Las seis tardes de Paquirri en Cuenca

Francisco Rivera “Paquirri”, 1973. Foto: Pinós.

DATO HISTÓRICO: EL 23 DE AGOSTO DE 1973 LE DIO LA ALTERNATIVA A LUIS ALGARA “EL ESTUDIANTE”, CON JULIO ROBLES DE TESTIGO

SE ACABAN DE CUMPLIR 30 AÑOS DE LA MUERTE DE FANCISCO RIVERA EN POZOBLANCO (CÓRDOBA)

 

Por CHICUELITO

Se acaban de cumplir treinta años de la muerte de Francisco Rivera “Paquirri”, un torero cuyo nombre tiene una página relevante en la Historia de la Tauromaquia Conquense, pues fue el padrino de la alternativa del primer torero nacido en la capital, Luis Algara “El Estudiante”, que la tomó el 23 de agosto de 1973 de manos de Francisco Rivera y con Julio Robles como testigo. Seis tardes toreó el diestro de Barbate en el coso conquense, cinco de ellas anunciado en los carteles feriales y una como sustituto de Palomo Linares, en “otra tarde para la intrahistoria”. Al morir Paquirri en Pozoblanco en 1984, publicamos en la contraportada de “Gaceta Conquense” (número 14, del 2 al 8 de octubre) un trabajo apresurado, titulado “Cinco tardes de Paquirri en Cuenca” cuando en realidad fueron seis. Aquel trabajo lo hemos actualizado incluyendo otros datos para comprobar, con el paso del tiempo, los toreros que hicieron el paseíllo en la plaza de Cuenca en esas seis tardes del torero gaditano en el ruedo conquense, desde 1969 a 1981.

“…A las cinco de la tarde / ¡Ay, qué terribles cinco de la tarde! / ¡Eran las cinco en todos los relojes! /Eran las cinco en sombra de la tarde!”…. (De la cogida y la muerte. Llanto por Ignacio Sánchez Mejías. Federico García Lorca. 1935).

“Caíste bajo el sol de Andalucía/ ídolo en flor sobre la frente astada: / Se tiñó el pelo hirsuto en la cornada / de los rojos claveles de tu hombría”. (El ídolo roto, Sonetos a la memoria de Manolete. Antonio García Copado).

Contraportada de “Gaceta Conquense” de 1984

“La muerte de Francisco Rivera “Paquirri” ha conmocionado al pueblo español. Las imágenes recogidas por televisión han sido patéticas y en ellas se ha demostrado la valentía de un torero, cosido a cornadas, Sus palabras en la enfermería alcanzan una tremenda dimensión ante la tragedia que se cernía sobre el propio torero herido de muerte en la plaza cordobesa de Pozoblanco la tarde del 26 de septiembre de 1984, que ya es historia en la fiesta taurina.

Paquirri, como el propio Manolete y José Mata, toreros muertos en la arena, también pisó el ruedo conquense. Hizo el paseíllo en Cuenca en la Feria de San Julián en el intervalo de doce años, desde aquel 23 de agosto de 1969 con dos orejas en su haber, hasta el 23 de agosto de 1981 en que fue despedido con una sonora bronca. Así es la fiesta de los toros. Tardes de gloria con el público volcado en favor del diestro y tardes amargas con el público de uñas”, escribíamos en “Gaceta Conquense”.

PRESENTACIÓN EN CUENCA EN 1969

Francisco Rivera “Paquirri” toreó por vez primera en Cuenca el 23 de agosto de 1969, alternando con Diego Puerta y Ángel Teruel. Esta es la ficha del festejo:

Sábado, 23. Buena entrada. Toros de García Romero Hermanos, de Jerez de la Frontera. Diego Puerta, bronca y una oreja; Francisco Rivera “Paquirri”, dos orejas y vuelta al ruedo; Ángel Teruel, dos orejas y silencio.

Diego Puerta, El Curi, Paquirri y Dorito, en 1969 en el patio de cuadrillas.

Buen debut ante la afición conquense del torero de Barbate. “Como dato anecdótico de esta primera actuación en Cuenca, facilitado por el gran aficionado Gregorio Mora—resaltamos que el banderillero José Vega García “Pichardo”, de la cuadrilla de Paquirri, se sintió indispuesto y el doctor Jesús Mateo le dio la baja, por lo que se quedó en cama en el hostal Mora, haciendo el paseíllo en su lugar el chófer de Paquirri, que según comentaba Gregorio Mora, se limitó a estar en el callejón, y entre barreras, pues el tercio de banderillas lo protagonizaba el propio Paquirri”, publicamos en “Gaceta Conquense”.

