El Monumento a la Constitución frente a la torre de Mangana

La de Cuenca es una de las pocas ciudades españolas que cuenta con un gran Monumento a la Constitución de 1978, inaugurado el 6 de diciembre de 1986. Un monumento que en su día tuvo la leyenda conmemorativa en una lápida, que desapareció cuando la atalaya de Mangana estuvo en obras y cerrada durante más de tres lustros. El autor del Monumento es el laureado pintor y escultor conquense Gustavo Torner de la Fuente (que el pasado 13 de julio cumplió 94 años de edad), Medalla de Oro de Cuenca y de las Bellas Artes, entre otras grandes distinciones, que en su día explicaba, el significado de su obra como homenaje a la Carta Magna con esta leyenda: “Estructura plural y unitaria en equilibrio por tensiones contradictorias sobre una base de gran firmeza”.

Escultura en homenaje a la Constitución. Foto del 5 de diciembre de 2019. / Josevi

Gustavo Torner, con la mesura que le caracteriza, intentaba dar a conocer el contenido y el continente de su obra, que él quería que estuviera en uno de los lugares más altos de la ciudad, como lo es la atalaya de Mangana, ante la polémica que suscitó su colocación en la plaza de Mangana:Es un ejemplo visual de que es posible vivir con fuerzas contradictorias, siempre que entre todos estemos de acuerdo en hacer un consenso y en respetarnos unos a otros. No es simplemente hacer una forma por hacerla, sino que está funcionando simbólicamente como el arte tradicional”.

Foto diciembre1996, / Josevi

Añadía Gustavo Torner que  “la escultura tiene una gran peana de cemento sobre la cual se sitúa un paralelepípedo de un hierro especial, que con la acción de la lluvia desprende un óxido, de color marrón, que a la vez protege la corrosión del metal. Posee un cubo brillante, así como unos hilos de acero macizo, que además de entrelazar los diversos puntos de tensión de la escultura, simbolizan los diálogos de los políticos, fuera y dentro del hemiciclo, así como su relación con el pueblo soberano”.

Resaltaba Gustavo Torner en 1986, cuando se inauguró, que “Es una escultura de las más importantes que se han hecho en España después de la guerra”. Quienes visitan la Plaza de Mangana, donde se explica en paneles la historia de parte de Cuenca, y del entorno que la rodea, se quedan mirando a la escultura del paralelepípedo de hierro que ha ido modelando el agua y el viento en la pátina del óxido marrón en los últimos 33 años.

Monumento y Cerro del Socorro. Foto Josevi

Esperamos que algún día aparezca esa inscripción que tuvo cuando se inauguró en 1986, con la presencia del entonces Defensor del Pueblo, Joaquín Ruiz Jiménez, para un mejor entendimiento de quienes admiran tan atrevida escultura que simboliza, sin embargo, la Constitución de 1978 y la España democrática de los últimos 41años.

EL HIMNO NACIONAL.–Durante los días 5 y 6 de diciembre (Día de la Constitución) de este 2019, y tras dar las campanadas de las doce del mediodía, el carillón del reloj de la Torre de Mangana hizo sonar los acordes del Himno Nacional. Todo un detalle en fecha tan significativa.

Imagen de la inauguración de 1986, con Gustavo Torner y el Defensor del Pueblo, entre el alcalde Navarrete. Se puede ver la inscripción que había, que debiera ser recuperada o colocar una similar. / Gaceta Conquense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.