Sonidos cofrades

La actualidad del fin de semana, con un ¡NO a la Guerra!  que se escucha como clamor en el mediodía sabatino en la Plaza que fue de Canovas, de Calvo Sotelo y hoy por fin de la Constitución,  pasa ineludiblemente por la actividad de las cofradías de la Semana Santa de Cuenca. Hasta el monumento al Nazareno aparece con su pegatina del NO a la guerra. Una imagen de cómo la ciudadanía expresa sus deseos de paz en un lugar tan emblemático como la Plaza de la Constitución.

Pero junto a esos deseos de paz, y dado que estamos en marzo, la ciudad bulle con acento nazareno, pues las juntas generales prosiguen sus reuniones en el edificio de la calle de Solera, entre subastas de banzos, lecturas de actas, propuestas y presupuesto para pagar los bocadillos de las bandas de música, gasto que esta vez se ha añadido a la Hermandad que lleve banda. Y la pregunta sigue en la calle, “¿Saldrá el Jesús de El Salvador?”. La Junta de Cofradías ya dijo lo que tenía que decir, y es la Hermandad la que debe obrar en consecuencia y con arreglo a sus Estatutos, que son meridianamente claros en su punto primero.

¿SALDRÁ EL JESÚS DE LAS SEIS?

El engorroso asunto ha levantado tantas polémicas que han llevado incluso a la dimisión del secretario de la Hermandad. Esta misma semana pasada, el propio prelado monseñor Del Hoyo recibía en el Obispado a miembros de la directiva. Los puntos sobre las íes, con acento y sin acento. La ciudad, sus visitantes, quieren ver a Jesús Nazareno en el Camino del Calvario, en ese Amanecer Santo que pregonase el que será gran ausente, Luis Calvo: ¿Qué tiene el Amanecer Santo de Cuenca?

Junta general con anuncio de nueva marcha procesional  de la Negación de San Pedro, y función solemne en la matinal del domingo en la parroquia de Santiago y San Pedro; iglesia octogonal que en el futuro podrá ser visitada con más frecuencia y donde habrá conciertos matinales después de la misa. La Hermandad de San Pedro Apóstol tiene en perspectiva muy buenas ideas para hacer más acogedor el recinto religioso más antiguo de Cuenca. La cancela colocada delante del impresionante Paso de Marco Pérez, en la capilla de artesonado mudéjar ya fue un gran acierto.

Como lo será la colocación de la calefacción en esta iglesia con tantos años de historia, que dejó de celebrar sus misas de Gallo por el frío. Al calor de las Hermandades que tienen sus pasos en esta parroquia el sagrado recinto podrá ser en el futuro esa joya que ya en sí lo es por su forma octogonal, pero a la que hay que sacarle el brillo que tiene. Y ser visitada.

Juntas generales del Ecce-Homo, de Jesús Caído y la Verónica y de la Soledad y de la Cruz, congregación de la que sigue como presidente, para cuatro años más, Gregorio de la Llana, el hombre que guarda la historia de Cuenca en miles de papeles de prensa. Actividad plena. Y cómo no, queda pendiente la elección del nuevo prioste del Cabildo de Caballeros y Escuderos de Cuenca, tras el fallecimiento en accidente de tráfico de Domingo Muelas Alcocer. Ya se hizo público que será Miguel García Langa, el canónigo obrero que cada año entrega el Pendón Real de Alfonso VIII al concejal más joven de la Corporación, quien ostente este cargo de prioste del Cabildo, que organiza la procesión del Santo Entierro.

ESCUCHAR MARCHAS DE SEMANA SANTA

Pero junto a esta actividad de las Hermandades, existe otra gran afición por estos lares: escuchar la música de marchas procesionales. A nadie extraña en Cuenca que en «pub» pueda oírse “el San Juan”, en el radiocasete de los coches o en cualquier lugar de trabajo. Sonidos que ahora salen al mundo a través de Internet en la página de «Jesús Amarrado a la Columna.com».  Juan José Millas ha reunido marchas y sonidos, misereres (uno de ellos el de los Paúles) y redobles, que tienen ensimismados a centenares de ínternautas que luego serán miles.

Los sonidos de la Semana Santa gustan escucharlos y por ello el pasado viernes el Teatro Auditorio se llenó a rebosar para deleitarse con el Concierto de Inicio de Cuaresma de la Banda de Música de la Guardia Civil. La sorpresa agradable, que despertó emotivos recuerdos, fue la presencia en el Auditorio de Alejandro Carretero, quien con su “solo” de redobles de tambor puso carne de gallina a los asistentes, al decir de quienes allí estuvieron y disfrutaron. Sonidos cofrades de corazón conquense. Es lo que estos días se escucha en Cuenca.

EL DIA, Crónicas de Bota y Borceguí. 17-03-2003

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.