En la Feria de 1969 se celebraron una corrida de toros, otra de rejones, una novillada económica y “El Bombero Torero”. Estos fueron los restantes carteles:

Día 25: Corrida de rejoneadores, por vez primera en la plaza de toros de Cuenca. Toros de María Cristina de Terry. Ángel Peralta, Manuel Vidrié, Rafael Peralta y Antonio Ignacio Vargas.

Día 26: Novillada de la Oportunidad. Ganado de Francisco Andréu Cardo. Heliodoro Cordente “Dorito”, Ángel Muñoz “El Curi”, Blas Romero “El Platanito”, Roberto Piles, y Luis Algara “El Estudiante”.

Portada de “Gaceta Conquense” de 1984.

EN 1972 SUSTITUYE A PALOMO LINARES

Paquirri volvió a la plaza de Cuenca tres años después, en la feria de 1972, también el 23 de agosto, pero esta vez sin estar anunciado para sustituir a Palomo Linares. En buena hora le llegó la sustitución, porque la tarde estuvo metida en broncas. Esta es la ficha del festejo:

Miércoles, 23. Lleno. Toros de Salvador Gavira Sánchez y un sobrero del Jaral de la Mira. Francisco Rivera “Paquirri”, que sustituyó a Palomo Linares, bronca y dos orejas y rabo; Antonio Rojas, bronca y vuelta al ruedo; el diestro conquense Curro Fuentes, bronca y dos orejas y rabo.

(Esta corrida fue calificada como de “sinvergüenza” por la falta de trapío de las reses, que no llevaban divisa y presentaban signos descarados de afeitado. En los tres primeros toros se originó la bronca más grande de la historia taurina de Cuenca, según informaba “Diario de Cuenca”. Los picadores no pudieron actuar y Paquirri solicitó cuatro pares de banderillas).

La programación de ese año fue de dos corridas de toros, una novillada picada y el habitual “Bombero Torero”. Estos fueron los actuantes restantes:

Día 22 de agosto: Ocho novillos de Arturo Sánchez. Juan Luis Rodríguez, Luis Algara “El Estudiante”, José Julio Granada, Victoriano Martínez “El Víctor”, de Las Mesas.

Día 24: Toros de Francisco Galache y Pío Tabernero. Julián García, Jesús Sánchez Jiménez y Curro Fuentes. (La primera vez que alternaban los conquenses Jesús Sánchez y Curro Fuentes).

Paquirri habla con Luis Algara en presencia de Julio Robles. Foto de José Luis Pinós de “Gaceta Conquense”

PADRINO DE ALTERNATIVA DE “EL ESTUDIANTE”

Al año siguiente Paquirri volvió a Cuenca, anunciado junto a Julio Robles y Luis Algara “El Estudiante”, el torero conquense que iba a tomar la alternativa, la primera de un diestro local en el coso capitalino, pues ya se habían dado anteriores alternativas: 1932 al mejicano Luciano Ramírez, y 1944 al motillano Amador Ruiz Toledo, segunda alternativa de su corta carrera. La ficha de la corrida del 23 de agosto de 1973 es como sigue:

Jueves, 23 de agosto. Lleno hasta la bandera. Toros de Francisco Galache. Francisco Rivera “Paquirri”, que se sacó la espina del año anterior, cuatro orejas y dos rabos; Julio Robles, palmas y una oreja; el conquense Luis Algara “El Estudiante”, que tomaba la alternativa, dos orejas y vuelta al ruedo.

(La plaza registró un lleno en fecha tan histórica como la alternativa de un torero de Cuenca, que para tan gran ocasión vistió de azul y oro. El toro de la alternativa atendía por “Caminante”. Luis Algara brindó la muerte de este toro a la afición de Cuenca y la del segundo (sexto de lidia), a su padre y su abuelo. Paquirri le brindó a Luis Algara su primer toro. En este festejo resultó herido el banderillero Miguel Polo de la Rosa, de la cuadrilla de “El Estudiante”. Paquirri y Luis Algara salieron a hombros por la puerta grande).

De la crónica que escribí en aquella histórica ocasión en “Diario de Cuenca”, recojo estas líneas: “Paquirri está en el momento cumbre de su carrera. Él se erigió en el triunfador de la tarde. Su primer toro fue protestado por cierto sector de público, pero Paquirri, como si de un novillero rabioso se tratara, lo recibió con una larga cambiada de rodillas que encendió los tendidos”. (…) “Gran actuación la de Paquirri en nuestra plaza en este histórico día. De Paquirri se hablará mucho en Cuenca”.

En esa feria de 1973 se anunciaron tres corridas de toros y un espectáculo cómico-taurino. Los restantes carteles fueron como siguen:

Día 24: Toros de Sepúlveda de Yeltes. Dámaso González, Julián García y Pedro Moya “El Niño de la Capea”, que se presentaba en Cuenca. El Capea ería uno de los diestros que más actuase en las siguientes ferias, tanto por su categoría como por su origen conquense, pues su madre era de Zarzuela).

