Entre cómic y acuarela

Noviembre camina por su mitad y amenaza con nieve en las alturas, o sea, nevada segura en la Sierra, en Cabrejas y en el Cerro de San Cristóbal. Ya en la tarde sabatina los copos hacían su aparición en el atardecer conquense, como retazos de velos de tul ilusión; al arroz que recibían los novios a la salida de la iglesia se unían los copos de nieve para darle aún mayor realce a ese siempre multitudinario recibimiento de los recién casados. “Ya decía yo que la nevada estaba asegurada”, comentaba con cierta gracia macarrónica uno de los invitados que salía al trote viendo que su coche se lo podía llevar la grúa.  Y es que cuando mal se aparca las bodas salen más caras. Fue un aviso de nevada que quedó como postal en el Cerro de San Cristóbal, como si se tratase de una acuarela.

Y es que en estos días de bruma y cielos cerrados el paisaje conquense es como una gran acuarela entre los nubarrones grises que conforman el paisaje otoñal sin el astro sol. Como las 37 acuarelas que a partir de este lunes podremos contemplar gracias al “espíritu emprendedor” de Joaquín Racionero Page, como bien ha escrito Jaime Galdeano Moreno, presidente de la Agrupación Española de Acuarelistas, quien a su vez colabora para poner  el buen hacer de los acuarelistas “a la consideración de la milenaria Cuenca y sus buenos habitantes cuyo respeto y afecto nos han conquistado”. La del 99 es la décima edición y ya el domingo Joaquín Racionero cerraba las puertas de su fogón de las Vistillas para darse una vuelta por el Casco Antiguo, acudir por la tarde al partido de la Balompédica frente al Osasuna y estar el lunes por la tarde en la inauguración.

PINCELADAS URBANAS

En el paseo matinal por la Ciudad Fortificada, los jóvenes jugadores del Osasuna contemplaban con admiración la ciudad y algún espontáneo les explicaba la diferencia entre los encierros de San Fermín  y la Vaquilla de San Mateo. No estaba la Plaza Mayor para muchas explicaciones, porque ya saben los lectores que se encuentra en obras, con el tráfico dividido entre los pocos árboles podados que quedan. Es cierto que la Plaza tendrá mayor vistosidad, pero bueno será tener en cuenta que junto a la colocación de otro tipo de árbol se tenga en cuenta luego lo que supone la instalación de tanta sombrilla de variados colores en las terrazas de verano.

Algo habrá que hacer para darle a la Plaza la vistosidad necesaria como Casco Antiguo que es. En el paseo descubrimos el coqueto rincón que va a quedar en el inicio de la Ronda Julián Romero; se va configurando una plazoletilla de lo que Cuenca es en sí entre la madera, el yeso, la piedra y la hornacina. Las cosas, cuando se hacen con gusto, manteniendo el sabor del paisaje que le rodea, resultan mucho mejor. Esto sí es conservación. Veremos cómo queda El Carmen en su destino final como plaza de recreo y descanso.

No podíamos pasar por alto en la brumosa mañana dominical, fría como del propio noviembre en sí, una visita a la Galería Jamete de la calle Alfonso VIII, donde se exponen los trabajos premiados y finalistas del III Concurso de Cómic de la Diputación de Cuenca. Una gozada, oiga. Mucho arte e imaginación. Y mucha verdad de la realidad cotidiana a través de los dibujos y sus guiones. No se la pierden.

Por allí andaban Jesús Cotillas y Aurelio González, con mucha ilusión de poder abrir pronto las puertas de Santa Cruz, el centro artesanal que puede ser punto de encuentro de todas las artes. Tienen un ambicioso programa. Adelante.

El domingo helado del 14 de noviembre dio poco más de sí, con el Casco metido en obras. En la tarde sabatina los chicos del balonmano, con el Campeador Papitu a la cabeza empataron una batalla cuando estaban “muertos”… y los muchachos de López Sendino volvieron a las andadas de las primeras jornadas, reñidos con el gol. Al árbitro murciano Martínez Franco le «impresionó» Cuenca en su visita mañanera por la parte alta: «Me ha encantado». Se vistió el colegiado de amarillo otoñal. Pero la tarde estaba gris. Una acuarela más desde La Fuensanta con la Cuenca iluminada en lo alto.

José Vicente ÁVILA

 EL DIA DEPORTIVO. 15 de noviembre 1999

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.