada.

UNA EXCEPCIÓN Y LA PRIMERA BANDA MILITAR EN EL SIGLO XX

Por los apuntes que he ido anotando a lo largo de los años sobre trabajos referidos a la Semana Santa de Cuenca, el primer dato que se conoce de participación de banda de música militar, en este caso de manera excepcional, nos lleva nada menos que al año 1844, con ocasión del regreso a España de la Reina Madre (María Cristina), pues su hija Isabel II era adolescente para reinar, viajando desde Cartagena a San Clemente, y desde allí a Madrid, parando en la venta de Jábaga. Le acompañaba el Regimiento de Caballería Provincial de Ciudad Real, que pernoctó en Cuenca, coincidiendo con la Semana Santa, ordenando el comandante general José Roncal que desfilase la música del expresado Cuerpo Militar en la procesión del Santo Entierro del día 5 de abril.

Pero ya a partir de 1900 y hasta el trienio 1937-39, que quedó interrumpida la Semana Santa por la guerra incivil, podemos aventurar que la primera Banda militar que participó en los desfiles pasionarios de Cuenca no fue la del Regimiento Wad-Ras, en 1926 como publiqué en un trabajo similar para la revista de la Soledad del Puente, sino la Banda musical del Regimiento de Saboya, agrupación militar que volvería a Cuenca en distintas y distantes ocasiones.

El Día de Cuenca, 2000.
El Día de Cuenca, 2000.

1925: BANDA DEL REGIMIENTO DE SABOYA

Así, pues, en la Semana Santa de 1925, las bandas que acompañaron en los desfiles fueron la Municipal de Cuenca y la citada del Regimiento de Saboya, contratada por el Ayuntamiento, que acordó el pago de su actuación en la sesión  de la comisión municipal permanente del 8 de abril. Ese año, con tiempo inestable, desfiló por vez primera en la procesión “En El Calvario” el Cristo de la Agonía, de los talleres Marqués, de Barcelona, regalado a la Hermandad por el sacristán catedralicio Emilio Morón. El Santo Entierro desfiló por Carretería como novedad, y dado que ello tenía un coste económico se consiguieron 300 pesetas de una amplia lista de donantes. Otra novedad de ese año fue la impresión de unos folletos con portada a color de Rafael Pérez Compains, que sirvió para otros años. Compains había ilustrado la Guía de Cuenca de 1923.

Debido a la aceptación que había tenido la Banda de Saboya, al año siguiente, en 1926, el Ayuntamiento y la Comisión de la Cámara de Comercio, que prestaba su colaboración en la organización de la Semana Santa, contrataron a la Banda de Música del Regimiento Wad-Ras número 50, que tenía su acuartelamiento en Alcalá de Henares. Este Regimiento destacó en la guerra de África y tuvo una actuación ejemplar durante el atentado sufrido por el rey Alfonso XIII en 1906.

La Banda militar de Wad-Ras, que participó en todas las procesiones, salvo la de Camino del Calvario, junto a la Banda Municipal, dejó buena impresión, aunque en la prensa local se destacaba más a la agrupación musical de Cuenca como se puede colegir de este suelto en “El Día” del 9 de abril: “Nuestra banda municipal ha dado una prueba más de su potencialidad en las procesiones de Semana Santa (…) Su actuación no ha desmerecido al lado de la del Regimiento de Wad-Ras, sino por el contrario, a muchos les gustó más la de casa que la otra”.

Dos años después, en 1928, la Banda del Regimiento Infantería Inmemorial del Rey número 1 recala en Cuenca, contratada por la Hermandad de San Juan Evangelista, para que desfilase en la procesión “Camino del Calvario”, y el Ayuntamiento, en sesión del 2 de julio, acordó gratificar a la Banda del citado Regimiento con 600 pesetas para que desfilase también en la procesión del Santo Entierro. Sin embargo, la lluvia impidió que saliesen las tres procesiones del Viernes de ese año 1928 (las turbas se dejaron oír en las horas previas) y los músicos del Inmemorial no pudieron demostrar su marcialidad y ejecución de las diferentes composiciones, entre ellas la marcha fúnebre mora que se empezaba a poner de moda “¡Estaba escrito!”, de Mariano Sanmiguel, más conocida como “Mektub”. Por cierto, en la procesión del Jueves Santo, que sí pudo desfilar, se interpretaron, entre otras marchas, la titulada “Paz y Caridad”, de Nicolás Cabañas, que ya formaba parte del repertorio de la Banda de Música de Cuenca.