Día 26: Por vez primera se celebró una corrida de toros con tres diestros conquenses en el cartel. Toros de Antonio Pérez. Bienvenido Luján, Jesús Sánchez Jiménez (herido de gravedad al entrar a matar a su primero), y Luis Algara “El Estudiante”. El rejoneador Manuel de Córdoba completó el cartel.

EN 1977 VUELVE PAQUIRRI EN TARDE DE BRONCAS

En la feria de 1977, Francisco Rivera “Paquirri” vuelve a estar anunciado en el ciclo de San Julián, compuesto de dos corridas de toros, una de rejones y una novillada picada. La ficha del festejo es la siguiente:

Día 23 de agosto: Corrida de toros. No llovió, pero hubo “tormenta” como se puede apreciar en el balance del festejo. Cuatro toros de Juan Pedro Domecq y dos de Ana Romero, muy protestados por el público por falta de trapío y supuestamente afeitados. La tarde estuvo metida en broncas continuas. Francisco Rivera “Paquirri”, división de opiniones y vuelta al ruedo; José María Manzanares, pitos y palmas; Paco Alcalde, silencio y una oreja.

Paquirri charla con Manuel López Montón y José Vicente Ávila “Chicuelito” en el patio de caballos en 1977. Foto; Bersa, “Gaceta Conquense”

En 1977 se programaron dos corridas de toros, un festejo de rejones y una novillada. Estos fueron los restantes carteles:

Día 24. Toros de Amelia Pérez Tabernero y Ana Romero. Santiago Martín “El Viti”, Sebastián Palomo Linares y Pedro Moya “El Niño de la Capea”.

Día 27: Novillos-toros del marqués de Bayamo para rejones. Álvaro Domecq, Manuel Vidrié, Antonio Ignacio Vargas y Joao Moura.

Día 28: Novillos de Amparo Mora y Apolinar Soriano. Victoriano Martínez “El Víctor”, Luis de Aragua y Pepe Luis Vargas.

EN 1979, AMBIENTE CRISPADO, PANCARTAS Y BRONCAS

Las actuaciones de Paquirri en Cuenca se sucedían en paréntesis de dos años en las tres últimas tardes en las que hizo el paseíllo en el coso conquense. En 1979, de nuevo torea el 23 de agosto. Ese año se anunciaron tres corridas de toros y una de rejones. Francisco Rivera volvió a actuar el 23 de agosto. Esta es la ficha del festejo:

Jueves, 23. Lleno. Cinco toros de Sepúlveda, sin trapío y uno de Bernardino Jiménez, regular. Francisco Rivera “Paquirri”, palmas y bronca; Roberto Domínguez, vuelta al ruedo y una oreja; Luis Francisco Esplá, vuelta al ruedo y una oreja.

Paquirri recibe a la verónica. Cuenca, 1979. Foto Pinós, de “Gaceta Conquense”

(Roberto Domínguez sustituyó al anunciado Ángel Teruel, que mandó un telegrama argumentando una lesión. Se presentó en Cuenca Luis Francisco Esplá, que vio como en su primera actuación le devolvieron dos toros al corral, uno tras recibir el primer par de banderillas. El empresario Emilio Miranda declaró que no daría más corridas con Olivo de presidente).

Para darnos una idea del ambiente de crispación taurina que se vivía en Cuenca esos días, por la mala gestión empresarial, resumimos los datos de la corrida del 24 de agosto:

Viernes, 24. Cerca de tres cuartos de entrada. Cuatro toros de Mercedes Pérez Tabernero, uno de Bernardino Jiménez y otro de Arauz de Robles. Dámaso González, saludos y pitos; El Niño de la Capea, una oreja y bronca; Julio Robles, dos orejas y una oreja, dando la vuelta en hombros.

(Una pancarta en latín, y colocada en la andanada del 8 decía: “Quo usque tandem abutere, Miranda patientia nostra”, que traducido al castellano, versus reproche a Catilina, decía: “¿Hasta cuándo, Miranda, abusarás de nuestra paciencia?”. El público gritó en varias ocasiones que “se vaya Miranda”. Dos toros fueron devueltos a los corrales).

La bronca alcanzó su máximo nivel el 26 de agosto con la negativa de Curro Fuentes a torear si no cobraba sus honorarios por parte del empresario Miranda. La corrida comenzó con veinte minutos de retraso hasta que se convenció a Curro Fuentes para que hiciese el paseíllo junto a José Antonio Campuzano y Manili, que completaban el cartel, con toros de Arauz de Robles. Curro fue abroncado, Campuzano cortó una oreja y a Manili le llevó Curro Fuentes dos orejas a la enfermería, tras haber sido cogido. Una feria que transcurrió en un ambiente más que crispado.

