Ecos nazarenos 2011

La Semana Santa de Cuenca 2011 ya es historia. La ha contado EL DÍA con todo detalle, en crónica informativa y literaria muy de agradecer, que se valora mucho más con el paso del tiempo. Hemeroteca viva. Los desfiles procesionales han estado sometidos a las inclemencias de intermitentes lluvias y fugaces rayos de sol, de estos días del” abril aguas mil”, que han tenido en vilo a miles de nazarenos, ciudadanos y visitantes. Todas las procesiones han salido, aunque en varias de ellas se ha dado la triste circunstancia de quedar rotas por la meteorología, como ocurrió el Jueves Santo y en los cortejos “Camino del Calvario”, en el primer caso, con la Hermandad de la Soledad de San Agustín y sus dos pasos, y “En el Calvario” en el segundo caso, con la de las Angustias, también con sus dos “pasos”, buscando la calle del Peso, en decisión acertada. Sorprende un poco que la procesión del Entierro, en día de lluvias alternas, no utilizase el “`plan B”, o camino más corto del Peso, que hubiera evitado el aguacero en la calle del Agua, y nunca mejor dicho. Son temas de trabajo futuro para las carpetas de los protocolos que marcan las nubes.

Pero pese a que la lluvia haya deslucido varios desfiles, se puede destacar, sin embargo, la alta participación de nazarenos en las distintas hermandades, en algunos casos con espectacular aumento, y sobre todo el buen orden procesional que se percibe en los cortejos procesionales. Cuenca cuida y ama su Semana Santa con una fe que mueve sus procesiones, como las montañas, a golpe de tambor y de emoción. Orgullosos estarán los nazarenos de antaño de cómo los cofrades del siglo XXI no sólo mantienen la tradición, sino que la han mejorado, en unos tiempos además en los que la convivencia con otras religiones y lenguas forma parte del quehacer cotidiano. La simbiosis Cuenca-Semana Santa es perfecta. Por tanto, la brillantez de la participación y de la puesta en escena ha brillado por encima de los nubarrones que la intentaron oscurecer.

 

UN VIERNES SANTO PASADO POR AGUA, CON PROCESIONES ROTAS

Cuenca ha estado a la altura de las circunstancias en su vertiente turística y en su vertiente nazarena, y no digamos más con su Semana de Música Religiosa en su cincuenta edición. Ha primado la calidad por la cantidad. Menos turbos, pero más auténticos, quizá menos gente en la calle por el mal tiempo, pero mucha calidad en las cosas y buen trabajo en los servicios, sobre todo en el aspecto de la limpieza. La hostelería llegó prácticamente al cien por cien en ocupación algún día, aunque quizá se notase menos agobio a la hora del yantar. También en el aspecto informativo ha ganado la calidad, frente a la vulgaridad de quienes no merecen ni una línea, porque sí saben lo que hacen.

Es impagable que la Semana de Música Religiosa, con sus magníficos escenarios, haya cerrado el “Informe Semanal” de TVE del sábado, en horario de “primer time”. Bien tratada, por otro lado, la procesión “Camino del Calvario” en “España Directo” de la 1, ocupando portada de reclamo en el anuncio como “Procesión espectacular”. Verónica Serrano pudo sentir emociones de “contrastes de sonidos” dentro de la turba. Y en el trabajo local y regional, destacar el seguimiento de CNC llevando por toda Castilla-La Mancha la pasión de la Región y muy especialmente la de Cuenca. Son los ecos nazarenos que quedan y que recogemos con aleluyas de Gloria.

EL DIA, 25 de abril de 2011

 

 

Deja un comentario