Pedro Pinedo Sánchez, más bueno que el pan

Pedro Pinedo Sánchez
Pedro Pinedo Sánchez

FUE PRESIDENTE DE LA HERMANDAD DE DONANTES DE SANGRE DE CUENCA Y RECONOCIDO A NIVEL NACIONAL POR EL ALTO NÚMERO DE DONACIONES

GRAN MANIFESTACION DE DUELO EN PUEBLA DE ALMENARA

José Vicente ÁVILA

“Era más bueno que el pan”. La frase se repetía una y otra vez en el tanatorio. Noble y sencillo, padre de una gran familia, abuelo y bisabuelo. Se nos ha ido para siempre Pedro Pinedo Sánchez (Puebla de Almenara, 29-04-1935, Cuenca, 24-11-2014), un hombre de corazón grande, trabajador incansable y siempre dispuesto a ayudar a los demás. Valga el dato de que en el XII Congreso Nacional de Donantes de Sangre, celebrado en Zaragoza en mayo de 2003, le fue otorgada la Insignia de Oro de Gran Donante, por el amplio número de donaciones llevadas a cabo. Fue presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cuenca desde 2001 hasta 2008.

Pedro Pinedo Sánchez, conocido en su Puebla de Almenara por el cariñoso apelativo de “Piri”, emigró como tantos puebleños y conquenses en la década de los cincuenta y sesenta a Valencia. Allí encontró enseguida trabajo porque cualidades tenía para ello. La “chispa de la vida”, que él llevaba en su interior como norma de cumplidor en el trabajo, le llevó hasta la empresa Coca-Cola. Atrás quedaron sus años mozos en la Puebla aventando y acarreando, trillando y segando, labrando y lo que le echaran, junto a sus hermanos. Familia numerosa y unida.

Desde Valencia, Pedro Pinedo Sánchez, acompañado de su fiel compañera y esposa Luisa, fue destinado a Cuenca en la década de los 70-80 y se hizo cargo de la Delegación de Coca-Cola. Pronto se hizo querer en la capital y en la provincia aumentando el número de clientes. El almacén de Coca-Cola de Cuenca era una referencia para la zona de influencia de Valencia. Pero junto a la actividad comercial había otra actividad más cercana, al mundo escolar: los Concursos de Redacción y de manera especial en Cuenca, los Concursos de Castillos en la Arena en la Feria de San Julián, contando siempre con numerosos participantes.

Pedro Pinedo junto al ceramista Tomás Bux.
Pedro Pinedo junto al ceramista Tomás Bux.

José Pont (amigo y admirado Pepe Pont), ya fallecido, que fue jefe de relaciones públicas de Colebega, sentía admiración por el trabajo de Pedro, prendado de él por esa sencillez que destilaba en su manera de ser. Muchas veces me lo comentó cuando tuve el honor de formar parte del jurado del Concurso de Redacción de Coca-Cola en la provincia de Cuenca durante algunos años. ¡Menuda alegría se llevó Pedro Pinedo cuando un conquense, Miguel Pardo, ganó el Concurso Nacional de Redacción, creo que en 1978!

Cuando le llegó a edad de la jubilación, Pedro se implicó aún más en hacer bien a los demás. Si ya de por sí colaboraba con la Hermandad de Donantes de Sangre, no sólo aportando su propia sangre, sino colaborando desde Coca-Cola, cuando llegó a la presidencia sus desvelos fueron grandes para estar al pie del cañón, pues sentía la Hermandad como propia, como nos contaba Juan Chamante, que fue secretario durante muchos años.

PRIMER CONVENIO DE LA HERMANDAD CON EL AYUNTAMIENTO

De su labor en la Hermandad, hemos extractado esta noticia de junio de 2008, en la que, como presidente, firmó un convenio con el Ayuntamiento de Cuenca, que además era la primera vez que se hacía.

“El alcalde de Cuenca, Francisco Javier Pulido, y el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de Cuenca, Pedro Pinedo, han suscrito hoy un convenio de colaboración por el que el Ayuntamiento se compromete a aportar 3.000 euros con la que la Hermandad podrá financiar una serie de actividades.
En el transcurso del acto el alcalde de Cuenca ha destacado la labor que lleva a cabo la Hermandad de Donantes de Sangre, una entidad que hace de la solidaridad su razón de ser. Francisco Javier Pulido ha señalado que es la primera vez que el Ayuntamiento de Cuenca firma un convenio con este colectivo y ha mostrado su confianza en que esta línea de colaboración se repita en los próximos años.

