Archivo de la etiqueta: Gastronomía

El Ventorro de Mari y Herminio

El Ventorro, a once kilómetros de Cuenca, muy cerca del puente del Chantre y toda su zona de merenderos. El Ventorro de Mariana, en cruce de caminos. El Ventorro de Mari y Herminio, pues no en vano este matrimonio fue capaz de convertir una venta de paso de ganado y de gentes de todo tipo: hacheros, pastores, camineros, vaqueros, viajantes, unos a pie, otros en borrico o a caballo, en una casa de comidas que se ganó su buena fama de buen comer, o dicho en román paladino, del buen yantar serrano. Comida recia para soportar los largos inviernos y carnes de ascuarril y tinto con gaseosa para el corto verano. María Poyatos y Herminio Morillas han terminado su ciclo laboral empresarial en El Ventorro por mor de la jubilación y se despidieron de la fiel clientela en una fecha que cada año estaba marcada en rojo de comedor lleno: Jueves Lardero. Sigue leyendo El Ventorro de Mari y Herminio

La Ponderosa y Las Rejas, entre los cien mejores de España

Cuando en Cuenca se debate si la ciudad presenta su candidatura a Ciudad de la Gastronomía para 2015, con debate político y órdago para la Agrupación de Hostelería, llegó la gran noticia de que dos nombres ya clásicos de la buena gastronomía conquense se mantienen en esa primera línea como lo son el Bar de  tapas La Ponderosa, en la calle de San Francisco, y el restaurante Las Rejas de Las Pedroñeras. Figuran entre los cien mejores restaurantes de España, divididos en diez grupos. Ángel Millán, de La Ponderosa, con el recuerdo a su hermano Rafa, recientemente fallecido, y Manuel de la Osa, de Las Rejas, están en el grupo de los diez mejores de sus respectivos grupos o categorías. Sigue leyendo La Ponderosa y Las Rejas, entre los cien mejores de España

Bar La Ponderosa, santuario de la gastronomía de Cuenca

BAR LA PONDEROSA. Situado en la calle peatonal de San Francisco en Cuenca, en el número 20, esquina a la calle Ramón y Cajal. (Abierto desde el 13 de marzo de 1973)

En  la visita a esta Cuenca Ciudad Patrimonio de la Humanidad es obligado darse un paseo por el Casco Antiguo, recorriendo el puente de San Pablo para admirar las Casas Colgadas y todo el entorno de la Hoz del Huécar, con sus jardines colgantes en Primavera, su verde tamizado veraniego, sus oros otoñales y la plata invernal de la nieve con el clareo del paisaje de los árboles desnudo, además de visitar la Catedral, declarada Patrimonio Nacional el 24 de agosto de 1902, cuatro meses después de hundirse la Torre del Giraldo. Sigue leyendo Bar La Ponderosa, santuario de la gastronomía de Cuenca