Archivo de la etiqueta: Columna de los lunes

La Música Celestial

Las lluvias pasadas nos han traído un espléndido tiempo otoñal casi primaveral. El buen tiempo nos ha acompañado en el último fin de semana de octubre, con el domingo más largo del año debido al retraso horario. Una hora más para descansar o para madrugar y aprovechar el garbeo en la mañana deliciosa por las Hoces de Cuenca de todas las tonalidades amarillas de oro viejo, con el Huécar y el Júcar no tan vacantes ni tan verdes, en los romances de Gerardo Diego, pero fortalecidos con el agua caída, que ha hecho brotar hongos y setas por todos los confines de la hermosa Serranía de sonidos de berrea, que es la música celestial del bosque en estos días del octubre que se nos va. Sigue leyendo La Música Celestial

40 años de Arte

José Vicente AVILA
José Vicente AVILA

Celebramos estos días los cuarenta años del Museo de Arte Abstracto Español de Cuenca, como uno de los grandes acontecimientos que vive la ciudad, imbuida en decenas de actos hasta diciembre en el décimo cumpleaños de la declaración de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Precisamente desde el 28 de junio y hasta el 17 de diciembre, va a estar abierta al público la Exposición “La Ciudad Abstracta. 1966: El nacimiento del Museo de Arte Abstracto Español”. En las vísperas del acontecimiento dedicamos esta columna al recuerdo de lo que ha supuesto para Cuenca contar con este Museo, gracias de manera especial a Fernando Zóbel y Gustavo Torner, y a la buena disposición de Rodrigo Lozano de la Fuente, que era alcalde de Cuenca cuando se gestó la idea que él alentó. En la exposición podemos apreciar las tres grandes llaves de la puerta de las restauradas Casas Colgadas, y cómo el propio Rodrigo Lozano intenta abrir la puerta con no poco esfuerzo. Sigue leyendo 40 años de Arte

PintaCuenca

Desde hace seis años, en el primer sábado de la llegada del verano, la Plaza Mayor de Cuenca y todo su conjunto, se convierte en aula de pintura donde decenas de artistas plásticos dan rienda suelta a su creatividad en lo que se conoce como Certamen de Pintura Rápida “Ciudad de Cuenca”, que organiza Caja Castilla-La Mancha y que nosotros llamamos PinturaCuenca. Seis ediciones han venido a prestigiar un certamen conocido en toda España, cita obligada ya para pintores de todas las edades y de todas las modalidades, pues el arte no tiene límites, aunque el paisaje de Cuenca pueda limitar el fondo de cada cuadro. Pero claro, un paisaje  tan subyugante, tan encantador, tan arrebatadoramente mágico, es tema más que obligado, apropiado. Sigue leyendo PintaCuenca

San Isidro

San Isidro es el Patrón de Madrid, o sea, de la Villa y Corte, que lo celebra a lo grande en la Pradera del Santo y sobre todo con el  ciclo taurino más importante del mundo. Hasta los madriles acuden estos días miles de personas a sus fiestas y sobre todo a sus toros, y por San Isidro, Cuenca se llena de madrileños que buscan los aires de la paz y de la quietud. De Madrid al cielo iría el labrador Isidro, pero dejó estela en Cuenca en sus ermitas de Arriba y Abajo. Sigue leyendo San Isidro

Paco Suay y Luis Pascual

Los dos nacieron en 1918 y ambos se nos han ido para siempre en  este mayo florido conquense que intenta recuperar tradiciones de canciones de ronda. El “mayo” de Cuenca es la canción más popular por antonomasia y sus ecos se entremezclan con los sonidos del río Júcar a su paso por San Antón o por el pequeñín Huécar en su roda cantos por la Puerta de Valencia. Francisco Suay, o Paco Suay, como Luis Pascual, forman ya parte de la historia de Cuenca, brillan con luz propia, desde que arribaron a esta ciudad allá por 1940. Suay desde la Valeria que tanto amó, piedra a piedra, y Pascual desde su Guadalajara natal y su paso fugaz por Madrid. Sigue leyendo Paco Suay y Luis Pascual

