2003: Una feria consolidada

LAS SIETE TEMPORADAS DE MAXIMINO PÉREZ (V)

“Los triunfadores de Cuenca vuelven a la Feria”. Con este título, el Extra de EL DÍA de San Julián 2003 titulaba la crónica previa al ciclo taurino de ese año “Maximino Pérez vuelve a apostar fuerte en la Feria de Cuenca, en su quinta comparecencia ante los aficionados, ofreciendo cinco festejos que hablan por sí solos del auge que está teniendo el ciclo taurino conquense no sólo en la capital y provincia, sino también en las poblaciones cercanas como Madrid, Albacete o Valencia. La Feria Taurina de San Julián ya es un referente en Castilla-La Mancha y el alto número de abonados viene a demostrar no sólo ese crecimiento sino también la fidelidad a un joven empresario que ha sabido conectar con Cuenca, su afición y su público. Para este 2003 Maximino Pérez ha reunido a lo mejorcito del escalafón en cinco festejos”.

Volvían a Cuenca triunfadores como César Jiménez, Eugenio de Mora y Paco Benito, además de las ganaderías de Martelilla y Santos Alcalde.  La Feria fue presentada un año más en Madrid, en loor de multitud informativa con trofeo para Jesulín de Ubrique por su trayectoria, y en Cuenca con el torico para un joven torero de la tierra como José Manuel Prieto.

Cartel 2003

TRIUNFO DE PRIETO EN LA PRIMERA CORRIDA TELEVISADA POR CMT

La feria se abrió el 23 de agosto con un cartel netamente madrileño: Joselito, El Juli y César Jiménez, con cinco toros de Buenavista y uno de Carmen Borrero, con la plaza casi llena. César toreó y El Juli banderilleó, titulaba EL DÍA, para destacar a los dos toreros que salieron a hombros con tres orejas (César Jiménez) y dos (El Juli), mientras Joselito recibía pitos y palmas.

Para el domingo 23 se programó el festejo de rejones, con dos toros para cada caballero de la ganadería de Jódar y Ruchena. Se produjo la segunda salida a hombros por la puerta grande de Pablo Hermoso de Mendoza y el conquense Paco Benito (una oreja en cada toro para ambos), en tanto que Leonardo Hernández dio la vuelta al ruedo y fue aplaudido

Para el día 25 se había preparado un festejo atractivo con Jesulín, Rivera y el debut en Cuenca de “El Fandi”, líder del escalafón, pero una cogida en los primeros días de agosto le impidió torear, debutando en su lugar Salvador Vega. Se lidiaron toros de Santos Alcalde, con trapío y noblotes. Jesulín, que cortó una oreja y Rivera Ordóñez, que no estuvo acertado, anduvieron por debajo de la condición de los astados, mientras que Salvador Vega fue la sorpresa agradable de la tarde. Maximino acertó de nuevo con la sustitución y si Vega no salió a hombros fue por culpa de la espada. Conquistó al público con una imponente faena en el tercero de la tarde.

El día 26, Maximino Pérez colocó al paisano José Manuel Prieto entre un ilustre veterano como Dámaso González y una figura de peso como Enrique Ponce, en festejo televisado por vez primera desde Cuenca por CMT. El torero de Iniesta estuvo muy decidido y torero y cortó una oreja de ley en cada toro, que le valieron la puerta grande. Dámaso fue ovacionado y Ponce cortó una oreja a los toros de Collado Ruiz.

Se cerraba la feria con los toros de Martelilla, que volvieron a dar buen juego. Eugenio de Mora repetía con este ganado en Cuenca y lo suyo fue de nuevo de puerta grande para el toledano con dos orejas. Miguel Abellán y Manzanares fueron aplaudidos.

En el resumen ferial el semanario “Crónicas” señalaba que “la Cuenca taurina ha dado un giro copernicano desde que Maximino Pérez llegó en el año1999. Si entonces estaba aletargada, ahora goza de buena salud y crece el número de abonados”.

CHICUELITO. (El Día, 30 de abril de 2006)

Deja un comentario