El Paseo de Chicuelo II, una realidad anhelada

Descubrimiento de la placa por el alcalde y la familia de Chicuelo II.

Desde el domingo 23 de marzo de 2014 el paseo ajardinado de acceso a la puerta de entrada de la plaza de toros de Cuenca tiene nombre propio: Paseo de Chicuelo II. En un sencillo y emotivo acto, cargado de recuerdos, se descubrió la placa con el referido nombre junto al escudo municipal, a escasos metros del busto en bronce que desde el 27 de agosto de 1967 recuerda a Manuel Jiménez “Chicuelo II”, sufragado por cuestación popular, por iniciativa de la Peña Taurina Conquense, nacida precisamente en 1960 a raíz de la muerte en accidente aéreo del torero de Iniesta. La Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Cuenca aprobó en febrero pasado la propuesta de la familia de Chicuelo II, representada por José Jiménez Esparcia, de dar una calle o un paseo al matador de toros que paseó en triunfo por el mundo taurino los nombres de Cuenca y Albacete, las provincias de su nacimiento y adopción.

El acto de descubrimiento de la placa fue presentado por el crítico taurino José Vicente Ávila “Chicuelito” (pseudónimo en honor de Chicuelo II que utiliza desde 1969), quien trazó una semblanza del torero nacido en Iniesta el 17 de junio de 1926, como bien figura en el Juzgado de Paz iniestense, y fallecido en accidente aéreo en Montego Bago (Jamaica), el 21 de enero de 1960. Junto a Chicuelo II fallecieron su hermano Ricardo, el picador José Díaz y otros 33 pasajeros.

Chicuelito hizo una semblanza de Chicuelo II. Detrás, Eulalio López, Teodomiro Risueño, Juan Avila, José Jiménez Esparcia y la concejala de Festejos, Nieves Mohorte.

Chicuelito recordó pasajes de la sufrida vida taurina de Chicuelo II, que tuvo éxitos importantes en Valencia, Albacete y en Cuenca, y de manera especial en la plaza de Madrid, donde tanto de novillero como de matador, en su confirmación, cortó cuatro orejas en una sola tarde y siete en dos consecutivas. En 1955 fue el líder del escalafón, figura consolidada en España. América y Francia.

Cuando alguna vez le preguntaron que si era el torero conquense de Albacete, o el albaceteño de Cuenca, respondió con certeza: “Nací en Cuenca, me crié en Albacete y por eso quiero igual a las dos provincias, ¿me entiende?”.

Como dato curioso citó José Vicente Ávila la corrida del 31 de mayo de 1957 en Cuenca, con ocasión de la coronación de la Virgen de las Angustias, en la que por primera y única vez en la historia alternaron juntos los toreros del valor. Litri, Chicuelo II y Chamaco.

El monumento a Chicuelo II fue iniciativa de la Peña Taurina Conquense e inaugurado el 27de agosto de 1967.

EULALIO LÓPEZ, PRESIDENTE DE LA PEÑA TAURINA CONQUENSE

El presidente de la Peña Taurina Conquense, Eulalio López, explicó que la peña se había fundado un mes después de la muerte de Chicuelo II, porque Cuenca se había quedado huérfana de toreros, tras contar con cinco peñas, aunando en una todos los esfuerzos. Se hizo el monumento en 1967 y desde siempre se reivindicó una calle o un paseo. Recordó que la familia regaló a la Peña un vestido de luces de Chicuelo II, que ésta donó al Museo Arqueológico de Cuenca, señalando que se solicitará su exposición.

 

RISUEÑO, ALCALDE DE INIESTA

El alcalde de Iniesta, Teodomiro Risueño, recordó la figura del torero paisano, y su actuación en su pueblo en 1952. Manifestó que seguía en pie la idea de colocar un busto de Chicuelo II y espera que se haga antes de que finalice la legislatura. El alcalde entregó un cuadro de la ermita de la Virgen de Consolación a la familia de Chicuelo II.

El sobrino de Manuel Jiménez, José Jiménez Esparcia, dio las gracias en nombre de la familia al Ayuntamiento de Cuenca por la decisión de bautizar este Paseo con el nombre de Chicuelo II, así como a la afición conquense por su cariño.

Un momento del acto en los jardines de la plaza de toros.

JUAN AVILA, ALCALDE DE CUENCA

Finalmente, el alcalde de Cuenca, Juan Ávila, destacó la importancia del acto celebrado y del homenaje que representa a un torero que dio fama a la capital y a la provincia de Cuenca, y que supo mostrar su cariño a Cuenca y Albacete, sus lugares de nacimiento y adopción.  Señaló el alcalde que era un entusiasta de la fiesta de los toros, expresada de forma artística o literaria por Picasso y García Lorca, entre otros, pidiendo por tanto respeto para quienes les gustan las corridas de toros y para los que no les gustan, pues todas las ideas merecen precisamente ser respetadas.

El acto terminó con el descubrimiento de la placa que da nombre a Chicuelo II.

Familia de Chicuelo II, entre ellos sus hermanos José, Trinidad y Ángel

FAMILIA DE CHICUELO II

Entre el más de medio centenar de asistentes se encontraban los hermanos del recordado matador de toros, José, Trinidad y Ángel Jiménez Díaz (Chicuelo III, que debutó con picadoers en Cuenca en 1955), así como sus sobrinos José Jiménez y Ricardo Sevilla “Chicuelo de Albacete”, y otros familiares; concejales del equipo de gobierno y de la oposición; los ex matadores de toros Curro Fuentes y Luis Algara “El Estudiante”, el novillero Aitor Darío “El Gallo”, subalternos, componentes de la Peña Taurina, aficionados y miembros del equipo presidencial de la plaza de toros de Cuenca.

 

1 comentario en “El Paseo de Chicuelo II, una realidad anhelada

  1. Yo te voy toda la notificación fotográfica,y original encuadernado en un álbum de piel de toda la información gráfica del entierro del Maestro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.