Koopman llenó la Catedral en su fascinante concierto de órgano

El público entrando en la Catedral minutos antes del Concierto.

Son las nueve de la noche del jueves 4 de julio de 2013. Un  sofocante calor veraniego se ha dejado notar durante el día, y en el atardecer el sol crepuscular dora el paisaje de la ciudad, al sur, con los últimos rayos dorando la fachada catedralicia. En la puerta de la Catedral se agolpan numerosas personas para entrar. Se anuncia un concierto de órgano de Ton Koopman. Aún se notan los filtros de luz solar que declinan en las vidrieras del Triforio, de Gerardo Rueda, que son como ventanales de luz y color tras los órganos de la Catedral. Verdes, rojo y amarillo en el órgano de la Epístola y entre azules, blancos y morados en el órgano del Evangelio. En el Altar Mayor, las vidrieras de Gustavo Torner aún lucen el sol del atardecer, refulgentes de color. Falta la música…

En unos minutos, todos los bancos de la Catedral, incluidos los laterales, se han llenado de público expectante, deseoso de escuchar, de espaldas, las notas del concierto del Órgano mayor catedralicio, el de la Epístola, a cargo del holandés Ton Koopman, nacido en Zwolle y formado en Ámsterdam. Según los datos del programa, se trata de uno de los mejores organistas europeos, que como director invitado, ha trabajado con las orquestas más importantes del mundo.

Programa del Concierto 3 con la firma de Ton Koopman

Se trata, en esta ocasión, del Concierto 3 de la III Academia de Órgano Julián de la Orden, que este año consta de diez citas con la música de los restaurados órganos del primer templo conquense. (Aún recordamos las buenas sensaciones del Concierto 2 que ofreció el pasado 15 de junio el organista francés François Espinasse, utilizando los dos órganos, el de la Epístola y el del Evangelio, y que pudimos escuchar dentro del propio Coro de la Catedral).

La primera parte del concierto interpretado por Ton Koopman, según las notas del programa, recogía cinco de las piezas del “hit parade” de la grabación titulada “Batalha. Iberian Organ Music”, realizada en 2009, que reaparecían este jueves 4 de julio en la catedral de Cuenca. Los espectadores pudieron disfrutar de los distintos registros de los sonidos y sobre todo de la maestría de tan consumado organista. Los silencios eran como aplausos entre miradas al Altar Mayor, a los vidriales, columnas y al propio órgano desde el que salían las notas con piezas de los siglos XVI al XVIII, con obras de Juan Cabanilles y Pablo Bruna (precioso el Tiento sobre la letanía de la Virgen).

Si la primera parte tenía el acento del órgano hispano, en la segunda, y según las notas del programa, era una muestra de la música europea de los siglos XVII y XVIII tocada en los órganos hispanos. Las distintas piezas interpretadas fueron muy del agrado de un público muy concentrado en escuchar las notas que salían entre las columnas catedralicias de los compositores Girolamo Frescobaldi y Dietrich Buxtehude, para concluir el holandés Koopman con una partitura de altura: la conocida Pastorale de Johann Sebastián Bach.

Las notas del programa terminaban con una frase que suscribirían todos los asistentes: “La fascinación se renueva y se apodera de nosotros”. Cierto fue, pues tras la interpretación de los cuatro movimientos de Bach, que deseábamos no terminasen nunca, el público aplaudió repetidamente puesto en pie. Un concierto fascinante.

Koopman firmó varios autógrafos y fue muy felicitado.

Las vidrieras reflejaban la oscuridad nocturna y todas las miradas se centraban en el organista holandés Koopman que, agradecido, regaló un bis: la sonata de Scarlati en sol mayor. La fascinación elevada a las alturas de las columnas catedralicias que parecían repetir en eco cada nota. Como le dijo al organista un admirador al final, “Bravo bravísimo”.

 

PRÓXIMO CONCIERTO: ROBERTO FRESCO, 11 DE AGOSTO

El Concierto 4 se ha programado para el domingo 11 de agosto a las 21,00 horas, a cargo de Roberto Fresco, organista titular de la Catedral de Santa María la Real de la Almudena de Madrid, y nacido en Astorga.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.