Gonzalo Mena “Daja-Tarto”, el faquir de Cuenca

Guardo un gran recuerdo de Gonzalo Mena Tortajada (Cuenca, 1904 / Madrid, 1988), más conocido como Daja-Tarto, el Faquir de Cuenca, que como tal figura en el Museo de Cera de Madrid. El nombre artístico de Daja-Tarto, que utilizó Gonzalo Mena como faquir y actor, proviene de su segundo apellido, Tortajada, deletreado al revés.

Conocí a Gonzalo Mena en el verano de 1974, con ocasión de la concesión de la Medalla de Oro de las artes que le otorgaron sus amigos y que recibió el 25 de agosto de ese año de 1974 en la plaza de toros, de manos del matador de toros conquense Luis Algara “El Estudiante”. Bonito marco para Dajatarto, que antes que artista fue novillero, con el apodo de “El Arenillas”, siendo de los primeros actuantes en la plaza conquense, inaugurada en 1927.

No puedo olvidar aquella entrevista con Gonzalo Mena, en la misma Plaza Mayor, pues para demostrar sus aptitudes de fakir sacó del bolsillo un paquetillo de cuchillas de afeitar “Sevillanas” y comenzó a masticarlas, triturándolas. Por éstas, que son cruces. Él sonreía bajo su sombrero y sus gafas negras.

Luego le pidió a Fermín “Jamú”,  el del Bar Mangana, un filete casi crudo. Daja-Tarto tenía 69 años y yo 24 recién cumplidos y casi me da algo. La entrevista la publiqué en “Diario de Cuenca” el 25 de agosto de 1974, en la sección “Usted dirá”, y años más tarde la recopilé en la serie Páginas de mi Desván” de “El Día de Cuenca”, el 23 de mayo de 1990. Pinchar el documento de PDF. Daja Tarto

Hace algunos meses llegó a mis manos el libro “Memorias del faquir Daja-Tarto contadas por él mismo”, publicado en 1990, dos años después de su muerte. Una delicia de libro, sobre todo para quienes tuvimos la suerte de conocer a tan singular personaje que aparece en varias películas, entre ellas “El traje blanco”.

Deja un comentario