Pregón del Solsticio 2019, en el Casco Antiguo, por Jennifer Morte

Pregón de las fiestas del Solsticio 2019 pronunciado el 21 de junio en el Jardín “Cecilio Albendea”, por Jennifer Morter, propietaria de la Posada de San José, quien durante varios años ocupó la presidencia de la Agrupación de Hostelería. Las Fiestas del Solsticio están organizadas por la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo. El Pregón de 2018 corrió a cargo de José Vicente Ávila Martínez. Jenny, como así se le conoce, cogió el textigo y éstas fueron sus palabras, rememorando su llegada a Cuenca desde Canadá.

«Muy buenas tardes a todos….como es natural, primero  he de dar las gracias  a la Asociación de Vecinos del Casco Antiguo de Cuenca por brindarme la oportunidad de ofrecer este vigésimo primer pregón de las fiestas anuales de nuestro barrio. Especialmente a Gerardo y Perico que me “engañaron”.  El llegar aquí al jardín de Cecilio Albendea ha sido todo un acontecimiento, algo embarazoso  he de confesar,  pero en excelente y cariñosa compañía.   

Mis pregoneros antecesores han aportado magistralmente año tras año  sus puntos de vista, opiniones, recuerdos, quejas, sugerencias, soluciones, visiones de futuro etc. Yo sólo confío en transmitiros lo mismo, o al menos parecido en un tiempo no muy largo (espero). Seguidamente he de dar las gracias a todos vosotros que habéis subido alguna de las largas, pero bellas cuestas de nuestro barrio para acompañarme y participar en este entrañable acto de vecindad. 

Jennifer Morte. Foto: José Vicente Avila

Pensando en cómo enfocar mi intervención, repasé alguno de los pregones más recientes  con el afán de no repetir contenido….pero visto lo visto sería imposible. El barrio es el mismo, en continua evolución pero el mismo ya que no “crece” ni a lo ancho ni al lo alto…ya está en lo más alto y como decía Ángel Cruz “el casco es como la espina de una sardina salada pelá”…..la espina central aún sujeta pero las espinillas no…lo de ensanchar va a ser que no.

Me conocéis todos creo…algunos hasta desde hace 44 años que llegué para quedarme, más o menos en estas mismas fechas en 1975. Alguno preguntará de donde soy y/o  cómo y porque llegué a Cuenca”…las preguntas “indiscretas” que me hacen a veces clientes en la Posada de San José hasta con “apuesta” a ver quien acierta en la mesa….el acento no lo pillamos…Alemana…Inglesa…Sueca…americana ¿??

La historia, mi historia, es larga y necesitaríamos un buen rato en buena compañía y con al menos una botella de  un buen vino para contarla entera. Resumiendo…nací en Inglaterra en 1953….mis padres emigraron a Canadá en 1957 cuando yo tenía 4 años y mi hermano Mike 2. Vivimos primeramente en Toronto, Ontario, mudando a Montreal,

Quebec , la parte francófona del país, cuando yo tenía 12 años. Cursé mis estudios primarios y secundarios para pasar a la Universidad donde pretendía hacer la carrera de intérprete profesional par la ONU. (ahora tengo mi ONU particular todos los días en el desayuno de la Posada de San José) Tenía un buen dominio del francés ya que su estudio  era obligatorio, y además como segundo idioma extranjera obligatorio en el instituto había elegido español. Hice dos años en la universidad perfeccionando ambos y aproveche una gran amistad de mi madre, jubilado en Jesús Pobre, (Alicante) para venir a pasar un verano para mejorar mi español hablado. Era Junio de 1972.

La pregonera de las fiestas del Solsticio. / JVA

Mira por donde que no volví a Canadá  hasta pasado un año y medio. Durante mi estancia en Denia pude conocer a un grupo de maestros de toda España, enviados por esa zona al aprobar sus oposiciones. Pasé por Cuenca con mis padres antes de volver a Canadá en otoño de 1973. Donde nos recibió Mario Barreda, uno de ellos y nos hizo una visita que me acuerdo  muuuy pasada por agua y “fresquete”… Puente San Pablo, Casas Colgadas, Plaza Mayor para terminar con morteruelo, ajo arriero, zarajo, oreja y chorizo… impresionante e inolvidable.

