Mariano Haro, en Cuenca, 19-12-1975: «Más pistas y menos slogans»

Mariano Haro Cisneros (27-05-1940, Valladolid), conocido en su etapa atlética como “el león de Becerril de Campos”, el pueblo donde creció, es uno de los atletas españoles más laureados, pues además de haber sido internacional en 62 ocasiones, tiene en su haber 27 títulos de campeón  de España de atletismo en diferentes modalidades, sobre todo de 10.00 metros lisos, que era su especialidad, además de tres subcampeonatos del Mundo, Europeos y dos participaciones en Juegos Olímpicos con puestos en cuarto y sexto lugar, respectivamente. Mariano Haro visitó Cuenca por vez primera el 19 de diciembre de 1975, año en el que volvió a proclamarse campeón de España de Gran Fondo, y se preparaba entonces para participar en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976. Tuve la suerte de entrevistarle y pasar con él una agradable velada en compañía de su esposa.

La visita que Mariano Haro hizo a Cuenca en vísperas de las Navidades de 1975 era para participar en las I Jornadas del Deporte Laboral, pues él pertenecía al equipo “Educación y Descanso” de Palencia. Además de visitar el Casco Antiguo, Mariano Haro no descuidó su preparación y durante una hora entrenó por los alrededores del Polideportivo El Sargal y el Pinar de Jábaga, totalizando unos 18 kilómetros, dado que al domingo siguiente participaba en una prueba en Granollers.

 

DONDE DIJE DIGO, DIGO LO QUE DIJE

Durante el coloquio de las Jornadas del Deporte Laboral, Mariano Haro habló de la problemática a la hora de entrenar y de participar en pruebas por parte de los atletas, cuando el ente federativo no se cansaba de anunciar en carteles el repetitivo “Contamos contigo”, y reivindicó en voz alta esta frase: “Más pistas y menos slogans”, que a muchos asistentes sorprendió, sobre todo al delegado provincial de Educación Física y Deportes, Rafael Araque (ya fallecido), que intentó salir al quite diciendo que Mariano Haro había expresado lo que no quería decir, a lo que el atleta respondió que sí, que había dicho lo que pensaba, y que lo que tenían que hacer era «emplear el dinero de los slogans en construir pistas deportivas o encender muchas estufas”.

 

BAHAMONTES, LUIS OCAÑA, MARIANO HARO : TOLEDO, CUENCA, PALENCIA

La categoría del atleta internacional y la verdad de sus palabras hicieron que el delegado de deportes pusiera punto en boca, cuando se cumplía un mes de la muerte de Franco. Eran años en los que deportistas de provincias de poca población, como Toledo, Cuenca o Palencia, en los casos de Bahamontes, Luis Ocaña y el propio Haro, destacaban o habían destacado a nivel nacional o internacional. Preguntamos al entonces atleta internacional su opinión sobre esa paradoja de que saliesen grandes deportistas –que no futbolista—de ese mundo rural toledano, conquense o palentino. Y así contestaba:

“A mí me parece que los deportes más puros, como pueden ser el atletismo o el ciclismo, son también para hombres duros y hechos a la dureza del campo de Castilla. En términos rurales como Palencia, Cuenca y Toledo, los hombres tenemos más ganas de triunfar y cuando salimos ponemos gran empeño en ello. A lo mejor también influye no tener tantas diversiones y el estar todo mucho más a la mano para poder practicarlo. Por ejemplo, en el ciclismo tienes que coger una bicicleta o en el atletismo enfundarte un chándal, y ponerte a correr por la carretera donde no influye mucho el tráfico. En estos lugares quizá no dispones de un gimnasio adecuado o piscina de invierno, pero sí de espacios libres para practicar el deporte nada más salir de tu casa”.

Mafriano Haro en la Revista mensual «El Banzo», de Cuenca, enero 1976. Página 54.

MARIANO HARO LO TENÍA CLARO: «AYUDAR Y ENSEÑAR LO QUE HE APRENDIDO»

Mariano Haro, que participaría un año más en la San Silvestre vallecana del 75, y que iría a la Olimpiada de Montreal de 1976, con sus últimos triunfos en 1977, en los que ya serían su adiós al atletismo, ya hablaba de lo que haría cuando le llegase el relevo: “Como he sido un hombre que me he tomado el atletismo y el deporte con mucha filosofía, pues nunca se me ha subido a la cabeza, he hecho lo que verdaderamente tenía que hacer: correr más que los demás. Algunas veces lo he conseguido y otras no. No me voy asustar cuando deje de correr. Mi vida profesional está resuelta; soy entrenador de la Obra Sindical “Educación y Descanso”, seguiré ayudando a la organización sindical y creo que ésta será mi vida trazada: ayudar y enseñar lo que he aprendido a través del mundo, sobre todo en atletismo, a otros chicos en Palencia o de otros lugares”.

La entrevista con Mariano Haro, realizada antes de la conferencia, se publicó en “Diario de Cuenca” del 20 de diciembre de 1975, en la sección “Usted dirá…” (ver pdf mariano haro75 )  y en la revista conquense “El Banzo”, número 5, de enero de 1976, que es la página que insertamos.

Mariano Haro Cisneros, que cuenta con 73 años, fue distinguido en 2003 con la Medalla de Oro de la Real Orden del Mérito Deportivo; su nombre orla las calles de siete municipios españoles, entre ellos el de Madridejos (Toledo) y el Polideportivo de Becerril de Campos, el pueblo del que fue alcalde desde 1979 hasta 2003.

Para mí fue un auténtico placer pasar unas horas con Mariano Haro, cuando estaba en el cénit de su atlética carrera, pues conocí a un hombre sencillo y amable. Todo un campeón de la deportividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.