El Día Internacional de las Personas Mayores en Cuenca

RECONOCIMIENTOS PARA EL PERIODISTA JOSÉ LUIS MUÑOZ RAMÍREZ Y EL BANCO DE ALIMENTOS EN LA PERSONA DE ANTONIO VILLASEÑOR

JOSÉ VICENTE ÁVILA MARTÍNEZ LEYÓ EL MANIFIESTO

La celebración en Cuenca del Día Internacional de las Personas Mayores tuvo como escenario uno de los salones del hotel Torremangana, en un acto que como se indica en la web municipal, comenzó “con la bienvenida a cargo de la concejala de Participación Ciudadana y Tercera Edad, Asunción Moriana Molero, quien puso en valor la importancia del Consejo Municipal de Personas Mayores, al cual “nos hemos comprometido a darle un nuevo impulso”. La edil dio paso a la presentadora, Pilar Gómez Couso, que a su vez presentó a José Vicente Ávila, que fue quien leyó el manifiesto elaborado con motivo de esta conmemoración en el que ensalzó a Cuenca como ciudad ideal para las personas mayores”.

Darío Dolz entrega el reconocimiento a José Luis Muñoz. / facebook Darío Dolz.

El alcalde de la ciudad, Darío Dolz, fue el encargado de “cerrar este acto en el que el reconocimiento a una persona mayor que ha desarrollado una labor significativa en el campo de las artes, las letras o el deporte recayó en el periodista y escritor José Luis Muñoz Ramírez. Precisamente Dolz ha “recogió el guante” lanzado por Muñoz, quien pidió  precios especiales en el Teatro Auditorio para los mayores de 65 años.

Antonio Villaseñor con Asunción Moriana. / facebook Darío Dolz.

Por su parte, “el reconocimiento dirigido a una entidad de ámbito municipal destacada por su trabajo y programa de actuaciones dirigidas a este colectivo fue a parar al Banco de Alimentos y ha sido recogido por su responsable, Antonio Villaseñor”.

Anunció el alcalde Dolz que “el Ayuntamiento de Cuenca está trabajando ya para poner en marcha un programa de voluntariado intergeneracional a través del cual jóvenes y mayores participen de forma colaborativa”; asimismo explicó “que esta iniciativa estará centrada en temas culturales y deportivos”, y que “será una colaboración inclusiva en la que ambos colectivos se verán beneficiados”.
Y es que, argumentó seguidamente, “debemos poner en valor la experiencia y el compromiso que siempre han tenido nuestros mayores, que tienen mucho que enseñarnos”. Por ello ha pedido “respeto” para ellos, “por su experiencia, su solidaridad y su inteligencia”.
Daniel Pérez Huelves, profesor de la Escuela de Música y Artes Escénicas de Cuenca, ha sido el encargado de poner el broche al acto con una actuación musical de acordeón.

José Vicente Ávila durante la lectura del Manifiesto. / Gorka. Las Noticias.

MANIFESTO DEL DIA INTERNACIONAL DE LAS PERSONAS DE EDAD 2019, LEÍDO POR JOSÉ VICENTE ÁVILA MATÍNEZ

Buenas tardes y bienvenidos a este acto que tanto nos une a todos, independientemente de la edad de cada uno, aunque hoy el protagonismo se lo llevan las personas que sois o somos mayores.

Nobleza obliga saludar a nuestro alcalde-presidente del Ayuntamiento de Cuenca, Darío Dolz Fernández, así como a la concejala de Participación Ciudadana, Barrios y Pedanías y Atención a la Tercera Edad, Asunción Moriana Molero y demás autoridades presentes en el acto y público asistente. Gracias por tus palabras, Pilar Gómez Couso, presentadora de este acto en el que tengo el honor de leer el Manifiesto, que viene a propagar el significado de esta fecha del recién estrenado otoño, y en ese otoño especial de nuestras vidas y edades, que nos permite también el jubileo de la jubilación… y naturalmente, la Salud.

El Día Internacional de las Personas de Edad se celebra todos los años el 1 de octubre desde 1991. Tiene como fin primordial reconocer la contribución de las Personas Mayores al desarrollo humano y económico, así como resaltar las oportunidades y los retos asociados al envejecimiento demográfico mundial. Este año el lema de este día lleva el título genérico de «Viaje hacia la igualdad de edad».

Foto;: Gorka Las Noticias de Cuenca.

La Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible reconocen que el desarrollo solo se puede lograr si incluye a todas las edades. Dar poder o responsabilidad a las personas mayores en todos los ámbitos del desarrollo, incluida su participación en la vida social, económica y política, ayuda tanto a garantizar su inclusión como a reducir las numerosas desigualdades a las que se enfrentan estas personas, que han pasado, hemos pasado, la barrera de los 65 años, que da derecho a la jubilación y a disfrutar de un  bienestar ganado en tantos años de trabajo y dedicación a la familia.

El tema del Día Internacional de las Personas de Edad de este año está íntimamente ligado con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 10, que busca hacer frente a las desigualdades que afrontan actualmente las personas mayores.

