La Gran Historia de la Unión Balompédica Conquense en 1.700 páginas

Foto de familia en la presentación del libro de la U.B. Conquense, (Foto: José Luis Pinós).

«LA GRAN HISTORIA DE LA UNIÓN BALOMPÉDICA CONQUENSE» (Tres tomos). Autor: Antonio de Conca. Edita y patrocina: Diputación Provincial de Cuenca. Novedad de la Feria del Libro de Cuenca  2013.

 

“La Gran Historia de la Unión Balompédica Conquense”  es ya una realidad, en un libro de tres tomos, cada uno de 600 páginas, escrito por el periodista y escritor Antonio de Conca, compañero de fatigas periodísticas deportivas, primero en “Diario de Cuenca” y posteriormente en “El Día de Cuenca” y “Tele-Cuenca”, junto a José Luis Pinós. La voluminosa obra fue presentada el sábado 18 de mayo en la Feria del Libro que se celebra en los jardines de la Diputación Provincial, del 11 al 19 de mayo. Todo un acontecimiento literario-deportivo, en lo que es la “gran crónica blanquinegra”, en 66 años de historia, iniciados en la temporada 1946-47, cuando la UBC debutó en Tercera División.

El salón de actos de la Diputación Provincial, prácticamente lleno, fue el escenario de la puesta de largo de esta larga historia balompédica que con no poca paciencia, y sobre todo entusiasta dedicación, ha desmenuzado Antonio de Conca. En el acto de presentación acompañaron a Antonio de Conca en la mesa presidencial el diputado provincial, Luis Loeches; el presidente de la U.B. Conquense, Jesús Fernández; el conocido entrenador nacional, Joaquín Caparrós (componente de la familia balompédica como jugador y entrenador) y el expresidente del club, Ángel Pérez Saiz. Presentó el acto el escritor Miguel Romero, secretario de la U.B. Conquense.

De izquierda a derecha, Miguel Romero, Ángel Pérez, Antonio de Conca, Luis Loeches, Joaquin Caparrós y Jesús Fernández. (Foto: José Luis Pinós)

El diputado Luis Loeches saludó y presentó a los componentes de la mesa y se congratuló de que viese la luz tan importante obra, dando la enhorabuena a su autor, Antonio de Conca. Anunció que con este libro de la historia del Conquense se abría la puerta a una colección de temas deportivos que los autores puedan presentar.

Intervino después Joaquín Caparrós, que como jugador vino al Conquense desde el Real Madrid de Aficionados para jugar cinco temporadas en la Balompédica, teniendo como entrenadores a Ángel Rodríguez Torres y Jaime López Sendino, presentes en la sala. Caparrós, que ha entrenado al Recreativo de Huelva, Villarreal, Sevilla, Deportivo de La Coruña, Athletic Club de Bilbao, breve paso por el Neuxatel suizo y el Real Mallorca, hasta su cese el pasado mes de marzo. Manifestó Jaoquín Caparrós que el libro llegaba en el mejor momento, para seguir apoyando al Conquense, un equipo con mucha historia, y prueba de ello es que estamos asistiendo a la presentación de un libro con tres volúmenes que suma 1.800 páginas.

Felicitó Caparrós a Antonio de Conca y animó a la afición de Cuenca y a la ciudad a seguir animando al club, pues en los tiempos que vivimos “se trata de una empresa con 67 años por la que hemos pasado mucha gente y sigue adelante, superando dificultades económicas y deportivas, y ojalá consiga el Conquense volver a Segunda B, ahora que va a jugar el play-off”.

El ex presidente Ángel Pérez Saiz, muy emocionado por el conquensismo que irradia y que le supera cuando habla hasta el punto de perder casi la voz, mostró su gran contento por la edición de este libro que recoge la historia de la Balomopédica, “en la que tengo una pequeña parte”. Más adelante dijo que “en doce temporadas como presidente del club he sufrido y he disfrutado, aunque mi mayor fracaso no fue ascender a Segunda aquella mañana de junio de 2005 en el Estadio Bernabéu frente al Real Madrid Castilla, porque mi sueño era llevar al Conquense a Segunda A”. Dijo que se sentía conquense y balompédico cien por cien y anunció públicamente que ayudará y colaborará con el actual presidente para llevar adelante el club. Su intervención fue largamente aplaudida con todos los asistentes puestos en pie.