La música militar que iba llegando a Cuenca en Semana Santa prendió en las cofradías, que ya en 1929 se afanaron en contar con una banda de tambores y cornetas que abriese los desfiles. Al efecto se contactó con la Banda Provincial de la Casa de Beneficencia y se formó una pequeña agrupación con ocho niños acogidos, con cuatro tambores y cuatro cornetas, compuesta por Jesús Viejobueno, Rufino Martínez (que luego sería un prolífico compositor de pasodobles y otras obras musicales), Pedro Antonio Collado y Mariano Martínez, como cornetas, y Faustino Alonso, Antonio Escribano, Juan de Dios Cuenca y Pedro Escribano, como tambores, “los cuales desfilaron con gran marcialidad, dando la sensación como si de una verdadera banda militar se tratase”, se resaltaba en “La Voz de Cuenca” del 1 de abril de 1929.

El Día, 2001.
El Día, 2001.

Además de banda de música castrense, se puede considerar que la primera banda militar de “cornetas y tambores” que desfiló en la Semana Santa de Cuenca fue en 1930 y tuvo el honor de hacerlo la Banda del Regimiento de Saboya, contratada ese año por el Ayuntamiento, que contaba con el apoyo de la Cámara de Comercio e Industria de Cuenca. En la edición de “El Día de Cuenca” del 17 de abril, Jueves Santo, se recoge la noticia de que la Banda de Cornetas y Tambores del Regimiento de Saboya llegó en tren en la tarde del miércoles, desfilando en formación desde la calle de Cervantes, en la Ventilla, hasta la Plaza Mayor, donde fue recibida por una comisión municipal presidida por el concejal Martínez García. Siendo numeroso el público que se congregó en la Plaza para recibir “con simpatía” a los militares.

Las cornetas y tambores de Saboya desfilaron en las procesiones de Paz y Caridad, En el Calvario y el Santo Entierro, además de las Bandas de Música Municipal y Provincial. Cabe destacar que en el cortejo del Jueves Santo de ese año 1930 salió por vez primera el “paso” de la Santa Cena, de Marco Pérez, que en años siguientes desfilaría el Miércoles Santo. La Banda de Saboya regresó el sábado a Madrid en el tren de las dos y media de la tarde, si bien por la mañana desfiló por las calles de la ciudad “a toque de gloria” con una diana floreada, seguida de numeroso público. Se reseña en “El Día”  que la banda militar dejó “un grato recuerdo en Cuenca, tanto por su presentación irreprochable como por la complacencia con que tocaron en todas las largas y penosas procesiones”.

La Semana Santa de Cuenca estaba en todo su esplendor cuando se proclamó la República, y en esos años, en concreto en 1935 y en 1936 los desfiles nazarenos contaron con la presencia de la Banda de Trompetas y Tambores del Cuerpo de Aviación Militar, además de la Banda Municipal y la de Villamayor de Santiago. En 1935 se instalaron por vez primera las cruces del Calvario en el Cerro de la Majestad.

Regimiento Pavía.
Regimiento Pavía.

LA RESTAURACIÓN, TRAS EL PARÉNTESIS DE LA GUERRA

La guerra incivil nos dejó sin Semana Santa y lo que fue mucho peor y trágico: sin imágenes. A partir de 1940 comenzaron los desfiles incompletos hasta que se fueron completando los diferentes “pasos” de las distintas hermandades, con el escultor conquense Luis Marco Pérez a la cabeza realizando obras y tallas nuevas, además de Collaut-Valera, Capuz, etc.

Según el libro “50 años, y… un día, de la Semana Santa de Cuenca”, de Luis Calvo, con el que colaboré, y en el que hace una sucinta relación de todas las Bandas de música que participaron en los desfiles desde 1940 hasta 1989, sumando 19 militares en ese período (12 Bandas y 7 de cornetas), deja la duda de si la primera banda militar que desfiló entonces, tras la restauración, fue la de Cornetas del Ejército de Aragón o del Regimiento Covadonga nº 5.