Después de un año inquieta en Canadá, decidí volver a España en Septiembre  1974…esta vez con la mochila, billete de ida solo y $1200 en cheques de viaje. Viajé sola y sin miedo y sin problemas por mucha de la geografía Española. Conocí a un montón de gente de todas partes…vi las cuevas de Altamira en directo, el Entierre del conde de Orgaz colgada en una pared con una triste bombilla, el FEVE de Cantabria…nada que lamentar.

LA SEMANA SANTA DE CUENCA

Cuenca fue una opción para no pasar las navidades sola en este viaje y aproveche de nuevo de las amistades de Denia….la familia Barreda me permitieron participar en sus  Navidades españolas tradicionales también inolvidables y pude visitar algo más de la provincia en esos días…proseguí mi viaje para luego volver para disfrutar de vuestra Semana Santa.

Semana Santa 1985. Foto Pinós.

Seguía a todas y cada una de las procesiones en todo sus recorridos…conociendo así por primera vez los rincones de este barrio. Algo me atraía…de nuevo me marché para rematar mi recorrido español retornando en Mayo en busca de un trabajo que me permitiera independizarme o al menos ganar lo suficiente para el billete de vuelta a Canadá…terminé como secretaria de dirección en el Hotel Torremangana donde trabajé 8 años, con Emilio Gómez Huerta su director y gran amigo.

En aquellos años se empezaba a conocer Cuenca como destino turístico y estuve muy involucrada en su promoción. También me tuve que aprender la historia de Cuenca, así como las leyendas de María Luisa Vallejo para contárselas a algunos grupos de extranjeros que se alojaban en el Hotel. Pasear por estos callejones era para mí era un enorme placer. Ya vivía en el barrio en la calle del Retiro en un piso con derecho a cocina…subía y bajaba todos los días las escaleras del Gallo, y no había fin de semana que no subíamos la pandilla para tomar un vino a la Plaza. Pude comprarme un 600, el CU11759…Era verano de 1975…hace 44 años..

Pues ya estaba instalada…..en el barrio….que según la RAE es…. Barrio….. Grupo de casas o aldea dependientes de otra población, aun que estén apartadas de ella  Pues ya era vecina en el barrio…que según la RAE…. Vecino que habita con otros en un mismo pueblo, barrio o casa, o en vivienda independiente.  Que ha ganado los derechos propios de la vecindad en un  pueblo por haber habitado en él durante un tiempo determinado por la ley Cercano, próximo o inmediato, Semejante, parecido o coincidente.

Pues ya podría vivir sus fiestas….Semana Santa…Vaquillas, encuentros esporádicos con pandillas de amigos y familiares para San Juan…..que era el preludio algo olvidado entonces de las que hoy celebramos aquí  conmemorando el Solsticio…fiesta muy “de guardar” mundialmente  en la cual se celebra plenitud, fertilidad, bodas, cosechas, el YIN y la feminidad, además, por ser el día más largo en el hemisferio norte,  a media día no cae ni una sombra.

En una fiesta de verano en Torralba en honor a la Virgen de las Nieves (un dato curioso creía yo  ya que no nevaba mucho aquí que digamos pero de donde yo venía sí!….un señal) conocí a Antonio Cortinas, vecino de nacimiento. Su madre, Amparo, mama, Abuela, no podía creer que me había conocido en su pueblo natal!!! Subí a su casa en Obispo Valero por primera vez en las vaquillas de ese año a por una tortilla de patata y pimientos fritos que ella había preparado para la merienda de la pandilla de ntonio…entré y ya no salí…..

Tertulia de vecinas y coches aparcados en la calle de San Pedro. / Foto Pinós.

Pasaba más tiempo en este barrio que abajo…en Cuenca……Eventualmente Antonio y yo pasamos a vivir en la Plaza del Salvador nº 1- 1º….a media cuesta…ni arriba ni abajo… con balcón privilegiado para vivIr la Semana Santa…excepcional para la salida y encierre de las Turbas…Paco, Benito, Paco Checa, el Fogui,  Andres etc.,  entonces subían a casa y encerraban al San Juan desde nuestro Balcón! Las mujeres nos adelantábamos para preparar café caliente y bocatas…Rosa, Marian, Julia, Merche….

