Gracita Morales: «Cuenca es increíble de bonita»

José Vicente Avila y Gracita Morales. Junio 1975. Foto: José Luis Pinós.

PÁGINAS DE MI DESVÁN.  «USTED DIRÁ»: GRACITA MORALES, 1975

Gracita Morales visitó Cuenca por vez primera en 1975, no como turista, sino por su trabajo de actriz. Así nos lo confesaba en la entrevista que pudimos tener con ella en un camerino del antiguo Teatro Cine Xúcar, debido a su actuación en la obra teatral “Extraños en mi cama”, que protagonizaba junto a José Sazartonil “Saza”. Fue el 27 de junio de 1975 en un fin de semana en el que la compañía teatral hizo cuatro representaciones, en sesiones de tarde y noche. Gracita se bañó en la piscina del Club Serranía, sin que apenas nadie la reconociese, y pudo darse una vuelta por el Casco Antiguo junto a algunos compañeros de trabajo. El gerente del Teatro-Cine Xúcar, Carlos Martínez, me presentó a la conocida actriz, con quien tomamos un refresco en el bar del «Figón de Pedro».

Al entrar en el camerino, Gracita Morales me invitó a sentarme para hablar más tranquilos, y recuerdo que al coger ella una de las sillas comprobó que estaba un poco sucia y pasando el dedo índice por el “skai” de la silla dijo con su inconfundible voz atiplada: “¡Uy cuánto polvo!”, lo que provocó la carcajada mía y de mi compañero José Luis Pinós, que hizo las fotos, mientras Carlos Martínez se fue raudo y veloz a por un trapo, pidiendo las disculpas correspondientes.

Uste dirá. «Diario de Cuenca», 3 de julio 1975.

Una anécdota seguida de otra, porque antes de las fotos, Gracita le dijo a Pinós que se esperase para maquillarse un poco. “No querrás que salga en el periódico con esta cara, ¡chato!”. Hablamos de cine y teatro, pues Gracita, que por entonces tenia 47 años, ya contaba en su haber con un amplio bagaje de películas y obras teatrales. Nos interesaba, sobre todo, lo que opinaba de Cuenca: “Lo poco que he visto es una maravilla, es increíble de bonita”. Y dado que era una impenitente viajera por su profesión de actriz decía con ese tono de voz que le hizo famosa: “No sé por qué no he venido antes, porque Cuenca me gusta mucho”.

La entrevista de aquel 27 de junio de 1975 fue publicada en “Diario de Cuenca” en la sección “Usted dirá” de la página 2, con la siguiente frase de titular: “El público siempre me imagina de “chacha”, pues es un papel que he hecho muchas veces”. “Me gusta más el teatro por el contacto con el público”

 

Datos de la actriz:  María Gracia Morales Carvajal “Gracita Morales” (Madrid, 11-11-1928 / Madrid, 3-04-1995) participó como actriz en casi un centenar de películas y en unas quince obras de teatro, profesión en la que se inició con 20 años en 1949. Falleció a los 66 años, dejando un vacío difícil de superar en su particular forma de interpretación, pese a su encasillamiento de “chacha”.

La obra “Extraños en mi cama”, escrita por Dare Freeman en 1973, se estrenó en Madrid el 29 de marzo de 1975.  En Cuenca se representó los días 27 y 28 de junio de ese año, interpretada en los papeles principales por José Sazartonil “·Saza” y Gracita Morales, que daban vida al matrimonio inglés formado por Stanley Parker y su mujer Brenda; una divertida comedia de enredos y fiesta de disfraces en la que también intervenían Rosa Fontana, Toni Ballester, Jesús Enguita, Antonio Acebal y Julián Navarro. De la dirección se encargaba Adrián Ortega, famoso entonces por sus revistas de la compañía Colsada.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.