Obituario: Andrés Ortega Ruano, pescadero y turbo

Andrés Ortega Ruano también falleció el día 31 de enero en Cuenca, a los 81 años de edad. Andrés Ortega era conocido popularmente como “el pescadero de las Quinientas”, pues en esa barriada inició su actividad hace más de medio siglo, que es cuando el barrio “Obispo Laplana” comenzó su andadura con sus 500 casitas blancas de rojos tejados. Andrés Ortega llegaba a las llamadas “Quinientas”, por el vulgo popular, desde un antiguo barrio como el de Tiradores, desconchado y ruinoso, en la década de los cincuenta, necesitado de una revitalizción, con gentes hacinadas en viviendas de lumbre baja, estufa y corral.

Foto retrospectiva de Andrés Ortega con sus hijos. Imagen del «Memorial Turbas» facilitada por Julio Rebenaque.

Hasta el nuevo Poblado de Absorción “Obispo Laplana” fueron llegando gentes de todos los restantes barrios conquenses que tenían problemas con sus viviendas. Andrés Ortega tenía un puesto de pescadero en la Plaza del Mercado hasta que se trasladó a la nueva barriada de las «Quinientas» que incluso en los primeros años también se les llamaba «Katanga» porque era noticia en los años sesenta.

Andrés Ortega “el pesca”, como se le conocía popularmente, a veces paseando con su «bastón de serpiente», fue una de las voces autorizadas y reivindicativas del barrio. Amante de las tradiciones conquenses, todos los Viernes Santo vestía su túnica morada, y como “turbo añejo” se le veía con su tambor, pues era el turbo más antiguo de los que actualmente salen con el Grupo Turbas. Andrés Ortega y Eusebio Delgado «El Sustos», dos históricos turbos, mantenían una gran amistad que tenía su relación con la pescadería.

Eusebio Delgado se encargaba de recoger el pescado que llegaba a Cuenca en el tren para repartirlo por las pescederías. Y lo hacía con un carro tirado por un burro, al que en verano le colocaba un sombrero de paja, con dos aberturas por el que asomaban las orejas, nos cuenta Pedro Pinedo, que coincidió mucho con ellos.  Cuando Andrés veía llegar a Eusebio con las mercancías, decía con su guasa tan particular: «Ya está aquí el burro de Eusebio dándonos un susto con el sombrero». Muy amigos los dos no faltaban cada madrugasda de Viernes Santo, Eusebio con su clarín y Andrés con su tambor.

(En los últimos años se han ido a la “otra procesión” del cielo Félix Torrecilla, Muro, Eusebio Delgado  y Pepín, entre otros “viejos turbos”, a los que ahora acompaña Andrés Ortega Ruano). Descanse en paz, y desde estas líneas nuestro sentido pésame a sus hijos y demás familia.

6 comentarios en “Obituario: Andrés Ortega Ruano, pescadero y turbo

  1. Estimado Julio, por una película antigua en la que aparece Andrés y dos de sus hijos ( Miguel y Nacho), al igual que en la foto que comentas, te puedo decir, sin mucho error, que la foto puede ser del año 1972, porque en la película aparece un cartel detrás de ellos donde se anuncia la XI DE MUSICA RELIGIOSA DE CUENCA. Si tenemos en cuenta que la primera fue en el año 1962, la XI corresponde al año 1972. Por eso digo que la foto,año arriba o año abajo, puede ser de ese año Un saludo

  2. Es verdad lo que dice Julio en el último comentario. Yo también conocí turbos, sobre todo de los antiguos, que participaban sólo en las turbas. Me estoy acordando ahora mismo de Hilario Heredia, el peluquero. Recuerdo en una ocasión que me dijo: » no me he puesto un capuz en mi vida». Se refería, de mas está decirlo, al cucurucho antes de cartón, ahora ya de plástico transpirable, o al capirote, como le gusta nombrarlo a Jose Vicente. Un saludo

    Pedro

  3. Ahora que va llegando la Semana Santa y que vamos «calentando motores» con actos, reuniones, subastas de banzos, etc, se nos aparecen con mas intensidad aquellas personas que como Andrés estuvieron relacionadas con ella. Es curioso que Andrés, al igual que otros muchos turbos,( entre los que me encuentro), su vinculación con ella lo fuera única y exclusivamente a través de las turbas, sin restar por ello un ápice a toda la Semana en su conjunto.
    Julio

  4. Me dirijo a la familia de Andrés y aparte de reiterarles el pésame, aunque ya lo hice en su momento, me gustaría que me dijeran de qué año es la foto que acompaña el obituario.
    Un saludo.
    Julio

  5. Pues vaya también para ROSARIO «LA PESCADERA», nuestro reconocimiento y quede constancia de ello. Detrás de un peculiar personaje, como dice Andrés Ortega Crespo, habñia UNA GRAN MUJER.

    José Vicente Avila

  6. Hola amigos…..

    Gracias por recordar a mi padre como realmente hubieramos querido que fuera ….

    La realidad es que la persona que movio a mi padre en toda su polifacetica vida , fué realmente su MUJER y mi gran MADRE…
    ROSARIO LA PESCADERA , esta persona si que merece un apendice en el gran libro de la vida , fue una magnifica madre , que supo llevar con dignidad su gran carga …su dificil marido, pero aún asi Andres el pesca , a toro pasado fué un peculiar personaje de nuestro barrio , las quinientas y nuestra amada ciudad CUENCA –

    GRACIAS amigos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.