Cambios

Cambiar la hora es ya una costumbre, que hacemos dos veces al año: en el último fin de semana de marzo en el que adelantamos los relojes en 60 minutos y en el último fin de semana de octubre en el que los relojes se retrasan esa hora adelantada en primavera. Ayer fue por tanto el día más corto del año, con temperatura deliciosa que invitaba al paseo dominical, aunque por aquello de perder una hora de sueño el personal no madrugó. Repasando periódicos observamos que fue en 1974 cuando España se adaptó a este cambio horario con el fin de contar con más horas de luz y propiciar el ahorro energético. Sigue leyendo Cambios

Ya es Primavera

Recordábamos el lunes anterior el aforismo popular de que “marzo varía siete veces al día” y bien que es verdad cuando la Primavera está a la vuelta de la esquina del calendario. Estos días de mediados de marzo los primeros soles han hecho brotar los almendros en flor y dejar la ropa de abrigo durante un par de días en el armario; las gentes han llenado Carretería en los paseos vespertinos y los escaparates han empezado a lucir la moda primaveral que viene rebosante de colores: naranjas, fucsia, verdes, amarillos en la amplia gama de tonalidades. Pero no ha querido el invierno despedirse sin más y nos ha querido demostrar en este puente de San José y del Día del Padre, que el frío existe como existen Teruel y Cuenca. O Valencia, en Fallas, con nuestros Utiel y Requena. Frío sabatino de “matacabras” serrano para llegar a un domingo de ambiente templado, regado en la noche con esa “agua de mayo” para las primeras siembras. Sigue leyendo Ya es Primavera

Citas en Fitur y Sevilla

FITUR, la Feria Internacional del Turismo, está a la vuelta de la esquina de este comienzo de semana de enero, que va a tener su pequeño puente festivo con la fiesta local de San Julián del próximo sábado, 28 de enero. De nuevo en FITUR Cuenca dará la talla como Ciudad Patrimonio de la Humanidad en el año en que se cumple el décimo aniversario de tan merecido título, compartido en su día con la Lonja de Valencia. Los sellos de Correos recuerdan aquel año de 1996 en el que desde tierras mexicanas llegaba la nueva buena, con Federico Mayor Zaragoza como presidente de la UNESCO, que un Viernes Santo nos trajo a Cuenca el título de Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Con Mayor Zaragoza la ciudad de Cuenca ha sido justa rotulando con su nombre una calle. Sigue leyendo Citas en Fitur y Sevilla

Navidad sin Mari Luz

Cada Navidad, los villancicos de Federico cobran vida por la sencillez de sus letras y, sobre todo, porque Federico Muelas quiso universalizar estas estrofillas de amor al Niño Dios en las personas y los oficios. De tal manera, que cada ser humano tenía su cancioncilla navideña, como canción de cuna, para ese Niño divino nacido entre pajas en el humilde portal de Belén. Incluso tituló Federico un villancico que llaman de las nuevas gentes: “Hacia el portal se encamina / gente nueva entre pastores. / Triunfan los fuertes olores: / tinta de imprenta, bencina… / ¡Oh mis delgados senderos / de serrín, hacia Belén! / Vosotros entre corderos / y rabeles y panderos, / nuevos oficios… / Amén”. En el libro “Ángeles albriciadores”, Gerardo Diego escribía en el prólogo que “Federico es puntual todos los años. Cada diciembre parece un poco más alto. Crece, crece como su Cuenca, ciudad de pie, casi en vuelo y, por supuesto, sin más tejado que el mismo azul”. Sigue leyendo Navidad sin Mari Luz

Del otoño conquense (y la pregunta de ‘casas colgantes’)

Esplendoroso domingo otoñal este 17 de octubre, luminoso, que llena las calles de la ciudad de paseantes. Carretería recupera un poco ese paseo dominical, después de misa de doce, pues la urbe urbana ha crecido tanto como lo hacen los mozalbetes, ellos y ellas, sin que apenas nos demos cuenta. Tiene Cuenca tantos lugares cercanos para el paseo dominical de un domingo soleado de otoño, que las gentes caminan de un lado para otro para contemplar ese paisaje dorado que se ofrece, entre la caída de la hoja, y con esa bonancible temperatura del mediodía, tras un fresquito amanecer. Es el otoño de Cuenca que ve amarillear sus chopos, lentamente, sin que apenas hayan aparecido las lluvias para desgracia de los buscadores de níscalos y setas. “Este año no tenemos hongos”, es la frase repetida. Sigue leyendo Del otoño conquense (y la pregunta de ‘casas colgantes’)