El Conservatorio (un artículo de 1978)

Mucho se ha escrito y se seguirá escribiendo sobre el Conservatorio Profesional de Música de Castilla-La Mancha que el consejero de Educación y Cultura, Marcial Marín Hellín ha designado que tenga su sede en su Albacete natal, pues ya es sabido y demostrado que los políticos suelen llevarse a su parcela aquello que les interesa cuando tienen mando en plaza, ya sea por la derecha como por la izquierda. Cuenca siempre aspiró a tener el Conservatorio Profesional de Música, desde que hace casi 35 años el Conservatorio empezó su andadura musical en el edificio del antiguo Juzgado y Audiencia, después Conservatorio y más tarde sede de la UIMP, pasando el Conservatorio al gran edificio de Palafox (antiguo Instituto de Enseñanza y Cáritas) que iba a albergar a la Joven Orquesta (JONDE), cuando a Cuenca se le llamaba “Ciudad para la Música”, siendo ministro el diputado por Cuenca, Virgilio Zapatero.

La música no entiende de política ni de números. Y en Cuenca, ciudad ideal para la música, se ha solicitado siempre contar con ese Conservatorio Profesional que en clave de números, en lugar de clave de sol, se ha ido para Albacete ante el estupor general. Sobre los comienzos del Conservatorio de Música de Cuenca, en enero de 1979, hemos encontrado un interesante artículo de Juan Ignacio Bermejo Gironés, un conquense de gran enjundia, que por entonces era secretario general del Ayuntamiento de Barcelona. Con el título “El Conservatorio” el interesante artículo fue publicado el 11 de octubre de 1978 en “Diario de Cuenca”. Eran los meses previos a la matrícula del primer curso.

 

1 comentario en “El Conservatorio (un artículo de 1978)

  1. Si Fraga decía que tenía a toda España metida en la cabeza, tú tienes la historia moderna de Cuenca encerrada en las estanterías de tu casa. Como te digo siempre eres como un libro abierto.
    Saludos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.