 La costumbre de los sábados…yo bajaba pronto con  la cesta de la compra y dejaba la compra de la plaza del mercado en la carnicería de la calle del Agua…para recogerla después del trabajo y subir hasta Casa Botes para antes de comer tomar unos chatos con Julián y los vecinos y amigos, y hasta  a veces con mi suegro Juan Antonio, policía municipal que tuvo que acostumbrarse a la novedad de la presencia de una mujer, su nuera, a esas horas en aquel bar…y convidarla también…eeea….  En aquellos años se fraguaba la colonia artística autóctona de Cuenca…Ángel Cruz y Cynthia, Marcote y Joannie, Cebrián y Concha, Santos y Marta, el Mini, Carlos, Jesús, Caraguapa, Simon, Ocaña, Pacheco y Celia…                                             

Todos o casi todos vecinos del casco…..en el antiguo asilo de los ancianitos, ahora el Museo de Ciencias,  se adecuaron unos espacios como talleres donde podrían  ejercer sus profesiones artísticas y así nosotros los amigos  no artistas aprovechábamos para aprender o tal vez solo acompañar mientras se tomaba una cerveza fresquita y se preparaba la paella del domingo…se celebraban exposiciones en los bares de la plaza….se abría algún pequeño comercio que otro…creo que la primera tienda turística sería la que abrieron Marcote y Joannie en Alfonso VIII nº   … se llamaba “Zanallora” porque así su hija pequeña decía Zanahoria …

Llegaban en verano los cursos de  español para extranjeros de Olarieta…los turistas empezaban a necesitar más espacio…he de decir que la convivencia entonces era totalmente pacífica pero tal vez  el impacto social  fuese de  mayor peso  para algunos….las abuelas de la plaza sentadas en el muro por la tarde para tomar el fresco…curiosamente  esa costumbre se convirtió en tarea difícil ya que al “subir” el pavimento de la Plaza el muro perdió “altura” y las piernas ya no colgaban, sino subían las rodillas y había que taparse….partidas de mus de los vecinos en las mesas de Mangana de Fermín…se jugaba el café y la copa…el autobús azul y blanco…

Vaquilla de 1980. Foto José Luis Pinós.

El “cartel” de las vaquillas que aparecía misteriosamente y de repente en la fachada lateral de Mangana… un reflejo fiel del “pulso” del Vati….a veces con consecuencias menos agradables para los autores…pero eso formaba parte del eminente cambio que se avecinaba… las abuelas que bajaban del castillo con sardinas saladas (que te pelaban con una “pisá” entre papel de estraza delante de ti) y patatas calentitas en un saco de pan…la sal envuelta en un pico de periódico….los chatos y botellines en las laderas de San Miguel … Un vino con sifón en la ventana de los Arcos con Pepe Cerrada mientras pasaba la vaca y la muchedumbre  por delante…”tú aquí conmigo” me decía…

Las toneladas de  leña amontonados antes  y después de las vaquillas para subir a las casas…estufas de leña para calentar la casa y tortas de manteca o secar las peladuras de naranjas y mandarinas…ese olor a leña en las mañanas de invierno ahora ya también de “pellets”….colchones de lana sacudidas oreándose  por las ventanas…tazones de caldo gallego y manos de cerdo de la  Maruja y su madre…las hogueras del 2 de mayo y San Isidro con las patatas, forrete, y panceta asado todo en las ultimas cenizas…reuniones de vecinos sin más orden del día que estar a gusto y contarnos nuestras cosas y disfrutar de las familias…con bota de vino y casera

Para nuestra boda en Agosto de 1978  vinieron 11 familiares y amigos de “mi” parte de los cuales algunos se hospedaron en la Posada de San José…en aquel entonces sólo abría en verano…alguna tarde Antonio y yo habíamos tomado algún vinillo allí y siempre me llamaba la atención su ubicación privilegiada (otro señal)…como anécdota la iglesia de las Angustias a “rebosar”…la novedad de que mi padre me entregaba en el mismo altar y que la ceremonia iba a ser  en español e inglés…tooodos pá dentro!!

