Las leyendas de la Cruz de los Descalzos

 

Dibujo de Emilio Morales con tres momentos de la leyenda.

 

DOS ARTÍCULOS DE HELIODORO CORDENTE EN «GACETA CONQUENSE», HACE 25 AÑOS, SOBRE LA LEYENDA MÁS POPULAR DE CUENCA

Las leyendas de cada pueblo o ciudad forman parte de su historia o de su intrahistoria. Unas nacieron sobre sucesos reales y otras fueron posiblemente fruto de la inventiva o relacionadas con algún suceso o sucedido, porque a veces cuando “el río suena, agua lleva” por citar algún dicho popular. La aventura, los amores y desamores, el riesgo, el peligro y los finales tristes o venturosos se dan en las mil y una historias de cada pueblo o ciudad. Las Leyendas Conquenses, así con mayúsculas, forman parte del acervo popular. La escritora María Luisa Vallejo publicó dos libros sobre leyendas, y otros autores como Antonio Porral, Heliodoro Cordente, Lucas Aledón y algunos más publicaron historietas cotidianas o especialmente de las noches de Todos los Santos y de los Difuntos. Una de las leyendas más populares y representadas es la de “La Cruz de los Descalzos”, con Diego y Diana como protagonistas.

Esta historia, que forma parte del repertorio de las leyendas que suele teatralizar el grupo “Engatos” durante la época estival, la incluyó María Luisa Vallejo en su exitoso libro “Leyendas Conquenses”. El resumen de esta historia, que tiene su parte central en la noche de Todos los Santos, es que en la Cuenca del siglo XVIII apareció por la ciudad una guapa y joven despampanante llamada Diana, que llamó mucho la atención durante los días del verano y de la feria, y desapareció, hasta que volvió a pasearse por la ciudad en los días del otoño.

Dibujo de Estrella Plaza. El marco de la leyenda.

Así, en la tarde-noche del 31 de octubre, los jóvenes conquenses se divertían en las tabernas y tugurios del Casco Antiguo, donde no faltaba alguna casa de alterne en los arrabales de Mangana y la bajada al Carmen. Entre vasos de vino y algazara popular llegó la media noche y los jóvenes se fueron despidiendo para ir a casa. Diego, que era un calavera y tenorio, seguía su fiesta particular con la bella Diana, y aunque también quiso retirarse al cerrarse las puertas de la ciudad, la de Valencia y del Postigo, la de Huete y San Miguel, se dejó convencer por la guapísima Diana, y juntos emprendieron su paseo solitario y amoroso por la Bajada de las Angustias, lejos del mundanal ruido.

El ulular del viento en la noche de todos los Santos, con los chopos de las orillas del Júcar dejando caer las hojas que barría el ventarrón, y las rocas oscuras de la Hoz como testigos mudos de formas misteriosas y fantasmagóricas, ofrecían un misterioso ambiente que obligó a la pareja, sobre todo a Diego, a apresurar su paso hasta pasar la oquedad rocosa que da al atrio de las Angustias.

Los dos, solos ante la Cruz de los Descalzos. Se pararon y se sentaron junto a la Cruz de piedra. Una bombillita daba algo de luz desde la puerta de los Descalzos. Hojarasca y castañas locas alfombraban el frío suelo de piedra y guijarro. Algún ladrido se escuchaba en la noche cerrada y los búhos susurraban sonidos. Diana hechizó a Diego, lo puso en sus brazos y le rodeó con sus manos frágiles, sedosas, desenredando los rizos del cabello del morenazo joven que tenía entre sus manos…

 

LA MANO DE PIEDRA GRABADA EN LA CRUZ

Cuando mayores eran los deseos del joven Diego por poseer a la joven, advirtió Diego que los pies de Diana terminaban en pezuñas. Los zapatos de charol habían desaparecido, y las manos sedosas eran peludas. No era noche de luna llena ni de lobos. El joven se dio cuenta de que estaba en manos del mismo diablo y se agarró a la cruz. Allí quedo grabada en la piedra la mano del pecador arrepentido, cuenta la leyenda de María Luisa Vallejo y otros tantos autores que han seguido la historieta.

La Cruz de los Descalzos en 1988.

 

LOS TRABAJOS DE HELIODORO CORDENTE: TRES LEYENDAS EN UNA

Sobre esta manida leyenda de «La Cruz de los Descalzos» realizó un amplio trabajo Heliodoro Cordente Martínez, que publicó en el semanario “Gaceta Conquense” en 1988, concretamente en los números 188 y 192. En el primer artículo, titulado “Las leyendas de la Cruz de los Descalzos”, Heliodoro Cordente destaca que “la leyenda de Don Diego y Diana puede emanar de un hecho real acaecido en los albores del siglo XVI, en el que Juana García de Santa Fimia, fue acusada de hechicera; existe otra historia inspirada en un suceso real ocurrido en 1706, protagonizado por un soldado”. Viene a resaltar Heliodoro Cordente “Dorito” que es una leyenda con tres historias distintas. (Pinchar el pdf de “Las leyendas de la Cruz de los Descalzos”). leyendas

En el número 192 de “Gaceta Conquense”, del 16 de abril al 6 de mayo, Heliodoro publica una segunda entrega, bajo el título “A vueltas con la leyenda de la Cruz de los Descalzos”, en la que intenta desglosar los personajes fusionados en Don Diego y Diana. Con la inclusión en este Blog de estos dos reportajes, publicados en “Gaceta Conquense” hace 25 años, queremos rendir homenaje de recuerdo en estas fechas a Heliodoro Cordente “Dorito”, fallecido el pasado 3 de julio.

Las leyendas le cautivaban y con ellas andará inmerso entre los silencios de los cipreses y el ulular del viento, que todo se lo lleva. Ver pdf. “A vuelta con la leyenda de la Cruz de los Descalzos”. leyenda

Los dibujos de esta página son de Emilio Morales, que refleja fielmente el final de la leyenda en tres secuencias, y de Estrella Plaza.

 

REPRESENTACIÓN EL SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE POR «ENGATOS»

La leyenda de la Cruz de los Descalzos será representada el sábado 2 de noviembre de 2013 por el grupo teatral “Engatos” en el atrio de las Angustias, con Germán Olivares en cabeza del reparto. La comitiva teatral partirá desde los arcos del Ayuntamiento a las siete y media de la tarde, y la expectación creada es grande, como ya se pudo ver este verano.

 

1 comentario en “Las leyendas de la Cruz de los Descalzos

  1. Gracias José Vicente por rescatar este tipo de cosas y por recordar y nombrar en numerosas ocasiones a mi padre. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.