Bar La Ponderosa, santuario de la gastronomía de Cuenca

BAR LA PONDEROSA. Situado en la calle peatonal de San Francisco en Cuenca, en el número 20, esquina a la calle Ramón y Cajal. (Abierto desde el 13 de marzo de 1973)

En  la visita a esta Cuenca Ciudad Patrimonio de la Humanidad es obligado darse un paseo por el Casco Antiguo, recorriendo el puente de San Pablo para admirar las Casas Colgadas y todo el entorno de la Hoz del Huécar, con sus jardines colgantes en Primavera, su verde tamizado veraniego, sus oros otoñales y la plata invernal de la nieve con el clareo del paisaje de los árboles desnudo, además de visitar la Catedral, declarada Patrimonio Nacional el 24 de agosto de 1902, cuatro meses después de hundirse la Torre del Giraldo.

 

Recorrer la Hoz del Júcar con los miradores de la Torre de Mangana y de San Miguel,  con bajada hasta la ermita de las Angustias, y subir al Castillo en el autobús (20 céntimos billete) para admirar toda la ciudad desde las alturas y bajar andando, bien por San Pedro, la Ronda de Julián Romero o la Ronda del Júcar, descubriendo callejas, rincones y miradores. Todos estos caminos nos llevan a la Plaza Mayor. También pueden recorrerla en el tren turístico.

LA GENTE DISFRUTA COMIENDO RACIONES DE PIE

Pero si obligado es recorrer el Casco Antiguo, recomendable es acercarse hasta el Bar de La Ponderosa, el mesón de tapas reconocido por su calidad y su bien ganada fama en sus casi cuarenta años de existencia, en la peatonal calle de San Francisco. La Ponderosa es sinónimo de calidad y mejor sabor de la gastronomía conquense, que han sabido mantener los hermanos Millán Cañas.

 

El 13 de marzo de 1973 abrió sus puertas La Ponderosa, coincidiendo con el éxito de los hermanos Cartwright con la serie televisiva de Bonanza. Los hermanos Rafael y Ángel Millán se lanzaron a la aventura en ese bar de ruedas de carros en el techo y jamones ibéricos colgando de sus paredes blancas. Con el tiempo, uno de los mejores bares de España, citado en numerosos medios de comunicación, tanto de prensa como de radio y sobre todo de televisión, con programas especiales.

Ángel Millán muestra orgulloso una ración de jamón ibérico.

Tomar una ración en La Ponderosa es disfrutar del buen yantar, acompañado de excelentes vinos. Todo lo que tocan se convierte en plato exquisito. Si pedimos raciones de plancha empezamos por la oreja, que es una de las primeras especialidades de la casa, para seguir con las mollejas, los pimientos, los espárragos verdes y las deliciosas setas. En la fritura destacan las costillas adobadas, que ellos mismos envasan junto a otros productos “delicatesen”.

MORTERUELO, AJOARRIERO, OREJA, LOMO, LOS HUEVOS…

El morteruelo genuino de Cuenca alcanza niveles de primer orden, elaborado con jamón, perdiz, liebre, panceta, gallina y un poquito de hígado y pan rallado. El ajoarriero es sumamente exquisito, servido con tostadita,  y los zarajo, en esta casa, son un manjar para el paladar más exigente. Son platos típicos de Cuenca que Ángel Millán ha elevado a los máximos niveles.

 

Como llevo acudieron a La Ponderosa desde cuatro décadas puedo dar fe la calidad-precio de sus productos y raciones, en una de las mejores barras de España. Los huevos fritos “de gallina negra de corral” no tienen parangón. De las chuletillas de cordero, que suelen presentar en una sugerente fuente con ajillos recortados, se puede chupar hasta el hueso y rebañar con el pan las laminillas del ajo y el aceite

LA PERDIZ, REINA DE LA CASA

Claro que para chuparse los dedos, la Perdiz escabechada, así con mayúsculas, que es la reina de la casa. Fabrican también codornices escabechadas y pollitos picantones. Suelen tener bacalao con tomare y carne de buey, que sólo con olerla al colocarla en el plato caliente despierta los sentidos gastronómicos.

Pero si seguimos con raciones no puede faltar el jamón ibérico, que es el “rey de la casa”,  el lomo de caña, el salchichón y el chorizo, todo ello con la denominación ibérica.

¿Y el queso? Simplemente espectacular. Queda un regusto para repetir.

No hemos hablado de los tomates, otro de los platos estrella de La Ponderosa, porque como dice Ángel Millán, “son especiales”. Se pueden tomar solos con aceite de Buenache de Alarcón y sal o con bonito en escabeche, que es otra delicia.

Los revueltos tampoco faltan en este santuario de la gastronomía conquense. Revueltos de boletus edulis o de bacalao y todo lo mejor del mundo de los boletus y las setas en temporada o fuera de temporada, porque Ángel Millán se preocupa de su clientela con un entusiasmo que se agradece.

Ángel Millán explica las maravillas de su cocina: "aquí todo está superior"

MICOLOGÍA A LA PLANCHA O EN REVUELTOS

La amanita caesarea, los boletus, las setas, en fin, todo el muestrario de la micología encuentran en La Ponderosa el lugar propicio para degustarlo.

No hemos hablado del lomo de orza de cerdo capado, que se suele tomar frío o caliente según los gustos. Es otra delicia de la fábrica que tienen los hermanos Rafa y Ángel en el Polígono de La Cerrajera, donde pronto nos sorprenderán con otras novedades.

La carta de vinos es todo un muestrario de calidad, tanto de la Rioja como Ribera del Duero, la Mancha y los vinos de Cuenca, cada día mas cotizados. El pan de leña se lo fabrica Carralero y los aperitivos, a la hora de chatear o cañear,  se cuidan con exquisitez. Unas simples patatas fritas las convierten en un manjar por mor del puntito de la fritura.

La casa suele invitar a unos picatostes como remate de una buena comida o cena, tapeando de pie al lado de la barra y hablando de lo divino y lo humano, y sobre todo de la gastronomía “made in Ponderosa”.  El precio y la calidad van en sintonía. Sólo es cuestión de buscar el equilibrio del bolsillo y del estómago.

Si vienen a Cuenca y pasan por La Ponderosa seguro que repetirán Y esto no es publicidad, sino una tremenda realidad. Desde hace cuarenta años tengo la suerte de ser amigo de estos hermanos ponderosos que son Rafael y Ángel, aunque ahora sea Ángel quien lleve las riendas de La Ponderosa. Si Cuenca es única La Ponderosa también lo es.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.