28 DE MARZO DE 1983: SE ABRE LA POSADA

 Un reajuste laboral para finales de 1982 nos obligó a Antonio y a mí a buscar una alternativa…. una tarde hablando con los amigos, alguien, que no me acuerdo quien, mencionó que la Posada de San José estaba cerrada desde hace 2 años y a lo mejor al dueño, Fidel García Berlanga o su hija Teresa les interesaría alquilarla….una cosa llegó a la otra y reabrimos sus puertas  el 28 de Marzo de 1983, plena Semana Santa….aun  me acuerdo de las lagrimas que eché al suelo del pasillo de “las 40”…..la obra justa y necesaria para abrir…pintar antes de tener la calefacción puesta…los botes de pintura se helaban por la noche y había que encender la chimenea para acercarlos y descongelar…todos a almorzar en Dulcinea para entrar en calor….todos los amigos y amigas, cuñadas, cuñados, la abuela que nos ayudasteis a  limpiar, (y cómo!!!!) arreglar,  colocar, coser, cortar, subir, bajar…..sin vosotros no hubiera sido posible…..el incondicional apoyo de las amistades y la  familia…la familia de Antonio vivió este acontecimiento muy de cerca…pero la mía a 6000 km y a golpe de  carta postal (si siquiera un SMS) y ocasionalmente una llamada telefónica…a cobro revertido….

 La vida nueva de la Posada coincidía con la el desarrollo de Cuenca como destino turístico dentro del marco de la apertura tanto política como social de España…y nuestro barrio no estaba exento de los acontecimientos. La cultura en general siempre ha sido muy vinculada a nuestro barrio….empezando con la llegada de Fernando Zobel,  Gustavo Torner, Antonio Saura, Goñi, Bonifacio y un largo etcétera atraídos por la extraordinario luz de nuestro cielo…..la consolidación de una  Cuenca “abstracta” con la apertura del Museo de Arte Abstracto en las Casas Colgadas había empezado a atraer a  un público interesado de todo el mundo que a la vez quedaba prendido por la belleza de nuestras hoces y la arquitectura que yo siempre he llamado “de andar por casa” que nos diferenciaba de otros destinos más “monumentales”…esas repentinas aperturas de ventanas “naturales” al girar por una esquina…

La posada de San José se convirtió en un especie de “sede” para tertulias espontaneas…luego oficiosas y organizadas por Jesús Sanz y amigos en la mesa sexagonal delante de la chimenea… si esa mesa aun presente pudiera hablar….la llegada de los cursos de verano de la UIMP cuando empezábamos a ver “famosos y famosas” de la TV, la cultura y de la política paseando tranquilamente entre nosotros….el curso Cuenca Ciudad Global fue la prueba para la televisión  TDT por cable para toda España….os acordáis de poder ver Galavisión en nuestras pantallas en exclusiva??  Luis Mariñas, Concha García Campoy, Lorenzo Díaz, P.J. Javier Rioyo,…la campana electoral en Cuenca  de 1986 que se realizó prácticamente desde la Hab 33 y sin móviles ni siquiera teléfono en la habitación..…

Virgilio Zapatero quien ayudó traer la universidad, el parador….las primeras jornadas poéticas organizadas por  Carlos de la Rica…Certamen de Polifonía….alojar al Orfeón  Donostiarra y deleitar nuestros oídos con los ensayos en el salón grande…un guiño al antiguo uso de la Posada como el colegio de los niños cantores de la Catedral….Semanas de Música Religiosa…son cientos las personas “conocidas” que han pasado por el umbral de la puerta de la Posada y otros tantos o más anónimos de procedencia muy variopinta pero todos se han llevado un recuerdo de nuestro barrio… un amanecer, una puesta de sol, una charla, una café de puchero, un tentempié, o simplemente un “asomar a la hoz del Huécar o del Júcar.” …muchos de ellos han dejado su huella personal en nuestros libros de oro….que creo vamos por el volumen nº 3!…también vosotros, vecinos, que siempre habéis  contado con la Posada para celebraciones familiares, visitas o simplemente para juntaros de vez en cuando….y muchos vuelven…más mayores, con nueva familia…encantados de recibirles!!!!!

Fernando Zobel por la calle de San Pedro. / Foto Pinós.

Fernando Zobel nos visitaba algunos  domingos a tomar un café y un día me preguntó si yo le podía hacer unos huevos revueltos…por supuesto Fernando….se los hice como me había enseñado mi padre…en puro estilo inglés…dónde había aprendido hacer huevos así?…no los había probado de tal manera desde su infancia en Filipinas hechos por la Nanny inglesa …Antonio Saura y Mercedes también se acercaban para tomar un vermouth rojo con patatas fritas “de la Clementina”  y una cazuela de  nuestras albóndigas en salsa con patatas fritas caseras de dado….recientemente nos visito el hijo de Guerrero y le gustó mucho poder contemplar  una serigrafía de su padre colgada en el restaurante…

La Posada tiene la puerta abierta 24/7/365… un gran equipo, en gran parte “histórico”, y muy estable, hace posible mantener su brillo “Flores”, su auténtico austeridad y sorprender con una cocina casera y amable  acompañado por un recibimiento y atención profesional pero personalizados.