Algo que se puede conseguir a través de medidas para la eliminación de la discriminación y la potenciación e inclusión “social, económica y política de todos”, independientemente de la edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o estado económico o cualquier otra condición

Si en anteriores ediciones se habló de promover derechos, dar mayor visibilidad a las personas mayores, la protección de las gentes más vulnerables, la promoción de su inclusión, el respeto por sus decisiones y elecciones de estilo de vida, la temática de este 2019 tiene como objetivos:

  • Sensibilizar sobre las desigualdades durante la vejez e incidir en cómo estas reflejan la suma de desventajas a lo largo de la vida, resaltando el riesgo intergeneracional de un incremento de la desigualdad durante la vejez.
  • Concienciar sobre la urgencia de hacer frente, tanto a las desigualdades a las que se enfrentan actualmente las personas mayores, como en la necesidad de prevenir las que surjan en el futuro.
  • Explorar los cambios sociales y estructurales, tales como el aprendizaje permanente, medidas laborales proactivas y adaptativas, protección social y cobertura sanitaria universal.
  • Reflexionar sobre las prácticas, lecciones aprendidas y el progreso alcanzado en la eliminación de las desigualdades a las que hacen frente las personas de edad avanzada.

En el municipio de Cuenca, con sus barriadas y pedanías, formáis (formamos) un grupo social muy diversificado y la mayoría de vosotros seguís estando en condiciones de salud adecuados y con capacidad de vivir de forma independiente.

Sois (somos) una fuerza para el desarrollo, ya que muchos de vosotros aportáis vuestro buen saber y hacer colaborando en instituciones varias, desarrollando actividades en materia de voluntariado, participando en asociaciones, ejerciendo vuestra maestría con los nietos…

Sin olvidar la labor de sustento económico y moral de vuestras familias de las que sois el pilar debido a los duros momentos que estamos viviendo en estos años. Estáis, estamos, comprometidos con nuestra sociedad.

Esta realidad y el hecho de que el envejecimiento activo es un proceso que dura toda la vida, es el motivo principal por el cual desde el Consejo de Mayores del Ayuntamiento de Cuenca se estén propiciando acciones con nuestros mayores para que exista una cultura de inclusión compartida por las personas de todas las edades y niveles de aptitud.

Y para que las políticas, los servicios, los entornos y las estructuras provean sostén y faciliten el envejecimiento dinámico de las personas mayores y lo hagan de forma activa, es decir, que vivan con seguridad, gocen de buena salud y sigan participando en la sociedad mediante el reconocimiento de la amplia gama de capacidades y recursos.

Decía el relator del Manifiesto de 2018, como representante de la Universidad José Saramago del Campus conquense, que “en Cuenca la esperanza de vida es de 86,2 años (84,6 en hombres y 87,7 en mujeres)”, lo que viene a indicar que estamos tres años por encima de la media nacional. Y se preguntaba, “¿A qué puede ser debido?, ¿a las condiciones y calidad de vida?, ¿a la genética conquense? ¿o ambas cosas a la vez? Algún atrevido diría que es debido a la cazalla, muy propia en los aires de nuestra Serranía conquense donde la esperanza de vida suele ser centenaria pese a la despoblación.

Seguro que más de una vez habéis escuchado, en sentido negativo o peyorativo, que Cuenca se convertirá en una ciudad de jubilados. Nos importa mucho el futuro de nuestra ciudad, de su crecimiento más que su despoblación, pero miremos con ojos positivos esa esperanza de vida que tiene esta ciudad donde “el fresquito pasa las noches del verano”, como “en Almería el sol pasa el invierno” según un sugerente slogan. Cuenca, Paraíso de la Tercera Edad… y de todas las Edades…

Benidorm es positivo para la viajera tercera edad por su clima y su ocio, pero Cuenca ha de ser positiva por su paz y belleza, su tranquilidad y sosiego y sus alrededores de Naturaleza, tanto para las Personas de Edad como para los pequeños y jóvenes. Aquí se hace camino al andar, que diría el poeta que pidió venir a Cuenca.

Vistal parcial de asistentes al acto. / facebook Darío Dolz.

¿No es todo un gozo ver salir de los colegios a los escolares que buscan en carrera de ternura cariñosa el pecho y la mano del abuelo o la abuela? Esa estampa es vida, es cordón umbilical generacional, que concilia, pero al mismo tiempo no puede faltar el hueco en ese quehacer cotidiano para que los mayores tengan su espacio de libertad y de creatividad. Los mayores de hoy, que fueron jóvenes ayer, respetando a sus padres y abuelos, sabemos del sacrificio y generosidad, de solidaridad, de altruismo, de compromiso y responsabilidad, de ahí que vuestra aportación sea siempre necesaria.

Esa esperanza de vida, generalizada, hace que seamos un colectivo cada día más numeroso, y aunque a veces se nos diga que contamos las historias del abuelo Cebolleta o que estamos fuera de cobertura, podemos presumir de haber jugado al guá y, sin embargo, saber mandar wasap y otras lindezas electrónicas; pero con la experiencia adquirida con los años, no siempre fáciles, aún tenéis mucho que ofrecer a nuestra comunidad, a la sociedad en general. Y a ello vamos en ese “viaje a la igualdad de edad” que este 1 de octubre de 2019 es nuestro lema.

Los adjetivos serían muchos más, en esa aportación de las Personas de Edad, pero hay palabras que definen tantos valores: generosidad, experiencia, estabilidad, sostenimiento familiar, vivencias, colaboración y en suma, desprendimiento en pro de los demás.

Ante este Día, y me hago eco de otras voces, sólo cabe desearos que desde la mayor admiración, aceptéis el cariño y gratitud de todos los que ocupan sitio en otras Edades, porque precisamos de vosotros cada instante de nuestras vidas.

Por todo ello y por mucho más, y para poner el broche de este Manifiesto, en nombre del Consejo de Mayores de Cuenca y en el de todos los conquenses, una palabra que tiene millones de repeticiones: GRACIAS”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.