Jesús Fernández, presidente de la Balompédica, se mostró muy contento con la edición que realiza la Diputación sobre la historia del club, y agradeció la reciente publicación por parte de la Diputación de las subvenciones a los clubes deportivos, “aunque esta vez haya bajado al cincuenta por ciento respecto a la temporada anterior”. Aun así reconoció que la ayuda es importante en estos momentos y expresó su deseo de que la afición apoye al club en los partidos del play-off, amén de felicitar al autor del libro.

Aspectp del salón de actos. (Foto: José Luis Pinós).

Antonio de Conca, muy emocionado también, dio las gracias a los asistentes, y contó los avatares que le llevaron a escribir una obra que en principio eran unos artículos para “Papeles del Huécar” que me encomendó Raúl Torres, me puse a escribir y me entró la vena periodística. El resultado son 1.700 páginas y centenares de fotos. La intervención  de Antonio la incluimos íntegra al final.

 

CARAS CONOCIDAS DE DIVERSAS ETAPAS

En el acto de presentación se encontraban en el salón de actos jugadores de la primera época como Jaime, Evaristo (ambos también entrenadores), Sele y Luis Taravilla, y otros de distintas temporadas como Abarca, Esteo, Pablo Rubio, Bulili, Daniel Gil, Félix, Ramón, Auñón, Rojo, Avilés, Santi, Antonio Taravilla, Pedro Boni, Solera y Larraínzar, entre otros.

Entrenadores que han dirigido al Conquense en diversas etapas. En la fila superior, Evaristo, Jaime, Torres y Cazalilla; debajo, Ángel Domingo, Joaquín Caparrós, Antonio de Conca (autor del libro), Miguel Zurro y López Sendino. (Foto: José Luis Pinós).

Como entrenadores se dieron cita Jaime López Sendino (que estuvo tres temporadas distintas), Ángel Rodríguez Torres (desplazado desde Córdoba), Angel Domingo, el citado Caparrós, Miguel Zurro y Antonio Cazalilla.

Destacó la presencia de directivos como el incansable Julián Cañamares, Carlos Lacort, que también fue presidente; Mariano Gacimartín, que fue secretario técnico, y gracias a su trabajo el Conquense ganó la Copa de Castilla de Aficionados; el incombustible Ángel Vera, balompédica y conquense de pura cepa pese a vivir en Madrid desde hace más de medio siglo; Florián Belinchón, Julio Fernández (ex-presidente), Marcelino Sevilla, el capellán Angel García y varios aficionados y socios de la U.B. Conquense. Un día para la historia blanquinegra que viene reflejada en esos tres tomos, desde la temporada 1946-47 hasta la campaña 2011-12, con todos los partidos oficiales y amistosos. Como suele decir Ángel Vera, “esto es un bomba”, en el mejor sentido de la palabra, para definir el gran trabajo realizado.

 

APLAUDIDA INTERVENCIÓN DE ANTONIO DE CONCA

Cerró el acto de la presentación el autor del Gran Libro, Antonio de Conca, con estas palabras:

Antonio de Conca junto a Caparrós y los veteranos Evaristo y Jaime.

«Había dejado ya la militancia activa en el periódico (que me acababa de jubilar, vaya) cuando un día me encuentro con Raúl Torres.

— ¿Qué haces ahora? ¿Ya no escribes?, me interroga el bueno de Raúl.

— No, ahora no hago nada, le respondo.

— ¿Y por qué no escribes algo sobre la Balompédica para “Papeles del Huécar”?, esa magnífica publicación que editaba Torres.

Yo, que nunca me he hecho demasiado de rogar en los menesteres de escribir, le digo que vale, que lo voy a escribir.