La apertura del campus de la Universidad de CLM en nuestra Ciudad con la facultad de Bellas Artes nos trajo profesores de toda España para impartir clases a alumnos de toda España y otras partes del mundo…subían “parriba” al barrio después de la clases y terminaban absortos en profundas conversaciones  en el Jovi con Santi y Ramón…Enrique, Ana y Ana, Montse,  Ricardo, Montesinos, Patxi Andión….nosotros los vecinos a veces compartíamos opiniones y desacuerdos  con ellos…..hasta alta horas de la madrugada…es una costumbre que aún perdura…..

Llegaron nuestros hijos, Pablo y Steven…ambos nacieron aún viviendo en la Posada….jugaban en la calle, aprendieron a montar en bicicleta  y tenían buenas y fieles pandillas de amigos y amigas…de pequeños anécdotas mil…sus escapadas a la tienda de Maribel o Antonio  a por chocolatinas o al castillo de donde más de una vez me bajaban al pequeño…buscados desesperadamente mientras sólo estaban ”perdidos”  encima de los palos de leña de la calefacción en el patio…quedar dormidos debajo de la mesa de la lavandería donde Flores les ponía mantas de modo de colchón…campamento de verano en casa de la Abuela…

En 1990 nos mudamos a nuestra casa en Alfonso VIII 49 donde de niño Antonio y compis solían comprar milhojas, ya que la casa era obrador/pastelería…hemos conservado la puerta de entrada donde se despachaba así como las puertas de dentro y espacios de almacén….guardamos y conservamos memoria… .

Colegio del Carmen..Santa Teresa…luego al insti…los hijos se hacían mayores pero en el verano, se juntaba la pandilla por las noches en las escaleras de la catedral para comer pipas, reír, en resumidas cuentas arreglar el mundo…nuestros hijos, su primo Álvaro, Angelito, Toñin, Rubén etc. …una estampa que nos encontrábamos Antonio y yo cuando bajábamos de trabajar de la Posada… ya pocas veces porque muchos de ellos se nos han ido a buscar su destino fuera del barrio, fuera de Cuenca y hasta fuera de España….ya algunos  con su propia familia…la nuestra sin ir más lejos… Pablo y María nos hacéis mayores… vuestros hijos Mario y David, nuestro nietos nos han convertido en orgullosos y encantadísimos abuelos del barrio…el tiempo vuela…por  ley de vida nos  van faltando algunos históricos… pero no son olvidados…

Subo todos los días a la Posada como es natural….el recorrido matinal para tomar un café con leche (no siempre “relaxing”) en la Plaza Mayor al subir y así saludar a no media pero una buena parte del barrio…Rosa, Pablo, Rafa, Oscar, Luisa, Cristian… tomar el pulso al barrio….hace frío, calor, aire, bochornazo, hay movimiento, no hay nadie, hoy va a estar tranquilo….y de vez en cuando enterarme de alguna noticia del barrio….no sé quien ya está de obras…por desgracia algún fallecimiento y donde sería el entierro…opiniones sobre el día a día que últimamente era casi monotemáticas por el “ojo vigilante”… que parece va a cerrarse y echarse la siesta una temporada…sigo párriba y me cruzo con Antonio Pérez bajando y la Jazmina a por la compra o a misa  o esperando que la recojan …y casi todos los mediodías, al bajar de la Posada la caña/vino de rigor cuando igualmente el barrio “habla”….el mismo recorrido por la tarde para saludar a las tertulias y juntas generales de costumbre…Visi, Vicente, Isabel, Esmeralda y compañía… Fede, Antonio arreglando el mundo y coincidir de nuevo con Antonio Perez de nuevo bajando….

La PLaza Mayor, escenario de acontecimientos. / Foto Josevi.