Todo parece indicar que fue la de Covadonga, que era el Regimiento que tenía guarnición en Cuenca, y que además saldría en los siguientes años, hasta 1951, en las distintas procesiones, con alguna excepción de 1946 a 1948, en la que actuó la Banda del Regimiento de Transmisiones de El Pardo, en concreto en 1946.

Entre 1952 y 1959 tenemos tres actuaciones, con las Bandas del Regimiento “Asturias” número 31 y la Banda del Batallón del Ministerio del Ejército (con gaitas y cornetas) en dos ocasiones, pues ya desde 1945 desfilaba la Banda de Cornetas y Tambores del Frente de Juventudes abriendo los desfiles procesionales, hasta 1965. En total 20 años, siendo relevada por la Banda de la Cruzada Eucarística, y ésta a su vez por “Tormo”, “Amigos de Cuenca” y desde 2006 la Banda de la Junta de Cofradías, todas ellas de carácter civil.

Cuenca Nazarena, 1999.
Cuenca Nazarena, 1999.

CORNETAS Y TAMBORES DE LA GUARDIA CIVIL

A partir de 1967 y hasta 1985, es decir durante 18 años, los sonidos característicos del redoble del tambor y de las cornetas (e incluso gaitas en la etapa final) abriendo marcha en los cortejos procesionales de la Semana Santa fueron de la Banda de Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil de Cuenca, que dejó una huella imborrable en nuestra Semana Santa.

(Al efecto les remito al laborioso y completo trabajo que publicó en la revista “Cuenca Nazarena” de 2006 Israel José Pérez Calleja, con el título “Recuerdo (y anhelo) de la Banda de Cornetas y Tambores de la Guardia Civil en la Semana Santa de Cuenca”, quien en 20 páginas recoge un amplio y variado documento, lleno de citas, sobre esta presencia siempre anhelada de que pudiese volver, de aquella Banda “militar”. Al menos, componentes de la Guardia Civil de Cuenca, en formación de piquete, acompañan en la actualidad a diversos “pasos” de nuestra Semana Santa).

Sobre esta “banda militar” como lo fue la de Tambores y Cornetas de la Guardia Civil sí quiero destacar una anécdota de la procesión de “Paz y Caridad” de 1970, con la presencia de los entonces Príncipes de España, Juan Carlos y Sofía, en los balcones del Ayuntamiento, presenciando la bajada de la procesión de aquel Jueves Santo. Uno de los cornetas de la Banda de la Benemérita era Santiago Ramón Pérez Pérez, de Villamayor de Santiago, a quien el director de la Banda le dijo que al arrancar la procesión con los sonidos de tambores y trompetas tocase una floreada para los Príncipes. “Hacía frío y pedí un resoli –me comentaba Pérez— y me trajeron una copita. ¿Dónde vais con eso, con el frío que hace?; quiero la botella. Me pegué un buen trago para coger calor y me salió la mejor floreada de mi vida. Eso sí, al bajar el director de la Banda no se apartaba de mí, sobre todo en el giro del Peso y la curva de El Salvador”.

Entre esos 18 años de presencia de la Banda de C. y T. de la Guardia Civil desfilaron en la Semana Santa otras bandas de música castrenses como las del Ministerio del Aire, la de la Agrupación de Infantería de Marina (dos veces), del Regimiento Inmemorial número 1, y de manera tan especial, como espectacular, la Banda de Clarines y Timbales del primer Grupo de Escuadrones de la Policía Nacional (a caballo), en este caso en 1982, seguidos de cerca por barrenderos para retirar las boñigas de los equinos.

Dos años antes, en 1980, llega a Cuenca, para encabezar los cortejos procesionales, la Banda de Cornetas, Tambores y Gastadores de Pavía número 4, con sus vistosos uniformes de húsares, que desfilaría seis veces en distintos años, hasta 1989.

Andrés Moya y José López Calvo. / Diario de Cuenca.
Andrés Moya y José López Calvo. / Diario de Cuenca.

