La Vaquilla de San Mateo, en el X Congreso del Toro de Cuerda de Chiva (Valencia)

La localidad valenciana de Chiva se convirtió el último fin de semana de junio en el centro de atención de todos los aficionados a los festejos del toro de cuerda. En este Congreso hicieron demostraciones representantes de distintas localidades en las que se corre el toro de cuerda o vaquilla con maroma, como lo es la Vaquilla de San Mateo de Cuenca. En pocos meses hemos tenido en Chiva coincidencia festiva conquense, primero con el concierto “Camino del Calvario” y ahora con el Congreso del Toro de Cuerda, con la Vaquilla enmaromada de Cuenca. Ricardo Pardo cuenta sus impresiones y aporta datos de la fiesta de Chiva.

 

En el acto de apertura del X Congreso, celebrado el 28 de junio, intervinieron el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus; el diputado de Asuntos Taurinos o “Bous al Carrer”, Isidro Prieto; el alcalde de Chiva, José Manuel Haro, y el matador de toros Enrique Ponce, natural de Chiva. El diestro Enrique Ponce intervino con un discurso sobre lo importante que es mantener los festejos en torno a la figura del toro bravo, ya que sin ellas haría mucho tiempo que su especie, como tal toro bravo, habría desaparecido. Entre las peñas que estaban presentes hubo varias de Cuenca, de las tradicionales fiestas de San Mateo.

 

Maromeros de Cuenca

 DEMOSTRACIONES DE DIVERSAS LOCALIDADES

Al día siguiente, sábado 29, se dedicó por la mañana a la demostración de otras poblaciones, entre ellas Cuenca, con la intervención de varios maromeros. Por la tarde hubo conferencia a cargo del magistrado  Juan Francisco Mejías, ponencias, etc., sobre la fiesta y su legislación, y posteriormente fueron los chivanos los que corrieron los toros unos 45 minutos.

Un apartado muy importante del congreso fueron precisamente las demostraciones que realizaron representantes de los poblaciones de Grazalema, Lodosa, Benavente, Pina del Ebro, Cuenca, Arroyo de Ojanco, Beas del Segura, Carretón, Amposta, Azpeitia, Teruel, Santa Barbará y Onteniente, que nos ayudaron a conocer más en profundidad su forma de entender y correr el toro de cuerda en su localidad e indumentaria típica. Y por supuesto, Chiva, que sacó a la calle dos toros y escenificó los prolegómenos de la primera carrera que se realiza el día 17 de agosto, con los clavarios y clavarias portando la banda y soga del toro.

Las mayores diferencias estuvieron en la de Beas del Segura (Jaén) que sacaron dos toros casi simultáneamente y que están atados con dos cuerdas, una que va delante y la otra detrás, pues en esta población acostumbran a sacar más de 20 toros así, a la vez, por las calles.

 

Presencia de peñas mateas.

 

 ACTOS CULTURALES ENTRE PASODOBLES

En el apartado cultural, durante el acto de apertura del Congreso la Banda Sinfónica de la Sociedad Musical “La Artística” de Chiva, interpretó tres pasodobles: “Enrique Ponce”,  de Domingo Vela, profesor de música y director de la Banda muy vinculado a Chiva y que como su nombre da a entender está dedicado al maestro chivano.  “Natural de Oro y Brillantes”,  de Manuel Morales, compositor y músico de nuestra banda, que es sobrino del maestro, y por último se interpretó: “El torico de la cuerda”, de Luis Serrano, músico y compositor también nacido en Chiva.

Este pasodoble fue encargado por el Ayuntamiento y la Peña Taurina para la celebración del I Congreso que se celebró en Chiva hace ya 10 años, y ha sido interpretado en muchos lugares de América, tanto del Norte como del Sur, en Europa y en Asia, pues Luis Serrano es uno de los actuales compositores españoles con más proyección internacional.

En España, entre otros sitios, ha sido interpretado en el congreso de los Diputados.   También la Orquesta de Pulso y Púa “Villa de Chiva” ofreció un concierto en la jornada de clausura del Congreso.  Otras manifestaciones han sido exposiciones de pintura sobre el mundo del toro, tanto de plaza como de cuerda.  Exposición filatélica y emisión de un sello conmemorativo y matasellos de correos en la oficina de Chiva.

 

 NO FALTARON EL MORTERUELO Y EL AJOARRIERO

También se montó una feria gastronómica donde  15 municipios  de diferentes puntos de la geografía de España dieron a conocer sus platos típicos: embutidos, vinos, aceites, etc., a los miles de visitantes y foráneos, con una amplia variedad culinaria.  En el stand de Cuenca pudimos probar el morteruelo, el ajo arriero, pisto manchego, etc.

La badana que se ata a los cuernos de la cuerda de colores de Chiva.

LA CUERDA DE COLORES Y LA “BADANA”

Por último podemos comentar que la mayor diferencia que yo he apreciado entre el “Torico de Chiva”, es que aquí  la cuerda atada a los cuernos del toro, se hace de colores, normalmente de azul, rojo y amarillo, y esto no lo he visto en las otras demostraciones.

Además es más larga que la de otros pueblos. Otra diferenciación es que la parte que rodea a los cuernos; aquí llamaba “badana” está adornada también con cuero pintado normalmente de color rojo.   Esta “badana”  se decora por su parte delantera con lo que aquí  se le dice “borlas”, que están hechas de lanas de colores.

Por ejemplo, los clavarios entre su indumentaria llevan garrote y sombrero los chicos, quizá rememorando a los antiguos pastores, y las chicas lucen en el pecho una borla. También en la primera carrera que se celebra al primer día de torico (17 de agosto), los clavarios y clavarias portan hasta el toril la cuerda con la badana, quizá como símbolo de que es el instrumento con que el hombre dominará a la bestia.

 

 LA TRADICIÓN DEL “TORICO DE CHIVA”

Aquí es una tradición muy antigua.  Según el historiador de esta población, Manuel Mora Yuste, la primera constancia es del 17 de agosto de 1765.  En aquella ocasión, el toro después de ser corrido durante tres días, los festeros de San Roque lo vendieron y donaron el importe de la venta para la construcción del templo. Actualmente se sigue celebrando los días 17, 18 y 19 de agosto y se saca un toro por la mañana, que corre por la mitad de la población, y otro por la tarde que hace el recorrido en la otra mitad.   Lo de un toro era antes, cuando el casco urbano no era tan grande y las calles eran aun de tierra, ahora tienen que salir varios toros.

 

La organización corre a cargo de la Peña Taurina “El Torico de Chiva”. Antes de existir esta entidad, la organizaban cada año un grupo de chicos y chicas que se les denominaba Clavaria del Torico. Esto fue hasta el año 1963, pero aun todos los años los chicos y chicas jóvenes, de unos 17 años, forman la clavaria, (este año son 25 chicos y 25 chicas) y se hace su presentación oficial.  Están en la Misa y la Procesión del día 15 de Agosto. Reparten el rollo de San Roque y están en las fiestas del Torico como representantes simbólicos de la misma.

 

 

 

 

Deja un comentario