Puente festivo de lunes y puesta de andas

De los lunes al sol pasamos a los “lunes de puente”, que concilian el trabajo semanal con las empresas, con el fin de evitar que durante la semana se celebre una fiesta, salvo las que sean “de guardar” como dice la Santa Madre Iglesia, como son el Viernes Santo, la Navidad y el Año Nuevo; la fiesta nacional de España, que es el 12 de octubre, y la fiesta del Trabajo del día 1 de mayo, que este año cae en miércoles, con fiesta también en Madrid, el jueves 2, Día de la Comunidad, con lo que muchos madrileños buscarán un día libre de viernes para completar la “semana festiva” con el “sábado y domingo, te espero Beatriz”, como decía la canción, para ser feliz. ¡Abordaje de puente festivo a la vista!

El lunes de puente lo hemos tenido ya con el “traslado” de la fiesta de San José, decisión que tomó la Comunidad de Madrid, mientras que en Murcia y Melilla ha sido festivo el martes 19, conmemoración de San José y día del Padre, dado que en Valencia las fiestas de Fallas y de San José forman parte de una secular tradición. Pues bien, estos puentes festivos de Madrid, Valencia y Murcia se han notado en Cuenca en el tercer domingo de marzo, de un mes que nos trae cinco domingos, entre ellos los de Ramos y de Resurrección.

De nuevo, y en plena crisis, la ciudad de Cuenca se ha visto animada con la presencia de turistas, no tan apabullante como en pasados años de “burbuja turística”, pero sí muy estimable para darse cuenta de que esta ciudad Patrimonio sigue siendo un buen punto de destino turístico. Del sábado 16 al lunes 18 las calles del Casco Antiguo denotaban una gran actividad con el paseo de numerosos visitantes, con los aparcamientos llenos en momentos puntuales, y con los restaurantes de la parte alta al completo.  Todo ello en el Domingo de Pasión, previo a la Semana Santa que en Cuenca es celebración anual de verdadera Pasión, desde la noche de los tiempos.

 

LA TRADICIÓN MANDA DESDE TIEMPOS PRETÉRITOS

Lean por ejemplo, cómo comenzaba el editorial que publicaba el semanario “El Defensor de Cuenca” el miércoles 17 de abril de 1935, bajo el título “Semana Santa”: “Es indudablemente ésta, que comienza con el desfile procesional y litúrgico de hoy y que terminará el sábado próximo, la estampa conquense de más sabor tradicional. No hay en nuestra ciudad durante todo el año ningún momento en que el colorido local se acuse tan fuerte, ni motivo espectacular o fiestero que junte más voluntades y haga vibrar más sentimiento. Las procesiones de Semana Santa acusan una continuidad espiritual de fervores, sentidos por las generaciones pretéritas, que no se encuentra en ninguna otra efusión del alma popular. Y sin embargo ya hemos dicho en otras ocasiones que no se hace todo lo que se puede por conservar este matiz tan interesante de la vida conquense”.

Dicho todo esto con cuatro años de periodo republicano demuestra que esa “tradición conquense” se mantenía en toda su vigencia y esplendor, y 78 años después no sólo la vida conquense sigue unida a la celebración nazarena y además se ha ido conservando en el tiempo ese matiz que reseñaba el editorial de “El Defensor”, corregido y aumentado en el número de hermanos de cada cofradía y en el sentimiento general, con una celebración declarada de Interés Turístico Internacional desde 1980.

 

SÁBADO DE «PUESTA DE ANDAS»

Decíamos que en el Domingo de Pasión muchos eran los visitantes o turistas por el “puente festivo” madrileño-valenciano, que pudieron contemplar en su recorrido por la ciudad, la “puesta de andas” que tuvo lugar el sábado 16, tanto en la Catedral como en la parroquia de El Salvador. En el primer templo conquense, preparado para acoger las quince imágenes del Vía Crucis del Año de la Fe del 23 de marzo, se puso en andas la Santa Cena, colocada detrás de la portada central de la Catedral, y se colocaron igualmente sobre sus andas las imágenes de Cristo Yacente y la Virgen de la Soledad y de la Cruz, ambas situadas de manera excepcional en la Capilla del Sagrario. La imagen de la Vera Cruz, que desfiló desde San Pedro en la tarde dominical a hombros de hermanos, con acompañamiento de velas, ante la sorpresa de los turistas, fue igualmente puesta en anda en la capilla de los Apóstoles.

En la parroquia de El Salvador la actividad fue intensa en mañana y tarde. A mediodía quedaron colocadas en sus respectivas andas las imágenes del Cristo de los Espejos y de La Lanzada. Por la tarde le llegó el turno al Santísimo Cristo de la Agonía, que estrenará banzos de aluminio. La hermosa talla de Coullaut Valera, una vez colocada sobre las andas, fue llevada hasta la misma puerta de la calle para medir la altura con la puerta, debido a que los soportes de los banzos son más altos. Se pasó la “prueba del clavo” y por tanto, todo preparado para el Viernes Santo. La última puesta de andas se hará en El Salvador con las imágenes de Jesús Nazareno (“Jesús de las Seis”) y de San Juan, mientras que ese mismo día por la tarde será la parroquia de la Virgen de la Luz el escenario de la puesta de andas de los nueve pasos que conforman la procesión de “Paz y Caridad” del Jueves Santo. El Domingo de Pasión resultó apasionante en conjunto, incluyendo las funciones del Prendimiento “Beso de Judas” y La Exaltación en San Esteban. Lo dicho, ambiente de cera y resoli.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.