La Balompedida quiere hacer historia otro 29 de junio

Equipo que ganó al Poblense por 3-1.

El 29 de junio de 1985, el Conquense se proclamó campeón de España de la Copa de la Liga tras vencer por 4-1 a Las Palmas At., con prórroga incluida, en el partido de vuelta, con goles de Potele, Chencho y Serna (2). El encuentro fue arbitrado por el madrileño Esquinas Torres, que años después ascendería Primera División. Ese 29 de junio de 1985 entraría en la historia blanquinegra. Hoy, 29 de junio de 2013, la Unión Balompédica Conquense puede hacer de nuevo historia, en este caso con el ascenso a Segunda División B, en el partido de vuelta que disputa en el Estadio Nou Camp de Sa Pobla frente al Poblense (Mallorca). El marcador de la ida, por 1-3, le da ventaja, pero no debe confiarse el equipo conquense ante el conjunto de la Pobla, en un partido en el que tendrá un ambiente poco favorable, condicionado ya por la impugnación que hizo el club balear sobre el partido de ida, que ha supuesto una sanción para el entrenador de la Balompédica. Ya ven, el recurso del pataleo.

A la Balompédica le esperan noventa minutos de tensión para retornar a la categoría que perdió la temporada pasada de una forma un tanto injusta. La expedición del Conquense, con toda la plantilla al completo, partió de Cuenca a Manises en autobús, y desde el aeropuerto hasta Mallorca en vuelo de primeras horas de la tarde. Con el equipo, el presidente Jesús Fernández al frente.

En Sa Pobla este sábado todos habla de fútbol e incluso han echado mano de Lorenzo Serra Ferrer para que haga el saque de honor recordando que fue el entrenador que ascendió al Poblense a Segunda B en 1982, categoría en la que estuvo siete temporadas seguidas y a la que no ha vuelto aún. Hoy el estadio balear estará lleno para animar a sus colores, cosa lógica. Otra cosa será el trato que reciba el Conquense. La impugnación realizada, desatendida por el Comité de Competición, que ha sancionado al entrenador blanquinegro con un mes fuera del banquillo, habla de cómo se busca cualquier resquicio para intentar ascender a Segunda B.

En la localidad mallorquina no se habla de otra cosa que de este encuentro. Sa Pobla, ea unos 45 kilómetros de Palma de Mallorca y con 12.000 habitantes, vive una semana de ilusión y euforia. Las entradas se han puesto a un euro, sí a un euro, y se esperan 5.000 espectadores, casi la mitad de la población. No hace falta que les digamos la presión que el público intentará realizar sobre el conjunto balompédico, pero todos confiamos en la madurez adquirida por el equipo de Fabregat para salir airoso del envite.

La cita es a las siete de la tarde, con arbitraje del colegiado catalán Rodríguez Enrique, con retransmisión de Castilla-La Mancha Televisión y RCTM.

No serán muchos los conquenses que estén en Sa Pobla, pero sí sabemos que más de una veintena allí estarán desplazados para animar al equipo y poder celebrar el ansiado ascenso.

JORDI FABREGAT:

Jordi Fabregat, el entrenador de la Unión Balompédica Conquense recibió mediada la mañana del viernes, en pleno viaje a Mallorca, la decisión de Juez de Competición de sancionarle con un mes de inhabilitación tras la denuncia presentada por la U.D. Poblense, que pedía ganar el partido de ida 0-3, tras haber perdido 3-1, por entender que el entrenador balompédico había quebrantado la sanción que se le había impuesto tras el Don Benito-Conquense.

Al final, como era lo lógico según dicta el Reglamento de la Federación Española, la sanción se ha impuesto al técnico, no al club. Por ese motivo, Jordi Fabregat se sentía en cierto modo satisfecho, a pesar de la sanción que, por otro lado, podría haber sido hasta de seis meses.

Hay que aceptar la sanción, me parece correcta y entra dentro de la normalidad. La clave era entender que, si había que sancionar a alguien, era a mí y no al club. En todo momento tenía claro que, en caso de sanción, esta tenía que ser para mí.

Hablamos ahora del partido en Sa Pobla, donde el Conquense defiende un 3-1 de la ida para retornar a Segunda División B. Fabregat nos habla de cómo está el equipo.

Pues yo lo veo muy bien. Hemos viajado 21 jugadores y cinco de ellos tendrán que quedarse fuera de la convocatoria, pero esta semana más que nunca jugamos todos porque nos encontramos ante un partido importantísimo para todos, empezando por el club y terminando por la ciudad. El equipo tiene la máxima concentración posible y por falta de compromiso no va a ser.

Fabregat, aunque no quiere dar a conocerla, tiene clara la alineación inicial que presentará ante el Poblense.

Tengo claro el equipo y el sistema que vamos a utilizar, salvo que en los últimos instantes pase algo raro.

En cuanto a lo que más le preocupa…

Me preocupa el saber que es un partido que no tiene vuelta y que no puedes recuperar los errores que tengas. Es un encuentro final y me preocupa que mis jugadores se comporten como hasta ahora lo han hecho, sin entrar en ningún tipo de provocaciones, que respeten al adversario, al árbitro y al público, así como a la entidad que representan. Espero que jueguen con el compromiso con el que lo han hecho durante toda la temporada.

Información de la U.B. Conquense en www.ubconquense.com

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.