 

Ultimo paseíllo de Paquirri en Cuenca en 1981. En el centro, Espartaco; a la derecha, Palomo Linares. Foto de Pinós, “Gaceta Conquense”.

EN LA ÚLTIMA ACTUACIÓN, PAQUIRRI SE INHIBIÓ

La última actuación de Francisco Rivera Paquirri en Cuenca tuvo lugar esta vez el sábado 23 de agosto. La empresa Miranda organizó dos corridas de toros y una de rejones, además de “El Bombero Torero”. Esta es la ficha del día 22:

Sábado, 22. Cerca de tres cuartos de entrada en tarde lluviosa. Toros de Carlos Núñez, Berrocal y Belén Ordóñez. Palomo Linares, dos orejas en su primero y otras dos orejas en el cuarto; Francisco Rivera “Paquirri”, respectivas bronca en sus dos remedos de faena. (Su segundo toro saltó al callejón y se negó a banderillear pese a la petición del público.) Juan Antonio Ruiz “Espartaco”, una oreja bajo la lluvia y dos orejas en el sexto.

La crónica firmada por “Chicuelito”,  en “Diario de Cuenca”, bajo el ladillo “Paquirri no quiso”, refleja el estado de ánimo del torero gaditano ese día: “El público conquense salió muy enfadado con Paquirri, que lució un terno azul prusia y oro. Estuvo el de Barbate apático y engreído. Se inhibió totalmente, no sabemos por qué causas, a pesar de que atraviesa un buen momento. Cierto es que le tocó el lote menos fácil, pero eso no es excusa para un lidiador de su talla que ayer en Cuenca dio el mitin. No quiso Paquirri trabajar ante quienes se habían gastado unas buenas pesetas para verle…”

Los otros dos carteles  tuvieron estas combinaciones:

Día 23. Toros de Manuel Camacho. Dámaso González, José Mari Manzanares y Niño de la Capea.

Día 24. Corrida de rejones. Toros de Amparo Mora. Ángel Peralta, Rafael Peralta, Manuel Vidrié y Antonio Ignacio Vargas.

 

Luis Algara “El Estudiante”, torero conquense. Sus padrinos de alternativa y confirmación murieron por gravísmas cornadas. El testigo de su doctorado, Julio Robles, también falleció. Foto; Lendinez.

LUIS ALGARA LE RECORDABA

La actuación por tanto de Paquirri en Cuenca en las seis tardes en las que hizo el paseíllo se resume así: tres salidas a hombros con un balance de ocho orejas y tres rabos, en sus tres primeras visitas; en las tres restantes las broncas superaron a los aplausos, aunque el mejor recuerdo está en las salidas por la puerta grande, y sobre todo en la tarde histórica del 23 de agosto de 1973 en la que le dio la alternativa a Luis Algara “El Estudiante”, saliendo el de Barbate por la puerta grande con cuatro orejas y dos rabos, y brindar además una de sus faenas al toricantano conquense.

En el reportaje que “Gaceta Conquense” publicó en 1984, sobre la muerte de Paquirri y sus paseíllos en Cuenca, incluíamos un texto escrito por Luis Algara “El Estudiante”, titulado “Quiso cumplir y no defraudar”. Luis Algara terminaba diciendo: “Recuerdo el día de mi alternativa y sus palabras en el momento de cederme los trastos: “Te deseo toda la suerte que yo quisiera para mí”. Estas fueron sus palabras que, en estos instantes, me resultan tremendamente amargas. Por eso, con la fe de los que creemos en Dios, sólo me sale una frase con la que me podría despedir de él. En el Cielo, ¡SUERTE, MAESTRO!”.

(Diez años antes, un toro había segado la vida del portugués José Falcón en la plaza de toros de Barcelona, el 11 de agosto de 1974. Falcón había sido también el padrino de la confirmación de alternativa de Luis Algara en la Monumental de Las Ventas).

CARTELES CON TRAGEDIA

Como dato relevante final, si del cartel de Pozoblanco (Paquirri, El Soro y El Yiyo) sólo queda con vida El Soro, que acaba de reaparecer tras una larguísima retirada por lesión, el cartel de la alternativa de Cuenca de 1973 también se las trae, pues además de la muerte de Paquirri, también hubo que lamentar después el fallecimiento de Julio Robles, como secuela de una cogida que le dejó muy maltrecho y en silla de ruedas. Tragedia y gloria de la Tauromaquia que estos días rememora la trágica muerte de Paquirri.

 

 

 

Un comentario en “Las seis tardes de Paquirri en Cuenca

Deja un comentario