UN JUEVES SANTO DE “`PAZ Y CARIDAD” PARA LA HISTORIA

El año de 1983 fue muy especial para la Semana Santa de Cuenca, con la presencia en la procesión de “Paz y Caridad de la Banda de Música de la Guardia Real, con su sección de Pífanos, Cornetas y Tambores. Decimos especial porque la dirigía el conquense José López Calvo, autor de numerosas marchas nazarenas. Aquel 31 de marzo de 1983, Jueves Santo, la Semana Santa de Cuenca vivió uno de esos días memorables que pasan a la historia de la ciudad con letras de oro. En la procesión de “Paz y Caridad” desfiló de forma excepcional la Unidad de Música de la Guardia Real,  que desplazó a Cuenca a 130 componentes, incluida la Sección de Pífanos, con sus trajes de alabarderos.

Al frente de la Banda Real estaba el comandante-director José López Calvo, nacido en Cuenca el 18 de marzo de 1930, el mismo año en el que por vez primera desfiló la Santa Cena de Marco Pérez, escultor fallecido precisamente en 1983. La procesión de “Paz y Caridad” pasó a la historia con esta excepcional presencia, desfilando la Unidad de Música de la Guardia Real detrás de la Soledad del Puente en la subida a la Plaza Mayor, y en la bajada, tras la imagen de Jesús del Puente, que ese año estrenó las andas diseñadas por Paco León y realizadas en los talleres “San José Artesano”.

Banda del Rey en la anteplaza, 1983. Foto José Luis Pinós.
Banda del Rey en la anteplaza, 1983. Foto José Luis Pinós.

Antes de la procesión, en la calle Fermín Caballero, la Banda de la Guardia Real fue objeto de una recepción por parte del entonces alcalde de Cuenca, Andrés Moya, que se fundió en un abrazo con López Calvo, y seguidamente  se efectuó un desfile hasta San Antón, con participación también de la Banda de Tambores y Gaitas de la Guardia Civil y la Banda del Ejército del Aire de Manises, que participaron en la procesión, todo ello por las gestiones llevadas a cabo por Jesús Mateo Navalón, concejal del Ayuntamiento, sin olvidarnos de otro nazareno conquense muy ligado a las bandas militares, como lo fue Julián Espada.

En una amplia entrevista con López Calvo, éste mostraba su satisfacción por aquella tarde nazarena de Jueves Santo, en la que la Banda Real apenas si podía pasar por la calle de Alfonso VIII cuando se estrechaba hacia la anteplaza, en la subida, detrás de la Soledad del Puente (como se recoge en la imagen gráfica que adjuntamos) o por la calle del Peso, en el descenso, tras la talla de Jesús del Puente. La Banda Real cantó el Miserere, pues como bien me comentaba López Calvo, “cuando yo vine en 1983 con la Banda del Rey hice un arreglo del Miserere que lo cantaba la Banda de Cornetas”.

En aquellos años 80 otras Bandas militares que pasaron por la Cuenca nazarena fueron las de la Brigada Mecanizada de la División “Maestrazgo” y las de Cornetas y Tambores de la Academia de Infantería de Toledo y la Banda de Música de la Academia toledana, que repetirían en diversos años de la década de los 90, de forma habitual en la procesión de “Paz y Caridad” y el viernes en El Calvario.

En los comienzos de los noventa otras nuevas banda militares llegan a la Semana Santa conquense para repetir en siguientes años: la Banda del Regimiento de Artillería Antiaérea número 71 de Madrid y la Banda de Música División Acorazada Brunete, así como su Banda de Cornetas y Tambores.

Banda de Cornetas y Tambores Legionarios. / Foto Josevi.
Banda de Cornetas y Tambores Legionarios. / Foto Josevi.

1994: CINCO BANDAS MILITARES, INCLUIDOS LEGIONARIOS

En este relato a vuela pluma, de la presencia de la música militar en nuestra Semana Santa, nos detenemos en el año 1994, porque también fue muy especial, dado que se dieron cita nada menos que cinco bandas militares en los diferentes días. Comenzamos por el Martes Santo, día poco habitual para estas formaciones castrenses, pues aquel 28 de marzo abrió la procesión la Banda de Cornetas, Tambores y Gastadores del Tercio de la Legión “Alejandro Farnesio” de Ronda.