En nuestro barrio históricamente desembocan todo tipo de acontecimientos….vueltas ciclistas, maratones, encuentros de motos, coches antiguos…también pasan por debajo de los Arcos de Ayuntamiento vaquillas enmaromadas, procesiones religiosas, San Roque, Corpus, coronaciones, aniversarios de coronaciones, encuentros de nuestras vírgenes de Cuenca con vírgenes hermanadas , sin olvidar la Semana Santa…se han instalado filas de bicicletas spinning, mercadillos medievales, recreación de la reconquista de Cuenca, ferias de libro…..se celebra Konca Street, bodas…..cine de barrio, veranos de la villa etc. etc….todos atraen a numeroso público no sólo de Cuenca pero también los visitantes que se encuentren en ese momento….a veces nos incomodan por el horario, el corte de acceso, el alboroto pero ver alguno de estos acontecimientos desde primera fila de la terraza de Mangana no tiene igual!!!! 

Los del barrio somos también supervivientes…hemos superado con nota intervenciones apoteósicas como la llegada de agua corriente  y alumbrado  a San Martin… remodelación de la calle Alfonso VIII desde el Puente de la Trinidad…os acordáis de la pequeña “Venecia” que teníamos con las pasarelas para entrar y salir de casa y los comercios y bares?…el levantamiento de la Plaza Mayor…la remodelación de la calle San Pedro…..no nos fuimos…aguantamos contra viento y marea…y aguantaremos los que quedamos  todo lo necesario para el bien de la vida del  barrio…calle Pilares y bajada de San Miguel etc….nos hemos manifestado también…me acuerdo de una “mani” de madres que protestábamos por el botellón….la foto era la escalera de la catedral que amanecía los sábados y domingos con una alfombra de litronas de Mahou!!!

Ha habido, hay y habrá muchos proyectos para facilitar el acceso a nuestro barrio…tranvías, teleféricos desde la hoz del Júcar, escaleras mecánicas, rampas móviles y ascensores…barreras en el puente de la Trinidad, cortes de tráfico, atascos por bodas coincidentes en todas las iglesias y la catedral …una problemática contemplada desde hace lustros!…algún ayuda móvil,  más moderna pero sostenible y eficaz ya nos vendría muy bien…el criticado transporte urbano…así respiraríamos todos mejor….para toda la hostelería de nuestro barrio, desde abajo hasta lo más alto, el cliente de Cuenca es muy importante y ha perdido la costumbre de subir…la cuesta se nos va haciendo muy empinada a todos parece…las futuras mejoras de los servicios tan necesarios e indispensables como limpieza, mantenimiento de las pocas zonas “verdes” que tenemos, calles, telefonía y la añorada fibra, gas natural, etc. han de ser acompañadas por un riguroso y continuo  mantenimiento. La conservación del casco y sus infraestructuras y servicios es  imprescindible para evitar la huida de vecinos “fijos”  y  atraer a un turismo de calidad. 

LA REALIDAD DE VIVIR EN EL CASCO ANTIGUO

Muchos vecinos se han cambiado de barrio por la incomodidad y hasta la llamada  “persecución recaudatoria” sufrida…los hijos mayores se han ido del nido y los padres “bajan a Cuenca” para estar más cómodos y las casas se quedan vacías…algunas se covierten en casas esporádicas para satisfacer una demanda ahora muy de moda para fines de semana, puentes y épocas de vacaciones,  pero de domingo a jueves la mayoría están desocupadas…como en ciudades más grandes este fenómeno hace que suban los alquileres o precio de compra para personas que sí quisieran vivir en nuestro barrio….y esto junto con las limitaciones para poder aparcar o acceder con transporte público, mantenimiento estética común etc. perjudica a la “vidilla” atractiva de un barrio y su día a día…todos hemos de colaborar a cuidar nuestra imagen primero  para nosotros mismos, vecinos y empresarios, y para quienes nos visitan o quisieran establecer su hogar entre estas hoces…nuestras llamadas fronteras, (Puerta de Valencia, Puente de la Trinidad, Arco del Bezudo, Puerta de San Juan,) eran antiguamente puntos disuasorios y de control….hoy son abiertos para dejar paso…y así deben de quedar siempre.

Yo me considero vecina de mi barrio…como según la RAE “cercana y coincidente” con todos vosotros…me siento a gusto y privilegiada por vivir en nuestro Casco Antiguo y por haber tenido  la oportunidad de contribuir a su historia reciente con nuestro proyecto  llamada Posada de San José, vuestra casa,  junto con  vuestro hijo del barrio Antonio, nuestra familia y personal…espero poder seguir dando los buenos días y buenas tardes  a todos al subir y bajar la cuesta…..perdonad si no he mencionado a “todos los que sois y que  somos”….un enorme y sentido abrazo a todos…y de nuevo muchísimas gracias…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.