San Isidro estrenó andas en su recorrido por la Hoz del Júcar

La imagen de San Isidro con las andas estrenadas el 15 de mayo de 2013. (L.C.)

La fiesta de San Isidro de este 2013 se vio un poco deslucida por la climatología, con lluvia intermitente y baja temperatura, aludiendo al refranero popular de que “hasta el 40 de mayo no te quites el sayo”. La Hermandad de San Isidro Labrador “Vulgo de Arriba” celebró los actos programados, aunque en el caso de la procesión el recorrido fue acortado por la amenaza de lluvia y el frío. La novedad era el estreno de las andas, realizadas altruistamente por el ebanista Antonio Calvo con madera de nogal, pues según la Hermandad sólo se pagará el material.

Durante todo el día la ermita-cementerio de San Isidro, que se asoma a la Hoz del Júcar, fue recibiendo la visita de fieles en romería para adquirir el típico rollo anisado del santo y orar en la capilla, revestida para la ocasión festiva con ornamentos en el altar y exorno floral. Antes de la misa los rollos se habían agotado, quedando muchos de los romeros sin poder adquirirlo.

A las siete de la tarde se celebró la solemne función religiosa, oficiada por el capellán Francisco Medina, con asistencia del concejal portavoz del Partido Popular, Pedro José Hidalgo y la concejala María Josefa García.

Las dos imñágenes en el paraje de la Era.

Finalizada la misa, el capellán bendijo las nuevas andas de San Isidro, de menor peso que las anteriores, ya bastante deterioradas. Las sencillas andas tienen en los cuatro laterales medallones con las imágenes de la ermita, de San Isidro y Santa María de la Cabeza, del Retablo y el escudo de Cuenca, además de motivos agrícolas como el arado del labrador.

A la hora de la procesión se decidió que el recorrido fue sólo hasta la Era de la Cruz, donde se bendicen los campos, debido a la amenaza de lluvia y al frío. El sencillo cortejo procesional recorrió el camino de San Isidro, con las dos imágenes, acompañada de la Banda de Música, dirigida por el maestro Juan Carlos Aguilar. Los miembros de la Junta Directiva, con el presidente Florián Belinchón al frente, acompañaban a los concejales Salvador Barambio, que portaba la vara del alcalde, y Manuel Martínez.

El capellán Medinda durante la bendición de campos junto a los hermanos mayores y sus «monaguillos».

Concluida la procesión de rogativas  los hermanos mayores invitaron a los asistentes como es costumbre en la Hermandad. Al día siguiente se celebró la misa de difuntos en la que tomaron posesión de sus cetros los nuevos hermanos mayores, Jesús Calvo García, Jesús Javier Calvo Arribas y Luis Cañete Palomo, que invitaron posteriormente a los asistentes a una chocolatada en la sala de juntas.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.