Foto Josevi, 1994.
Foto Josevi, 1994.

Resultó espectacular en aquella fría noche marcera, con sus cánticos legionarios, tan poco frecuentes por estos lares. En el ágape en la sede de la Junta de Cofradías de la calle Solera, comentaban la “frialdad” del público conquense que no aplaudía a los músicos legionarios como ocurre en el Sur, a lo que les dije: “El silencio de Cuenca es el aplauso de Sevilla”. Y lo comprendieron.

El mismo Martes Santo desfiló la Banda y Música del Cuartel General de la Armada y ya el miércoles y jueves la Banda y Música de la División Acorazada “Brunete” número 1 de El Pardo; la Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo (Jueves y Viernes Santo/Calvario) y la Banda de Música del Cuartel General del Ejército “Inmemorial del Rey”, de Madrid (Viernes Santo).

Durante esos años noventa desfilaron estas bandas militares citadas, a las que  se sumaría en 1998 y hasta el año 2000, la Banda de Tambores y Cornetas de la FAMET. Precisamente en 1998 la lluvia y la nieve distorsionaron los desfiles con suspensiones a mitad de trayecto, quedando para la historia aquellas imágenes de Tele-Cuenca con los “pasos” tapados por plásticos, o cayendo la nieve sobre la cara de los Cristos, al igual que los músicos cubiertos por chubasqueros, y cómo aquellas Bandas militares desfilaban bajo el agua o la nieve, impertérritas hasta que llegó la orden de “rompan filas”.

El Día de Cuenca.
El Día de Cuenca.

ADIÓS EN EL NUEVO MILENIO

En el año 2000, con el comienzo del nuevo milenio, las Bandas de la FAMET y las de la Academia de la Infantería de Toledo, ponían el broche final a la presencia de Bandas militares en la Semana Santa de Cuenca, que pronto aprendieron la partitura de nuestro “San Juan” y còmo no, “Nuestro Padre Jesús”, que viene a ser la sintonía del Himno de Jaén, además de grabar casetes y CDs nazarenos.

Ese año 2000 hubo una excepción especial para la procesión del Santo Entierro, con la presencia de los Gastadores del Grupo Operativo de la Legión de San Viator (Almería), quienes con su paso marcial y su firme taconeo, quebraban con emoción el silencio procesional, cerrado por la Banda de Música de Cuenca, que desde 1897, siempre acompañó en los días de Semana Santa, a esas bandas de música militares que aquí recordamos por su brillante contribución a los desfiles de nuestra Semana Santa, declarada de Interés Internacional, al igual que las Semanas de Música Religiosa.

Música para nuestras procesiones, con marchas de autores conquenses que se han ido prodigando, y que se ejecutaron con “acento militar” que se acompasa a los genuinos desfiles de la Semana Santa de Cuenca.

(*) Artìculo actualizado, publicado en la revista de “Nuestra Señora de la Soledad del Puente” y adaptado para el especial de Semana Santa de “La Tribuna de Cuenca”.

CRONOLOGIA DE LA PRESENCIA DE BANDAS DE MÚSICA

MILITARES EN LA SEMANA SANTA DE CUENCA (*)

1844: Banda del Regimiento Provincial de Ciudad Real.

1925: Banda de Música del Regimiento de Saboya.

1926: Banda de Música del Regimiento Wad-Ras número 50.

1928: Banda de Música del Regimiento de Infantería Inmemorial del Rey, número 1. (Costeada por la Hermandad de San Juan Evangelista). Suspensiones por lluvia.

1930. Banda de Trompetas y Tambores del Regimiento Saboya.

1935. Banda de Trompetas y Tambores del Cuerpo de Aviación Militar.

1936: Banda de Trompetas y Tambores del Cuerpo de Aviación Militar.

1940: Banda de Cornetas Militar del Ejército de Aragón (o Regimiento Covadonga nº 5)

1941: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de la Cruz Roja de Aranjuez.

1941: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de la Cruz Roja de Aranjuez.

1942: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5

1943: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5

1944: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5

1945: Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5

1946: Banda de Música del Regimiento de Transmisiones de El Pardo.

1949: Cornetas y Tambores del Regimiento Covadonga nº 5 / Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5.