Me pongo a la faena. Pero no había escrito ni una cuartilla, cuando el gusanillo me atacó con una virulencia inusitada. Y ya que estaba puesto, ¿por qué no escribía la Historia entera y verdadera de la U.B. Conquense…?

Pensado y hecho. Esto que les cuento ocurrió hace tres o cuatro años, que tampoco llevo las cuentas con mucha precisión. El resultado son estos tres hermosos tomos que tenéis a la vista.

TRES TOMOS DESDE LA GÉNESIS DEL EQUIPO HASTA LA CAMPAÑA 2011-12

Tres tomos en los que tienen cabida todo el acontecer de nuestro primer equipo futbolístico, empezando por su génesis y terminando con la temporada 2011-2012. La 2012-2013, la actual, en la que vamos a recuperar el puesto en Segunda B, ya no ha tenido cabida por razones obvias. Temporada a temporada están reflejados los presidentes, las Juntas Directivas que se hicieron públicas, los problemas (casi siempre dinerarios), más problemas, otro tipo de problemas, alguna alegría que otra (pocas para que no produjeran empacho), los descensos, los ascensos.

Y todos los partidos bien fueran amistosos u oficiales. Además, las plantillas de cada temporada, los goleadores… En fin, lo que se dice una enciclopedia balompédica. Y es que, servidor, cuando se pone no se anda por las ramas. Las cosas, si se hacen, hay que hacerlas bien. O al menos, intentarlo.

Cada temporada está rematada por dos hojas, enfrentadas, en las que figuran todos los jugadores que en esa campaña figuraron en la plantilla blanquinegra, todos los resultados, la clasificación final “guay” (uno de los logros de los que estoy más satisfecho de haberlo logrado por la dificultad que entrañaba conseguir las tablas buenas) y la clasificación de goleadores de esa temporada, lo que creo que puede ser muy del agrado del lector.

Julián Cañamares, Avilés, Ángel Rodríguez Torres, Mariano Gacimartín y Carlos Lacort.

ANGEL PEREZ, LACORT, CAÑAMARES, BONI, VERA, CAPARRÓS, ABARCA…

La obra queda rematada con la conclusión final, un espacio que le dedico a La Fuensanta, las sedes, los trofeos, las quinielas, los veteranos y unas consideraciones finales sobre dos hombres que tienen grabado en sus corazones el escudo balompédico, y con los cuales, los balompédicos mantendremos una deuda perpetua de gratitud: Ángel Pérez y Carlos Lacort. También he querido que quedase constancia en este libro el reconocimiento del autor hacia otros tres  balompédicos especiales: Julián Cañamares, Pedro Boni y Ángel Vera.

DOS ENTRAÑABLES COMPAÑEROS: JOSÉ VICENTE ÁVILA Y JOSÉ LUIS PINÓS

Igualmente me pareció interesante contar con la opinión de otros dos balompédicos emblemáticos como son Caparrós y Abarca. El colofón, digno colofón, a las 1.700 páginas de la Historia lo ponen con sus artículos dos entrañables compañeros y amigos, con los que he compartido sinsabores y alegrías futbolísticas a lo largo de muchos años, muchos, y que quieren y aman a la Balompédica tanto o más que el que os habla: José Vicente Ávila y José Luis Pinós. Los tres hemos vivido muy directamente los avatares blanquinegros y las interioridades del Club y conocemos bien su historia.

EL PRÓLOGO DE RAFAEL MOMBIEDRO PARA «UNA HISTORIA GRANDE Y HERMOSA«

Falta por decir que la Historia está prologada por otro conquense ilustre, Rafael Mombiedro, que fue “alguien” dentro del Deporte Español como presidente del Comité Español de Disciplina Deportiva, un cargo al que no llega cualquiera.

Por lo demás, el título de la obra puede resultar algo pomposo, pero es que para mí, la Historia de la U.B.C. es grande y hermosa, porque grande y hermosa ha sido y sigue siendo su muy digna y señorial andadura por el mundo futbolístico regional y nacional.