Ángel, Pedro Pinedo, Francisco Pulido y Carlos Navarro durante la firma.
Ángel, Pedro Pinedo, Francisco Pulido y Carlos Navarro durante la firma.

Por su parte el presidente de la Hermandad ha agradecido la ayuda del Ayuntamiento de Cuenca y ha señalado que les vendrá muy bien a la hora de organizar algunas de las actividades que llevan a cabo. Pedro Pinedo ha insistido en la importancia de la labor que realiza la Hermandad y ha recordado el lema “donar sangre es donar vida”. Respecto a la necesidad de contar con nuevos donantes, el presidente de la Hermandad ha lanzado un mensaje a los jóvenes para que se integren en la Hermandad, “tenemos que ir renovando los socios y que los más jóvenes se unan a nuestra labor, creemos que saldrán recompensados sólo por el hecho de saber que su gesto están ayudando a otras personas”.

banda de musica
Pedro Pinedo, embargado por la emoción.

LA MÚSICA Y SU PUEBLA DE ALMENARA

Tuve la suerte de compartir muchos momentos con Pedro Pinedo y su familia, tanto en Cuenca como en la Puebla. Me sentí dichoso a su lado. Como miembro de la “Tertulia del Buen Yantar” de Casa Marlo, compartíamos mesa y mantel con otros diez amigos durante muchos años. Siempre jovial y dispuesto a ayudar a todo el mundo.

Fiesta de la Virgen de la Misericordia.
Fiestas de la Virgen de la Misericordia.

La música era su otra gran pasión. Cuando su trabajo se lo permitió, colaboró con la Banda de Música de Puebla de Almenara, tocando el bombo, piano, piano, Y formó parte de la Coral Jarameña de su pueblo, que dirige Miguel Sánchez. Puebla de Almenara, la tierra que le vio nacer, la llevaba en el corazón y allí pasaba muchos fines de semana.

Pedro Pinedo ha batallado durante estos últimos años contra el cáncer. Hasta el último momento ha luchado por estar al lado de su gran familia, de su legión de amigos. En sus últimas horas besaba la estampa de la Virgen de la Misericordia, la Patrona de Puebla de Almenara, como bien recordaba en su funeral el oficiante Gonzalo Marín, ayudado por el nuevo párroco Miguel Ángel Rodríguez.

Coral Jarameña
Coral Jarameña

El funeral y entierro se ha celebrado este martes 26 de noviembre de 2014 en la iglesia parroquial de la Virgen de la Asunción, totalmente abarrotada. Las palabras del sacerdote puebleño Marín, rector del Seminario, han destacado precisamente esas cualidades de Pedro. Y la lectura de la carta de sus nietos, que quieren seguir el ejemplo del abuelo, ha sido más que emotiva. La Coral Jarameña ha puesto polifonía a la misa de difuntos por el hermano Pedro, quien desde allá arriba, seguramente ha entonado esos cánticos de oración y sentimiento, que ha sido sublime por la Coral con la interpretación de “Cerca de Ti, Señor, quiero morar, / tu grande y tierno amor quiero gozar. / Llena mi pobre ser, limpia mi corazón, / hazme tu rostro ver en la aflicción…”

Bandera de luto a media asta en el balcón de la Sociedad.
Bandera de luto a media asta en el balcón de la Sociedad.

Multitudinaria manifestación de duelo. Los restos mortales de Pedro Pinedo Sánchez fueron inhumados en el cementerio de Puebla de Almenara. Desde este Blog, nuestro más sentido pésame para su viuda Luisa; hijos, Pedro, Marisa, Luis, Raquel y Misericordia, nietos, biznietos y demás familia. Descansa en paz, Pedro Pinedo Sánchez, el hombre más bueno que el pan.

Los rosales de Pedro y Luisa.
Los rosales de Pedro y Luisa.

 

Un comentario en “Pedro Pinedo Sánchez, más bueno que el pan

  1. Hola, querido y recordado compañero, Manuel Pinedo:

    te acompaño en el sentimiento por el fallecimiento de este, no se si hermano o en todo caso familiar. Es un bello homenaje. Me uno a vuestro sentimiento y os envío mi condolencia más entrañable, Saludos a tu señora y para ti las gracias por acordarte de m í. Mi padre también era conquense, de Tribaldos, cerca de Tarancón.

Deja un comentario