Cuenca pierde a uno de sus mejores pintores con la repentina muerte de Miguel Ángel Moset

El mundo de la cultura conquense se ha visto consternado con el repentino fallecimiento en las primeras horas de este 5 de octubre del pintor y grabador Miguel Ángel Moset Aparicio, de 67 años de edad, académico de número de la Real Academia Conquense de Artes y Letras, institución en la que entró en 2006 con su discurso “Del ver al sentir”, ocupando el sillón “N”. Residente del Casco Antiguo hasta dos días antes de su muerte se le veía pedaleando con su bicicleta o de la mano de su hijo Javi, alternando con los vecinos y amigos, comentando incluso “estoy mejor que nunca” cuando se le preguntaba por su estado de salud.

Foto del muro de José Ángel García en facebook

Según los datos extraídos de la web de la RACAL, Miguel Ángel Moset, pintor, grabador y serígrafo, nació en Cuenca en 1953, cursando estudios en la Escuela de Maestría Industrial. “Con numerosísimas exposiciones tanto colectivas como individuales en su haber –Cuenca, Madrid, Barcelona, Milán, Padova, Valencia, Requena, Gerona, Begur, Santander, Vitoria, León, Toledo, Ciudad Real, Daimiel, Huete, Iniesta, Valladolid, Segovia, Murcia, Marbella, Tudela…– tiene obra en museos y colecciones de Cuenca (Museo de Arte Abstracto y Museo de Cuenca), Madrid, Barcelona, Valencia, Requena, Vitoria, Murcia y Toledo. Ha participado en ferias como la de Arte de Santander, Interart en Valencia y las madrileñas Dearte y Art Madrid.

Dibujo de Moset en el libro «Alfonso VIII y la fiesta de San Mateo» de 1976. / Peña Vaticano.

Entre sus ediciones de obra gráfica carpetas como «Tauromaquia», «Semana Santa Conquense», «Otoño», «Invierno», «Bodegón» (junto a Antonio Santos), «A la verde verdurina», «Borrador de Tránsitos» (un poemario del también Académico José Ángel García), «Ritmos de luz y sombras» (también con poemas de José Ángel García), «Soledad» (junto a Julián Grau Santos, José Mª Lillo y Gustavo Torner), «Sólo pájaros en vuela» (nueva colaboración con José Ángel García). Su último trabajo en este campo ha sido la edición con Galería La Zúa del libro-video-arte «Gist Holders» de Mit Borrás.

En los últimos años de la década de los 80 de la pasada centuria fue monitor de pintura mural participando con sus alumnos en los trabajos de restauración de la iglesia de San Felipe Neri de Cuenca, y la Iglesia de la Merced de Huete”, señala la nota biográfica de la RACAL.

Miguel Ángel Moset, una persona cercana y sencilla, supo ganarse el cariño de la ciudadanía y demostrar con el estilo propio de su obra marcar una tendencia muy personal que venía a ser el sello de su pintura inconfundible. Como lo fue su cartel de la Semana Santa de 2001, un collage de luz y color, con la imagen del Cristo de la Agonía y el color rojizo y oro de sus dalmáticas, fundida entre penitentes. (Además, Miguel Ángel Moset ha realizado dibujos y litografías para la mayoría de las Hermandades nazarenas, de manera especial en la celebración de los cincuenta o 75 años de su creación).

Este pintor conquense de altos vuelos participó en más de cuarenta exposiciones, entre individuales y colectivas, la más reciente el pasado año 2019, en el Centro Cultural Aguirre, del 18 de febrero al 19 de marzo, con el título de “Miniaturas”, dentro del ciclo “Excelencia” de Días de Arte Conquense, bajo los auspicios de Carlos Codes.

Los paisajes de Cuenca tenían un color suave, delicado, en la pintura de Moset en la que los amarillos resaltaban de manera especial, quizá con alguna influencia zobeliana de su admirado Fernando Zóbel y su paso por el Museo de Arte Abstracto. Una de sus obras recientes fue la vista de la Hoz del Huécar con el puente de San Pablo en línea paralela entre las Casas Colgadas y el antiguo Convento, que realizó en tirada especial con ocasión del 25 aniversario del Parador Nacional de Turismo de Cuenca.

Litografía de Moset en el 25 aniversario del Parador de Turismo de Cuenca

MIGUEL ÁNGEL MILA: «SI PREGUNTAS EN CUENCA POR ALGUIEN QUE TENGA QUE VER CON EL ARTE LA RESPUESTA INDEFENTIBLE ES: MOSET»

De tanto que se ha escrito de Miguel Ángel Moset a lo largo de su trayectoria artística, rota en su mejor momento como él mismo expresaba, recogemos un fragmento de un amplio artículo publicado en 2013 en “Lanza” de Ciudad Real por Miguel Ángel Mila, tras una entrevista con Moset, en el apartado “Retrato de frente y de perfil”:

“A mediados de abril ha florecido una primavera dulce y acuosa, como la del cuadro que está pintando. Charlamos sentados al solecillo, en un banco, a la puerta de su estudio de Mohorte. Esta vez más cerca del Moscas que del Júcar. Alrededor, distraídamente, nos mira algún gato, también algún vecino.

La Laguna: UÑA. Exposición de Miguel Ángel Moset en la Galería Pilares en 1994.

Descansamos de casi tres horas de entrevista en profundidad y me parece que lo tengo un poco agotado, pero me llevo grabadas sus opiniones y sus recuerdos. La palabra y la memoria de Moset son los mejores testigos de las últimas décadas del arte en Cuenca. Me ha hablado de otras experiencias: del magisterio impagable de Zóbel o Grau Santos, del taller de grabado, que organizó Manuel Osuna en el Museo Provincial, donde se hizo serígrafo de la mano de Javier Cebrián y Perico Simón, de su experimentación con la cerámica, junto al gran Luis del Castillo, de las antiguas galerías de Cuenca, la Sala Honda, la Sala Alta, la Galería Granero, de su amistad con el poeta José Ángel García… de personas, viajes, exposiciones. En Cuenca, si preguntas hoy por algo o alguien que tenga que ver con el arte, la respuesta indefectible es: Moset.”

Con la muerte de Miguel Ángel Moset, Cuenca ha perdido una gran referencia en el Arte con mayúsculas. Desde “Las Noticias de Cuenca”, nuestro más sentido pésame a su viuda María Jesús Molina, sus hijos Javi y Marta y demás familia. DEP.

J. V. AVILA (Texto publicado en «Las Noticias de Cuenca», digital)

e

1 comentario en “Cuenca pierde a uno de sus mejores pintores con la repentina muerte de Miguel Ángel Moset

  1. UNA VEZ MAS TENGO QUE DECIR LO MISMO O CASI LO MISMO. NO ES NECESARIO QUE CUANDO UN PAISANO, CONQUENSE CONOCIDO AUNQUE SEA, COMO ERA MI CASO , «SÓLO» DE VERLO POR LAS CALLES NOS DEJA, SIENTA UNO UNA TRISTEZA COMO SI FAMILIAR FUERA; Y ES QUE: «NADA QUE SUCEDA A UN HUMANO, NOS ES AJENO». DESCANSE EN PAZ MOSET. JULIO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.