En sus comienzos, el Fútbol ya sabéis que no estaba demasiado bien visto por la clase culta española. Eso de ver a veintidós tíos en calzoncillos correr detrás de un balón, no encajaba en sus mentalidades. Sin embargo, con el correr de los tiempos, el en un principio llamado balompié terminó siendo un auténtico fenómeno social en el siglo XX y mucho más todavía en el siglo actual, en el que el fútbol es capaz de hacer un paréntesis en una guerra porque hay que ver un partido de fútbol o, en su defecto, la gente se pone a ver ese partido de fútbol, que a mayor abundamiento se juega en otro continente, mientras por encima de sus cabezas se oye el silbido de las balas o el estruendo de los bombardeos.

Antonio de Conca durante la firma de libros, junto a Marta Segarra.

Hoy en día, el Fútbol concita la atención de todos los estratos sociales, desde los ministros, jefes de Estado o de gobierno, obispos y algún Papa que otro hasta los más desfavorecidos aficionados. El Fútbol se ha convertido en un fenómeno tan mediático e importante que muchos países lo han convertido en una “marca”. En nuestro país, el Fútbol (también otros deportes como el baloncesto,el motociclismo, Nadal o Fernando Alonso), con sus triunfos a nivel de clubs y selección,  ha hecho más por la marca España que todas las relaciones internacionales que hayamos podido sostener en el mundo.

EL CONQUENSE ES UN REPRESENTANTE DE LA «MARCA CUENCA

A nivel más chiquitito pasa igual. El Conquense es un representante de la “marca” Cuenca. Ejemplo al canto: los años que el equipo ha estado en Segunda B, recorriendo España de punta a punta, ha hecho más por nuestra capital que todas las campañas publicitarias que se hayan podido hacer aquí y fuera sobre nuestra ciudad. Por lo tanto, la Balompédica no es “algo” que está aquí, que vive siempre, o casi siempre, rodeada de problemas económicos y a la que se ningunea (cuando no se la desprecia claramente) con una ligereza que resulta deprimente. No, la Balompédica es una Institución conquense que tiene  67 años de vida, que merece respeto y que se le ayude, con la particularidad de que esa ayuda revierte luego en beneficio de la propia Cuenca.

Así lo entienden en muchos lugares y bien que les va, pero aquí tenemos que convenir en que, lamentablemente bajo mi punto de vista, cuesta verlo de esta manera, algo que también comento en la temporada 2004-05 tras el memorable partido jugado por el equipo de Miguel Zurro en el Bernabéu.

UN LEGADO A CUENCA Y HOMENAJE PÓSTUMO A LOS QUE YA NO ESTÁN

Pues bien, para realzar a la Institución blanquinegra, como un legado que dejo a Cuenca e incluso como un homenaje póstumo a los muchos balompédicos que ya no están entre nosotros, he escrito esta historia balompédica que hoy les presento gracias a la inestimable colaboración de la Excma. Diputación Provincial, en la que desde el primer momento encontré la mejor de las predisposiciones para publicar la obra, por lo que forzosamente tengo que agradecer en las personas de Jesús Carrascosa y Marta Segarra, el excelente trato recibido por todos quienes me han atendido tanto en la Biblioteca como en la imprenta.

Si encima, la obra fuese del gusto de los aficionados y seguidores de la Balompédica; si además, esto sirviese como revulsivo para ganar nuevos adeptos a la causa balompédica, entonces, mi felicidad sería completa, aunque debo deciros que la felicidad que ahora me embarga no es pequeña  al verme tan arropado por todos vosotros y, especialmente, por toda mi familia con mi mujer a la cabeza, mis hijos, mis nueras y hasta mi pequeño nieto Marco. Muchas gracias».

 

1 comentario en “La Gran Historia de la Unión Balompédica Conquense en 1.700 páginas

  1. Entrañable equipo y gran ciudad, grandes recuerdos con personas como el presi Ángel y compañeros del conquense hermanos Gil, Ramón, Charles siempre en mi corazón, y todo gracias a una gran mujer mi novia Pili Andrés Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.