Peyrot: «Cuenca me gustó mucho; su Semana Santa, impresionante…. aunque aquel año llovió bastante»

EL PINTOR Y HUMANISTA ITALIANO, ARTURO PEYROT, EXPUSO EN LA CASA DE CULTURA DE CUENCA DEL 1 AL 15 DE DICIEMBRE DE 1970

Arturo Peyrot Fillippini  (Roma, 1908 / Madrid, 1993) fue un destacado pintor y humanista italiano, que llegó a España en 1952, becado por el Gobierno italiano, ya con 44 años cumplidos y una gran experiencia artística. Se afincó en Madrid, donde realizó la mayor parte de su vida artística. Con un amplio listado de premios, más de 40 exposiciones, entre Europa y América, y con pinturas, murales y vidrieras en numerosas instituciones, su obra se vio influenciada, según los críticos, por la pintura moderna, aunque tras su etapa con el arte abstracto volvió a un arte más figurativo. Además de sus exposiciones y clases artísticas en Madrid, Peyrot fue un conocido dibujante en revistas y periódicos italianos y españoles, entre ellos “Abc” y “Blanco y Negro”, alternando su trabajo con Lorenzo Goñi. El pintor italiano expuso en la Casa de Cultura de Cuenca del 1 al 15 de diciembre de 1970, y tuve por tanto la suerte de entrevistarle para “Diario de Cuenca”.

Por entonces, Arturo Peyrot contaba con 62 años y yo con mis 20 años había empezado a realizar entrevistas diarias para el periódico, en la sección “La ciudad en punto” de la página 2. Para mí resultaba fascinante tener delante a un pintor de una gran experiencia, y exquisito trato, que incluso, me hizo en el comienzo de la entrevista una especie de sinopsis de su vida artística:

«Diario de Cuenca», 2 de diciembre de 1970

“Yo soy natural de Roma, donde nací nací en el año 1908” comenzaba diciendo Arturo Peyrot, que a renglón seguido desgranaba su vocación por la pintura: “Fue una cosa que nació de niño. De pequeño tenía una caja de acuarelas y jugaba con ella. Empecé a estudiar el bachillerato con el propósito de hacer pintura y arquitectura. Luego me hice suspender el último año de bachillerato inferior y entré en la Escuela de Bellas Artes de Roma”.

Peyrot relataba que posteriormente estudió en París y Milán, y fue en la ciudad italiana del Norte en la que sintió atractivo por experimentar el arte abstracto: “Fue tanta esa experiencia que cuando vine a España en el año 1952 fui invitado a la I Exposición de Arte Abstracto que se celebró en Santander. Pero después he vuelto lentamente a la pintura figurativa”.

Le pregunté a Peyrot si había estado antes en Cuenca, pues con ocasión de su primera exposición me decía que aún no conocía el Museo de Arte Abstracto, “pues tengo muchos deseos de conocerlo y es una de las cosas que más interés quiero ver”. Así recordaba su primera visita a Cuenca:

Vine hace 18 años a ver la Semana Santa, invitado por el pintor Antonio Saura. Cuenca me gustó mucho y su Semana Santa me pareció impresionante. Además aquel año estuvo lloviendo bastante. Pero ante todo, Cuenca en general me impresionó y quedé maravillado en mi visita a la parte antigua. Luego pensé volver varias veces, pero ya sabe usted lo que pasa, que unas veces por otras se va pasando… Pero ya estoy aquí de nuevo.

(Se refería el pintor italiano a la Semana Santa de 1956, en la que la lluvia obligó a suspender las procesiones del “Silencio” y “Paz y Caridad”, además de la de “Camino del Calvario”, que fue suspendida al poco de salir a la calle. Debido a la climatología, salieron juntas las procesiones “En el Calvario” y el “Santo Entierro”, a las siete de la tarde, presenciadas «por más de 25.000 personas y 5.000 participantes», según relataba “Ofensiva”. Peyrot estaba acompañado además de por Antonio Saura, por Lorenzo Goñi, y juntos asistieron el sábado santo a una Exposición de Segundo Manzanet enel Salón Rojo de la Diputación).

Federico Muelas, en uno de sus artículos en “Ofensiva”, se hacía eco de una exposición de Peyrot en Madrid con algún cuadro conquense en la muestra, citando también a Saura y otros pintores.

Peyrot, que residía en Madrid, me hablaba de las exposiciones que había presentado en distintos lugares europeos: Roma, Florencia, Turín, Nápoles, Milán, París, San Luis, en Estados Unidos, y en España, varias veces en Madrid; en Barcelona, Santander, Murcia, Alicante, Zaragoza, Huesca y Sevilla, y desde la ciudad de la Giralda a Cuenca, con todo ese bagaje artístico, amén de otros lugares que en ese momento no recordaba el pintor romano.

arturopeyrot.blogspot

Arturo Peyrot exponía 25 cuadros entre paisajes, figuras, bodegones, etc.: “Pero como ha dicho mi buen amigo Venancio Sánchez Marín –en su prólogo de presentación a la muestra que expongo–, en esta exposición se puede hablar de un realismo poético”. Venancio era entonces el crítico de arte español más influyente en los años sesenta del siglo XX.

Sánchez Marín escribió sobre las formas pictóricas de Peyrot: “Encontramos en la pintura de Peyrot un elemento resistente a las adscripciones consabidas. Y ello es debido a que, más que complicada con cualquier tendencia, su pintura se encuentra responsabilizada con su propia presencia. En efecto, cualquier intento de aproximación que se verifique en torno a su arte tropezará con esa resistencia ofrecida por el artista insólito a ser asimilado tangencialmente…”. Sin embargo, en la amplia relación de exposiciones individuales de Peyrot, que figuran en publicaciones digitales, no aparece la exposición de Cuenca, pese a estar avalada por Venancio Sánchez y con el apoyo de Antonio Saura. Aquí queda constancia.

Pedro de Lorenzo, el escritor extremeño tan enconquensado, con numerosos escritos en “Abc” y pregonero de la Semana Santa, definía a Peyrot como el “romano” madrileño.

Al pintor italiano, que me decía que vivía como podía de la pintura, le dije que definiese su arte y así me contestó: “El arte es indefinible… Yo siempre huyo de las definiciones…” Recuerdo a Arturo Peyrot en aquellos primeros días de diciembre de 1970, en los que finalmente pudo conocer el Museo de Arte Abstracto de las Casas Colgadas, quizá de la mano de su amigo Antonio Saura, que fue quien la invitó a venir por vez primera en los abrileños días de la Semana Santa de 1956.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.