El moteño Jesús Herrada, campeón de España de Ciclismo de fondo en carretera

Jesús Herrada con el maillot de campeón de España. (Movistar Team)

El deporte conquense vuelve a brillar con luz propia gracias al entusiasmo, sacrificio, pundonor y buen hacer del ciclista Jesús Herrada, natural de Mota del Cuervo como su hermano José, también compañero de equipo. Jesús Herrada se proclamó el domingo 23 de junio Campeón de España de Ciclismo de Fondo en Carretera, campenato celebrado en Bembibre (León). El éxito de este campeón moteño nos recuerda los inicios de Luis Ocaña, que fue también campeón de España de esta categoría en los años 1968 y 1972. Mota del Cuervo celebrará por todo lo alto este éxito de Herrada que, en los últimos años, ya venía descollando en algunas pruebas. En Mota del Cuervo ya están acostumbrados a ver por sus calles con sus respectivas bicicletas a los tres hermanos Herrada, dos de ellos en el pelotón profesional.

 

De la página web del Movistar Team recogemos la noticia del éxito del ciclista conquense. “El joven manchego se corona a sus 22 años en el Nacional de Bembibre rematando el gran trabajo de todo Movistar Team -23 victorias en 2013- y se enfunda el maillot de campeón nacional tomando el relevo de Rojas y Ventoso. Movistar Team sigue mostrándose intratable en los Campeonatos de España de fondo en carretera y en su tercer Nacional bajo el maillot de Movistar ha vuelto a llevarse la victoria final. Si en 2011 y 2012, eran sus hombres rápidos José Joaquín Rojas y Fran Ventoso quienes se vestían con el jersey rojigualda, el turno hoy ha sido para el jovencísimo Jesús Herrada.

El ciclista manchego (22 años) vestirá durante los próximos doce meses el maillot de campeón de España tras imponerse en la prueba celebrada en Bembibre, sobre 208 kilómetros de sinuoso recorrido que han acabado seleccionando un grupo delantero de cuarenta unidades después de una trepidante carrera en la que la escuadra telefónica ha sido siempre cabeza de carrera. Herrada ha terminado imponiéndose con una mínima ventaja sobre Ion Izagirre (EUS), con quien ha completado los últimos kilómetros manteniendo una mínima renta respecto a un grupo de elegidos -en el que también entraron Valverde, Plaza, Erviti, Madrazo y José Herrada- que se les echaba encima en la recta de meta y en el que Rojas (4º) se quedó a un solo paso del podio repitiendo su plaza del pasado año.

 

SU CUARTO MAILLOT ROJIGUALDA

La carrera estuvo marcada por una fuga inicial de cinco ciclistas en la que Movistar Team situó a Imanol Erviti y a la que acabó llegando -tras un espectacular esfuerzo en solitario remontando 5 minutos de desventaja- un soberbio Fran Ventoso. El ya ex campeón de España enlazó y llevó el peso de la fuga hasta descolgarse a falta de 50 km para el final dejando en cabeza a Erviti junto a Astarloza (EUS). Movistar Team acabó por alcanzar la fuga a 20 kilómetros de la línea de meta y entonces Jesús Herrada pasó al papel de protagonista principal. Primero, intentándolo en solitario y después, en un grupo junto a Ángel Madrazo, Zaballa (CRW), Arroyo (CJR), Iturria (EUK) e Izagirre (EUS), el manchego terminó por quedarse sólo junto a este ultimo a 2 kilómetros del final y con un lejano ataque en el último kilómetro acabó llevándose el gran éxito de su corta carrera.

Es la segunda victoria de Herrada tras la lograda el pasado año en la primera etapa de la Vuelta a Asturias y su cuarto maillot rojigualda después de los conseguidos en la modalidad de contrarreloj individual en sus dos campañas como júnior (2007 y ’08) y en su segunda temporada sub-23, en 2010.

Movistar Team llegará así a la salida del Tour de Francia con su mejor bagaje de victorias (23) en sus tres exitosas temporadas con el maillot azul en el pelotón ciclista.

 

JESÚS HERRADA: «ESTO ME DA MORAL PARA EL FUTURO»
«Cuando se han quedado Erviti y Astarloza por delante hemos decidido tirar a bloque y jugárnosla en hacer el final lo más duro posible en la zona de repechos. Me he marchado en un grupo con Madrazo y en el repecho final me he ido con Izagirre y la verdad es que nos hemos entendido bien. A un kilometro le he atacado porque sabía que era muy mal rival para el sprint y me ha salido bien.

Ayer decidimos que teníamos siete u ocho corredores para ganar, teníamos a Fran y Rojas para el sprint pero teníamos que jugar en el repecho las bazas de gente como Ángel o yo para descolgar al resto de velocistas. El trabajo de todos ha sido buenísimo y el de Ventoso increíble. Su labor y la de Imanol ha sido fundamental porque nos ha hecho ir cómodos por detrás y sólo tener que trabajar al final por llevarles por delante.

Teníamos mayoría en la parte decisiva y lo hemos aprovechado. Si me lo cuentan ayer no me lo creo, pero si me lo cuentan hoy, casi tampoco (risas). Venía con idea de hacer bien la crono y no salió. La victoria va para mi familia, el equipo, para un compañero en sub-23, Rubén Cuesta, que está en otra carrera importante en su vida y para Rufino Murguía, que nos ha dejado hoy. Esto me da moral para el futuro porque 2012 pese a la victoria en Asturias no fue una buena temporada y este año empecé bien, pero en las clásicas de abril me vine un poco abajo y hasta Suiza no comencé a remontar el vuelo. Es difícil saber qué tipo de corredor soy, pero en las vueltas de una semana, sobre todo con si tienen contrarreloj y en carreras de un día duras me encuentro a gusto. Veremos cómo evoluciono con los años».

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.