El “Extasis” de Juan Galiana, en la Galería Jamete

Juan Galiana en la Galería Jamete

Color y calor. De Alicante llega a Cuenca, antes que el AVE, el pintor abstracto Juan Galiana, casi en el primer día de “calor veraniego” de una primavera que ha sido fría y lluviosa. Juan Galiana se presenta en la Galería Jamete de blanco y color mediterráneo. Traje de verano, sombrero, y cuadros de trazo colorista que nos recuerdan vidrieras de la cercana catedral, de Bonifacio y Dechanet, junto a otras obras de más apagado y expresivo color, como entre sombras, pero de gran rotundidad. En el “joyero del arte” que es Jamete, ha entrado la primavera calurosa de la luz y del color, desde la Costa Blanca. Juan se tenía que llamar para ser de Alicante.

El acto de presentación o inauguración de la Exposición de Galiana se vio envuelto entre la música y la poesía. El arte de la pintura concebida en la abstracción de un creador, elevado al éxtasis del propio título de la muestra pictórica, merced a la visualización de la obra en conjunto, y al regalo de los oídos con los sonidos de la flauta travesera y los poemas recitados por Gustavo Villalba. Era una tarde de junio, y de San Antonio, y la belleza inundaba por doquier en el pequeño espacio, que se hacía grande con la pintura, la música y la palabra recitada, entre el silencio expectante y el ruido callejero de los vehículos por la estrechez de la calle de Alfonso VIII.

Clara Burgos Valenciano, adelantada estudiante de música, nos deleitó con los sonidos de la flauta, interpretando “Syrinx”, pieza musical para faluta slista, de Claude Debussy; “Danza de la cabra”, la suave melodía musical compuesta por Honegger, y el adagio andante de la  Sonata de Bach. Sonidos claros, de Clara, que parecían acompasar cada cuadro colgado.

Gustavo Villalba, que se ha empeñado desde hace unos meses de relanzar la Galería Jamete, a veces en tardes de soledad, ahora en tiempos de crisis, pero con la ilusión y el entusiasmo que da la juventud, de sembrar para recoger algún día, recitó con no poca galanura, y tocado con sombrero, “Éxtasis” de Gabriela Mistral; “Concierto para clarinete, orquesta y esperanza en re menor”, acompañado de las notas musicales de Clara, para cerrar con un poema propio, “Bajo el balcón”, dedicado a las mujeres presentes en el acto de inauguración de la muestra pictórica. Sencillamente genial.

Clara Burgos, solista de flauta.

Los aplausos sentidos fueron el mejor broche para inaugurar la Exposición “Extasis”, de Juan Galiana, que merece la pena visitarse en la Galería Jamete, de la calle de Alfonso VIII de Cuenca, hasta el 14 de julio. Luego, el artista compartió con los asistentes al acto  (entre los que se encontraban Antonio Pérez, el pintor Miguel Ángel Moset, y el presidente de la RACAL, José Ángel García, entre otros y otras “personalidades de la intelectualidad”),  un vino en el Coto de San Juan, en lo que llamo “la cueva encantada”, a la que se entra por la calle del Clavel.

Gustavo Villalba, poeta y emprendedor del arte

Deja un comentario