1950: Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5.

1951: Banda de Música del Regimiento Covadonga nº 5.

1952: Banda de Música del Regimiento “Asturias nº 31”

1956: Banda de Música del Batallón del Ministerio del Ejército.

1959: Banda de Música del Batallón del Ministerio del Ejército, con bandera, cornetas y gaitas.

1967: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil. / Banda de Música del Colegio de Guardias Jóvenes de Valdemoro.

1968: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1969: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil. / Banda de Música del Ministerio del Aire.

1970: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1971: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1972: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1973: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1974: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1975: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1976: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1977: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1978: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1979: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1980: Cornetas, Tambores y Gastadores de “Pavía nº 4” / Banda de Música de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid.

1981: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

–Cornetas, Tambores y Gastadores de “Pavía nº 4”

–Banda de Música de la Agrupación de Infantería de Marina de Madrid.

–Banda de Música del Regimiento Inmemorial nº 1.

1982: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

–Cornetas, Tambores y Gastadores de “Pavía nº 4”

–Banda de Clarines y Timbales de la Policía Nacional a Caballo.

1983: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

–Cornetas y Tambores del Ejército del Aire de Manises

–Pífanos, Cornetas y Tambores y Banda de Música de la Guardia Real.

1984: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

–Banda de Música de la Brigada Mecanizada de la División “Maestrazgo”.

1985: Cornetas y Tambores de la 103 Comandancia de la Guardia Civil.

1986: Cornetas, Tambores y Gastadores del Regimiento “Pavía nº 4”

–Cornetas y Tambores de la Academia de Infantería de Toledo (Jueves Santo)

–Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo (Viernes Santo/Calvario).

1989: Cornetas, Tambores y Gastadores del Regimiento “Pavía nº 4”.

1990: Banda del Regimiento de Artillería Antiaérea número 71 de Madrid.

1991: Banda del Regimiento de Artillería Antiaérea número 71 de Madrid. (Perdón y Silencio unidas). Jueves y Viernes Santo.

1993: Academia de Infantería de Toledo y División Acorazada Brunete (Jueves Santo).

–Banda de Cornetas y Tambores de la División Acorazada “Brunete” (Viernes/Calvario).

1994: Banda de Cornetas, Tambores y Gastadores del Tercio de la Legión “Alejandro Farnesio” de Ronda.

–Banda y Música del Cuartel General de la Armada. (Martes Santo).

–Banda y Música de la División Acorazada “Brunete” número 1 de El Pardo (Miércoles y Jueves Santo).

–Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo (Jueves y Viernes Santo/Calvario).

–Banda de Música del Cuartel General del Ejército “Inmemorial del Rey”, de Madrid (Viernes Santo/Calvario).

1996: Banda y Música de la División Acorazada “Brunete” (Miércoles y Jueves Santo).

–Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo (Jueves y Viernes Santo/Calvario).

1997: Academia de Infantería de Toledo – Sección Banda y Música. (Jueves y Viernes Santo).

–División Motorizada “Brunete” – Sección de Banda y Música (Jueves y Viernes Santo).

1998: Banda de Tambores y Cornetas de la FAMET, Banda de Música y Tambores de la Acorazada “Brunete” (Jueves y Viernes Santo).

Academia Infantería de Toledo. Foto Josevi
Academia Infantería de Toledo. Foto Josevi

–Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo. (Jueves y Viernes Santo).

1999: Banda de Tambores y Cornetas de la FAMET, Unidad de Banda y Música de la Academia de Infantería de Toledo. (Jueves y Viernes Santo).

2000: Banda de Tambores y Cornetas de la FAMET (Perdón y Silencio, unidas), Miércoles, Jueves y Viernes / Calvario.

–Banda de Música de la Academia de Infantería de Toledo (Jueves y Viernes Santo)

–Gastadores del Grupo Operativo de la Legión con base en San Viator /Almería. (Santo Entierro).

(*) Datos recogidos de prensa conquense y nacional (Hemeroteca Nacional, Centro de Estudios de Castilla-La Mancha, “50 años, y… un día, de la Semana Santa de Cuenca”, de Luis Calvo, 1989), y elaboración propia de trabajos realizados en la prensa de Cuenca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario